Última actualización: 15 abril, 2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

El arnés para perro es un producto de paseo que se ha vuelto popular en los últimos tiempos. Esto se debe a que muchos se preguntan si el uso de collar y correa podría ser dañino para la salud de nuestros caninos. Por eso, actualmente podemos encontrar una gran variedad de modelos que se adaptan a las características de cada mascota.

Además del paseo, el arnés puede tener usos más específicos, como asegurar a nuestro amigo cuando viajamos en coche o ayudar a un perro que sufre alguna discapacidad. Si quieres conocer más sobre este producto, te invitamos a leer el siguiente artículo.




Lo más importante

  • El arnés para perro es un accesorio que va ganando popularidad. En este sentido, es más cómodo para nuestras mascotas que el collar y no ocasiona que se ahoguen si tiran de la correa.
  • Existen muchos modelos de pecheras para perros. Las de tipo “Y” o “H” le ofrecen más libertad de movimiento, mientras que las de tipo noruego se consideran restrictivas. La elección por un modelo debería hacerse pensando en la comodidad del animal.
  • Los principales elementos a tener en cuenta al elegir un arnés son el uso que le daremos. También debemos considerar si nuestro perro tiene necesidades especiales, dado que esto podría implicar que necesitemos un modelo más especializado.

Los mejores arneses para perro del mercado: nuestros favoritos

El sector de productos para mascotas ha crecido mucho en los últimos años, así que existe tanta variedad de productos que en ocasiones no sabemos cuál elegir. Para facilitar tu elección, a continuación te presentamos los mejores arneses para perro que hemos encontrado. Además de una breve reseña de cada uno para que conozcas sus características.

El mejor arnés para perro grande

Este arnés de Rabbitgoo está pensado para las razas de perros más grandes (Golden Retriever, Labrador, Huskie y demás). Consiste en una pechera en forma de “Y” con correas ajustables. Además, su material respirable mantendrá cómodo a tu amigo y, ajustándolo bien, le evitará rozaduras.

También cabe resaltar que tiene dos hebillas: una en la espalda para un paseo normal y otra en la parte delantera, que lo vuelve antitirones. De este modo, te será útil tanto para el paseo cotidiano como para el entrenamiento de tu peludo.

El mejor arnés para perros pequeños

La pechera fabricada por Blevet es la más especializada para los peludos pequeños. Consiste en un chaleco de un material ligero y respirable para que tu perro esté cómodo. Además, incluye una correa de plomo para que puedas conducir a tu perro sin dificultad.

Este accesorio te ayudará a pasear tranquilamente a tu perro y evitar que se escape, algo que puede ocurrir fácilmente con las razas pequeñas. En este sentido, la pechera cuenta con tres tallas y el diseño tiene correas ajustables para que encuentres el tamaño  perfecto.

La mejor pechera para perros para coche

El arnés para perro de SlowTon se encuentra especialmente diseñado para mantener a nuestra mascota segura en el coche. Esto dibo a que evita que camine dentro de la cabina. Además, funciona como cinturón de seguridad.

Es cómodo para el perro, ajustable y con un material respirable. Viene en cinco tallas diferentes. Por último, incluye la correa que se une a la pechera por un extremo y, por el otro, se inserta dentro de la hebilla para el cinturón de seguridad del coche.

La mejor pechera para perro de gama alta

Dentro del mundo de los productos para perros, los arneses Julius-K9 son conocidos por su calidad y resistencia. Es de tipo noruego y se ajusta en el tórax. Además, cuenta con dos formas para sujetar al canino: una hebilla para enganchar la correa y un asa para agarrarlo con la mano.

Este arnés es útil tanto para perros domésticos como para los de servicio, gracias a su resistencia y versatilidad. Adicionalmente, cuenta con nueve tallas para que se ajuste perfectamente a todos los tamaños.

El mejor arnés para perro antitirones

El arnés antitirones fabricado por PetSafe es una gran opción si quieres enseñarle a tu perro a no tirar durante los paseos. Su diseño es sencillo: una correa que rodea el abdomen de tu amigo y otra a la altura de los hombros con la hebilla al frente. Este diseño hace que si tu perro tira se dé la vuelta.

Otra cualidad de este producto es que cuenta con siete tallas y cuatro puntos de ajustes, para que tu canino esté cómodo usándolo. En conclusión, es un gran accesorio para ayudarte a entrenar a tu perro a dar un paseo tranquilo. Con paciencia, poco a poco aprenderá a dejar de tirar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el arnés para perro

Frente al uso tradicional del collar, comenzar a utilizar un arnés para perro puede traernos una serie de dudas. Por ejemplo, el tipo más conveniente o si es adecuado para los perros que tiran. Por este motivo, hemos recopilado las preguntas más frecuentes sobre este accesorio. Esperamos ayudarte a elegir la opción que más te convenga a ti y tu amigo peludo.

Si el perro tira de la correa, la fuerza se distribuirá y no se ahogará. (Fuente: Jacloud: 59291474/ Pixabay.com)

¿Para qué sirve un arnés para perro?

Un arnés para perro, también conocido como pechera, es un accesorio canino conformado por una serie de correas que se colocan alrededor del pecho del anima. Sirven para pasearlo cómodamente, sin ocasionar tensión innecesaria en nuestro compañero canino.

A pesar de que su uso más frecuente es, precisamente, el paseo, existen muchas otras utilidades para este accesorio. Por ejemplo, como un elemento de seguridad al llevar perros en el coche o una ayuda para perros con discapacidad. En el siguiente cuadro te presentamos un resumen de sus principales funciones:

Usos Funcionalidad
Paseo Cómodo para el perro.

Nos permite controlar su comportamiento.

Viaje en coche Evita que el perro interfiera con el chófer.

Sirve como cinturón de seguridad para el canino en caso de accidente.

Perro de asistencia Indica el trabajo del perro.

Introduce al canino en un modo de trabajo.

Perro de rescate Indica la labor del perro.

Introduce al canino en un modo de trabajo.

Puede incluir características especiales para la misión que realiza.

Perro deportista Existen arneses diseñados específicamente para ciertos deportes como montañismo o canicross, para que estas actividades no impacten en su salud.
Perro con discapacidad Arneses diseñados especialmente para ayudar a nuestro perro a tener una buena calidad de vida.

Arnés para pasear al perro

Cuando salimos a pasear con nuestro amigo peludo, el arnés es una buena opción para sujetarlo. Esto se debe a que al colocarlo en torno a su pecho no se ahorcará si tira de la correa. Al mismo tiempo, en algunas situaciones nos permite un mayor control de nuestro perro. En este sentido, podemos sujetar la correa firmemente sin ocasionarle daño.

Arnés para viajar con nuestro perro

De acuerdo con la Dirección General de Tráfico (1), viajar con los animales sueltos en el coche es un riesgo. Tanto para nuestras mascotas como para las personas que viajan en el vehículo. El motivo es que pueden interferir con la visión o la capacidad de maniobra del chófer. Para estas situaciones, un arnés para perro que se sujeta a las hebillas del cinturón de seguridad puede ser una buena alternativa. Principalmente, para mantener a nuestro amigo bajo control y prevenir accidentes.

En este sentido, la DGT (2) recomienda un arnés con doble enganche. Cabe resaltar que en el de un solo enganche la hebilla se rompe en caso de colisión. De este modo, ocasiona que el perro choque con el respaldo del asiento. Esto último puede tener graves consecuencia para la salud de nuestro peludo y también de los demás pasajeros.

Dirección General de Tráfico
"Arnés con dos enganches: El arnés evita el desplazamiento hacia delante. Por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor. Para evitar que la mascota choque contra los asientos (con consecuencias que serían muy graves), deberán tener un sistema de unión corto.” (2)

Arnés para perro de asistencia

Con frecuencia, los perros son entrenados para ayudar a sus dueños cuando estos últimos sufren una discapacidad. Algunas de las labores para las que se entrena a los caninos son:

  • Perros guía: Orientan a las personas ciegas, como lo haría un bastón, y le advierten los peligros.
  • Perros señal: Alertan a las personas con sordera de cualquier sonido importante. Lo hacen a través del contacto físico.
  • Perros de servicio: Ayudan a personas con movilidad reducida recogiendo cosas, presionando timbres, entre otros.
  • Perros para niños autistas: Estos se anclan al piso cuando el niño se queda solo y alertan de cualquier problema.
  • Perros de alerta médica: Sirven a personas con diabetes o con epilepsia. (3)

En todos estos casos, el perro se identifica claramente con una pechera de un color llamativo. Esta indica la discapacidad de su dueño, la institución que lo entrenó y un aviso de no distraer (3). Los arneses diseñados específicamente para perros guía tienen un particular diseño.

Las correas que se colocan en torno al animal, se complementan con una manilla (3). Su dueño puede sujetarla cómodamente. En el caso de los perros de asistencia, el arnés cumple una función adicional, al indicarle claramente al canino que se encuentra en modo trabajo. También nos alerta a los demás humanos que no debemos distraerlo de su labor (3).

Arnés para perros rescatistas

Es igual que para los perros de asistencia, un arnés les sirve a los caninos que trabajan en labores de búsqueda y rescate. Son una señal de que se encuentran en modo de trabajo. Además, suelen utilizar pecheras especialmente diseñadas para estas labores.

Puede ser porque se necesita una gran resistencia (por ejemplo, si se usa para colgarlo de un helicóptero). O que incluya bolsillos para que el canino transporte materiales que requieren los rescatistas.

Arnés para perros deportistas

Nuestros perros son compañeros de vida y, en algunos casos, también pueden ser compañeros de ejercicio. Las opciones son muchas (como la natación o el tradicional juego con disco). Sin embargo, aquí nos enfocaremos en algunas alternativas cuya práctica requiere un arnés especial. Así, ni tú ni tu mascota sufrirán lesiones al practicarlo. Estos son:

  • Montañismo: Para esta actividad, es mejor elegir un arnés con más puntos se sujeción (de tres a cinco). Además, debería incluir una manija que nos permita ayudar al perro a sortear obstáculos. De esta manera, ambos podrán descubrir nuevos senderos con comodidad y seguridad.
  • Rappel: Si deseas practicar este deporte extremo con tu mascota, necesitas una pechera resistente. Además, deberá presentar puntos de sujeción en el pecho, vientre y cadera. Adicionalmente, debe contar con un enganche resistente para “colgar” a tu perro del rappel.
  • Canicross: Este particular deporte consiste en que tu perro tire de ti. Para evitar lesiones, necesitas un arnés donde la correa se sujete a la parte posterior (para que tu perro tire cómodamente). En el otro extremo, debe tener un cinturón cómodo que te puedas colocar en la cintura.
  • Deportes de tiro: En cualquier deporte en que tu perro tenga que tirar de ti o de un objeto, debe optarse por un arnés alargado. En estos, el punto de enganche queda bastante atrás en la espalda.

Te recomendamos que, antes de practicar cualquiera de estos ejercicios, indagues sobre las condiciones físicas que deben cumplir tu perro y tú. De este modo, no se arriesgarán a sufrir lesiones y podrán disfrutar el practicarlo juntos.

Es un accesorio cómodo para pasear, porque no ahorca al perro. (Fuente: Grizzlybear-se: 3414347/ Pixabay.com)

Arnés para perros con discapacidad

Un arnés especial es una buena opción para mejorar la calidad de vida de nuestro amigo, sobre todo si sufre alguna discapacidad (sea de nacimiento o adquirida). En este sentido, existen pecheras especiales para casos de ceguera, displasia o debilidad general.

  • Perro ciego: Consiste en una pechera ajustable de la que sobresale un aro protector. Este queda por sobre su cabeza y evita que se choque con los objetos. Este accesorio le permitirá moverse y explorar el mundo con seguridad, lo que implica una mayor autonomía para tu compañero.
  • Perro con debilidad: Si nuestro amigo ha perdido fuerza, podemos adquirir una pechera con varios puntos de sujeción. También una correa que nos permita sostenerlo y ayudarlo a levantarse del piso.
  • Perro con displasia de cadera: Este es similar al anterior. Solo que, en lugar de cubrir todo el pecho del canino, se coloca solo alrededor de la cadera. De esta manera, cuando pasees con tu mascota, sostendrás la mayor parte de la carga. Como resultado, se reducirá considerablemente el dolor producido por esta condición.

¿Cuáles son los beneficios de un arnés para perro?

Los arneses para perro van adquiriendo popularidad al momento de pasear con nuestros amigos peludos. Sin duda, porque no asfixian a nuestro canino. Además, existen diseños que se adaptan a una gran variedad de usos. A continuación, te presentamos una breve comparativa de las principales ventajas y desventajas de este accesorio:

Ventajas
  • Más cómodo para el perro
  • No lo asfixia si este tira
  • Mayor control de nuestra mascota
  • Ajustable al tamaño del canino
  • Funciona como un mecanismo de seguridad al viajar en coche
  • Modelos especiales pueden ayudar a perros con discapacidad
  • Sirven a distintos usos, según modelos particulares
Desventajas
  • Más difíciles de colocar que, por ejemplo, el collar
  • Escoger un modelo inadecuado para el uso que necesitamos puede incomodar al perro

¿Qué tipos de arneses para perro hay en el mercado?

Escoger un arnés cómodo para nuestro perro es algo esencial, principalmente para mantener su salud y para que disfrute los paseos. Por eso, a continuación, te presentamos las principales ventajas y desventajas de cada tipo de pechera. Teniendo esto en cuenta, podrás elegir una que se adapte a tus necesidades y a las de tu canino.

Tipo de arnés Ventajas Desventajas
“Y”  o “H” Fácil de colocar.

No limita los movimientos del perro.

No ocasiona tensión en el cuello del animal.

Noruego Fácil de poner y quitar.

Deja libre las patas.

La correa en la zona de los hombros podría ser incómoda para el perro.
Antitirones Ayuda a enseñar al perro a no tirar de la correa. Debe utilizarse únicamente para entrenamiento.

Su uso prolongado puede ocasionar daños al animal.

Puede incomodar a tu mascota.

Arneses especiales Se adaptan con precisión al uso que quieres darle. Tienen un uso específico.

Suelen ser inadecuados para otros usos u otros perros.

Arnés para perro tipo “Y” o “H”

Estos modelos son muy parecidos. La diferencia suele limitarse a que el “H” presenta una mayor capacidad de ajuste. Además de que la hebilla va a mitad de la espalda. En el modelo “Y”, en cambio, queda un poco más abajo de los omóplatos. Su nombre se debe a la forma que tienen una vez colocados.

Si ves a tu mascota de frente, observarás la forma de “Y”. Si la miras echada boca arriba, verás la figura de la “H” que forman las correas en su pecho. Generalmente, su diseño se encuentra conformado por cuatro correas. Dos de ellas forman cada una un aro en torno al cuello y el tórax del animal.

Las otras dos, en cambio, se encargan de unir ambas. También puede incluir una pechera en la parte delantera. Este tipo de arneses son considerados no restrictivos. Es debido a que dejan libre la zona de los hombros del perro. Por este motivo, no limitan sus movimientos al andar o correr.

También puede serte útil para pasear a tu mascota en bicicleta. (Fuente: Anthony Fomin: xNOslF_987U/ Unsplash.com)

Arnés para perro tipo noruego

Este tipo de arnés es fácil de distinguir, dado que tiene una correa que se coloca atravesando el pecho del animal (más o menos a la altura de los hombros). Esta se conecta a una segunda correa que rodea el tórax. Finalmente, la pechera se cierra detrás de las patas delanteras. Al igual que los modelos anteriores, tiene la hebilla en la espalda.

Se caracterizan por ser muy fáciles de poner y quitar. En este sentido, se pasa alrededor de la cabeza y tiene pocos elementos que ajustar. No obstante, este tipo de pechera es muy controversial. Esto se debe a que la correa que tiene en el área de los hombros podría limitar el movimiento natural del perro. Esto, a largo plazo, podría ocasionarle problemas de salud.

Las investigaciones respecto a este último punto, sin embargo, no han sido concluyentes. En este sentido, cabe resaltar dos estudios con conclusiones contrapuestas:

  • El equipo de Carr (4) comparó cinco modelos de arneses disponibles en el mercado. Encontró que aquellos con correa cruzada limitan el movimiento del hombro y pueden ocasionar tendinitis en esta zona.
  • El estudio de Lafuente et al. (5) va en sentido opuesto. Asegura que los arneses considerados “no restrictivos” limitan el movimiento en el hombro del perro en mayor medida que los de tipo noruego.

Como verás, no existe un consenso sobre este punto. Por ello, a continuación, te mostramos un vídeo donde se compara la caminata natural de un perro con su paso al usar distintos tipos de arnés. Así, podrás juzgar tú mismo cuál es el más conveniente para tu mascota.

Arnés para perro antitirones

Este tipo de arnés tiene un diseño similar a algunos de los anteriores. Su peculiaridad reside en que posee una hebilla para sujetar la correa en la parte del pecho en lugar de la espalda. Este diseño provoca que, si tu perro tira, la tensión lo haga girar hacia un lado.

Esta pechera es únicamente para entrenamiento. Su uso prolongado puede ocasionar lesiones en tu mascota.

En este sentido, un arnés antitirones por sí solo no hará que tu perro aprenda a no halar la correa. Es solo una herramienta para ayudarte a entrenarlo. Por este motivo, es más recomendable para cachorros que para perros adultos acostumbrados a tirar.

Otro tipo de arneses antitirones son los martingale. Tienen la particular de que, cuando tu perro tira, le ocasionan algún tipo de malestar. Puede ser que le aprieten o que le pinchen. Estos modelos no son recomendables, dado que incomodarán a tu perro. Por lo tanto, lo harán sentirse nervioso durante el paseo e incluso pueden ocasionarle dolor. En resumen, no es probable que ninguno disfrute el paseo.

Finalmente, te recordamos que este tipo de pechera debe usarse únicamente por períodos cortos, durante las sesiones de entrenamiento. Para los paseos es mejor utilizar otro modelo. No obstante, algunos arneses antitirones que tienen también una hebilla en la espalda pueden ser una buena alternativa.

Arneses especiales

En este caso, no hacemos referencia a un único modelo, sino a un conjunto de diversas pecheras. Las mismas tienen una utilidad específica. Algunos ejemplos son:

  • Para llevar al perro en el coche.
  • Para perros con ceguera.
  • Para perros con debilidad muscular o displasia.
  • Para diversos deportes, como canicross o bikejöring.
  • Arneses tácticos para perros de servicio.
  • Arneses con tres puntos de sujeción para razas tipo lebrel, que necesitan una pechera especial por su particular anatomía.

Por eso, al momento de elegir un arnés para perro, debemos tomar muchos elementos en consideración. Estos van desde la talla de nuestro canino hasta el uso que le daremos. Más adelante, te detallamos estos aspectos.

¿Cómo se pone un arnés para perro?

La forma de colocar un arnés depende del modelo específico que has adquirido. Sin embargo, existen dos formas básicas. Para los modelos que se colocan por la cabeza (por ejemplo, tipo “Y”, “H” o noruego):

  1. Sitúate frente a tu perro y procúrate que esté quieto.
  2. Pasa las correa de la parte delantera alrededor de su cabeza y lleva las otras hacia atrás.
  3. Engancha el sistema de cierre que tiene el arnés alrededor del pecho de tu mascota.
  4. Ajusta las correas para que le queden cómodas.

Para los modelos que se colocan alrededor de las patas:

  1. Pasa cada una de las patas por los huecos destinados para ello.
  2. Abrocha las correas que se ubican en la espalda.
  3. Ajusta las correas.

El uso de los arneses suele ser bastante intuitivo. El mayor reto suele ser que tu mascota se acostumbre a utilizarlo, dado que al principio pueden sentirse nerviosos o incómodos. Dale tiempo para que se acostumbre a él. Para ello, te recomendamos que las primeras veces no salgas de casa. Simplemente, déjaselo puesto unos quince o veinte minutos.

Para saber si un arnés le quedará bien a nuestro perro, debemos medir su tórax y cuello. (Fuente: Grizzlybear-se: 3508196/ Pixabay.com)

¿Cómo se mide un arnés para perro?

Para saber si un arnés en particular le quedará bien a tu canino, puedes medirlo. Para esto, necesitas solamente una cinta métrica (como la que usan los sastres). La principal medida que debes tomar es alrededor del tórax. Para ello, rodea la parte más ancha de tu perro con la cinta métrica. Recuerda que debe estar ajustada, pero sin apretar.

En algunos casos, también tendrás que medir el grosor del cuello. Simplemente, repite el procedimiento en torno a su cuello. Recuerda que para que el arnés sea cómodo no debe quedar demasiado ajustado. En este sentido, si encuentras que tu mascota está entre dos tallas, opta por la más grande. Por lo general, las correas son ajustables y podrás llegar al tamaño preciso.

¿Es conveniente un arnés para perros que tiran?

En general, la respuesta es sí. Cuando tu perro tira de la correa sujeta a un collar se ahoga, puede sentir dolor e, incluso, sufrir problemas respiratorios en el futuro. Sin embargo, ya habrás podido comprobar que esto no evita que vuelva a tirar una y otra vez. Esto se debe a que tu amigo tira por un motivo importante para él. Por ende, insistirá en su comportamiento tanto como sea necesario para lograr lo que quiere.

Teniendo en cuenta lo anterior, ya te podrás imaginar que tu perro no va a dejar de tirar simplemente porque le pongas un arnés.

No obstante, como este distribuye la fuerza en su pecho, no sufrirá daño. Adicionalmente, como tiene más puntos de sujeción, tú podrás controlar más fácilmente su comportamiento.

La única forma en que un perro dejará de tirar durante los paseos es que dediques tiempo, energía y mucha paciencia en su entrenamiento. En este sentido, un arnés antitirones puede ser de ayuda para enseñarle a tu amigo a pasear con tranquilidad. Sin embargo, si se usa por tiempo prolongado, puede traer problemas de salud. Así que solo debe utilizarse en las sesiones de entrenamiento.

Si tienes muchos problemas para entrenar a tu perro, lo más recomendable es pedirle ayuda a un profesional. Este sabrá ofrecerte una solución adecuada, según el comportamiento de tu mascota y cómo te relacionas con él.

Puedes usar este accesorio para entrenar a tu perro. (Fuente: Jeffrey F Lin: 42x-zozCT-Y/ Unsplash.com)

¿Cuánto cuesta un arnés para perro?

En el mercado, podemos encontrar una amplia gama de precios para este producto. Los más económicos están por debajo de los 10 euros. Los más costosos, en cambio, pueden situarse por sobre los 50 euros. Los económicos son más sencillos, ya que consisten solo en una serie de correas ajustables.

Pueden ser una buena opción para un uso doméstico, como pasear a nuestro perro diariamente. Sin embargo, hay que verificar la calidad del material para que no se rompa si el can tira de él o lo muerde. Si quieres un arnés de buena calidad para pasear o entrenar a tu perro, posiblemente puedas conseguirlo por menos de 30 euros.

Los arneses más costosos del mercado suelen ser aquellos con un diseño especial. Por ejemplo, los tácticos o los ortopédicos. Por eso, el precio va a depender, principalmente, del uso que le darás y de las necesidades de tu perro.

Collar vs. arnés para perro, ¿cuál elegir?

Muchos amantes de las mascotas tienen dudas sobre abandonar el tradicional collar y sustituirlo por un arnés. Sin embargo, recientemente se han cuestionado los beneficios del primero. Esto se debe a que la presión que ejerce en el cuello del perro hace que se ahogue si tira de la correa. A largo plazo, esto puede producir problemas respiratorios.

La presión (y en ocasiones asfixia) producida por el collar también puede ocasionar tensión ocular, un conocido antecedente del glaucoma. En pocas palabras, el collar ocasiona incomodidad y riesgos para la salud en los perros que suelen tirar de la correa. Además, contrario a cierta creencia, no enseña al canino a que deje de tirar.

Por otra parte, el estudio de Grainger y su equipo (6) no muestra diferencias en el estrés de los perros cuando caminan con collar o con arnés. Por todo lo anterior, no parece que tus hábitos de paseos vayan a sufrir grandes alteraciones por cambiar de uno a otro. Finalmente, te presentamos un pequeño cuadro comparativo de ambos accesorios. Así, podrás elegir el más conveniente para ti y tu amigo peludo.

Características Arnés Collar
Facilidad de uso Fácil de poner.
Necesita más tiempo para ponerlo y acostumbrar al perro.
Se pone fácilmente.
El perro suele tener puesto el collar y está acostumbrado a él.
Comodidad En general, cómodo para el perro, no siente presión en el cuello. Cómodo, pero si el perro tira se hará daño.
Perro que tira Tira sin hacerse daño. Tira y se hace daño en el cuello.
Relación con la salud Un modelo adecuado no ocasiona perjuicio a la salud. La presión en el cuello del animal a largo plazo puede producir problemas respiratorios y tensión ocular.
Uso en el coche Existen modelos que funcionan como cinturón de seguridad, sin ocasionar daño al perro. En caso de colisión, el collar puede ahorcar al perro.

Criterios de compra

Nuestros canes son parte de nuestra familia. Por eso, queremos que los productos que les compramos sean de calidad. Para ayudarte en esta misión, hemos reunido los que, a nuestro juicio, son los criterios más importantes al momento de elegir un arnés para perro.

Uso

La función más frecuentemente del arnés es como un accesorio para pasear a nuestro perro. Sin embargo, también se diseñan para cumplir otras funciones. Por eso, debemos seleccionar uno que se adapte al uso que queremos darle. Algunos ejemplos son:

  • Pasear: Es importante elegir un modelo que sea cómodo para nuestro perro. Por lo tanto, debemos estar atentos a que no interfiera con sus movimientos naturales. También hay que tener en cuenta que sea lo más sencillo posible, para evitar que nuestro amigo se acalore.
  • Viajar en coche: Según recomendación de la DGT (2), para llevar a perros en el coche es recomendable un arnés con dos enganches. Además de mantener las correas cortas.
  • Trabajar como perro de asistencia: La elección del modelo depende del servicio que presta el canino. En este sentido, para un perro guía suele utilizarse un diseño de correas con una manilla. En cambio, para otros trabajos, se prefiere una pechera de color llamativo (3).
  • Trabajar como perro de rescate: En este caso, depende de la labor específica que realiza el perro. Por eso, los modelos de arnés van desde uno sencillo, que sirve de señal, hasta otros que se utilizan para transportar al canino.
  • Hacer deporte: Si planeas hacer ejercicio con tu perro, es importante que verifiques si necesitas un arnés especial. Esto se debe a que una pechera de paseo podría conllevar molestias o incluso un riesgo para la salud del animal. Por ejemplo, los deportes de tiro como el canicross requieren uno alargado con un enganche en la parte trasera.

El arnés en "Y" se considera no restrictivo, dado que deja libre la zona del hombro. (Fuente: Silvana Carlos: G4nPF-hT8iQ/ Unsplash.com)

Talla

La talla es un factor fundamental para que el arnés sea cómodo para tu perro. De este modo, cuando buscamos un modelo, es importante que el fabricante disponga de diversos tamaños para elegir. Puedes saber si una talla determinada le quedará bien a tu perro midiendo la zona del tórax (donde es más ancho) con una cinta métrica.

En algunos casos, tendrás que medir también el contorno del cuello. Esta medida, en conjunto con el peso de tu canino, debería ser un indicador suficiente de la talla adecuada. Sin embargo, si tu perro está entre dos tallas, te recomendamos elegir la más grande, porque luego podrás ajustarla. Además, una más pequeña podría apretarle.

Diseño

Existen muchos modelos de arnese para perros en el mercado. En este sentido, al momento de elegir uno, lo más importante es que sea cómodo para nuestra mascota. Aquí hay algunas recomendaciones:

  • Elige un diseño fácil de poner y quitar: Suele ser preferible uno que se coloque por la cabeza y se asegure en el pecho. Un modelo en el que tengas que levantar las patas de tu mascota para colocarlo será más incómodo para ambos.
  • Procura que no tenga parte móviles: Así tendrás una mejor sujeción de tu canino. Además, este entenderá claramente el mensaje que le trasmites a través de la correa.
  • La hebilla para la correa debe estar en la espalda: La única excepción para ello son los antitirones, pero estos solo deben usarse durante las sesiones de entrenamiento. Nunca para los paseos regulares.
  • Se debe poder ajustar lo más posible: Mientras mejor se adecúe el arnés a tu perro, más cómodo estará.

Ante todo, es importante que el arnés interfiera lo menos posible con el movimiento natural del perro. De este modo, uno tipo “Y” o “H” suelen ser una buena opción, sobre todo ante la controversia no resuelta de si las de tipo noruego son potencialmente dañinas o no (4) (5).

Otro elemento de diseño a tener en cuenta es el clima del lugar donde vivimos. Si este es caluroso, el arnés debe tener la menor cantidad de material posible para que nuestro perro no se acalore. Si el clima es muy frío puede optarse por una pechera, pero esta tampoco debe ser demasiado gruesa o pesada.

Al pasear con un arnés, el perro no sentirá presión en su cuello. (Fuente: Edwinheidt: 5971244/ Pixabay.com)

Materiales

El material de un arnés debe cumplir cuatro características principales:

  • Ser suave, para que no moleste a tu perro. En algunos casos puede incluir una superficie acolchada.
  • Ser transpirable, para evitar que tu canino se acalore o que se acumule humedad dañina para la piel de tu mascota.
  • Ser ligera, para que tu perro pueda moverse con libertad.
  • Ser resistente. Esto se refiere tanto al material de las correas y pechera como a las hebillas. Es que deben soportar mucha tensión si tu mascota tira con fuerza o si las muerde.

En este sentido, el nylon suele ser una buena alternativa, dado que cumple con estos requisitos y se caracteriza por su resistencia.

Comportamiento

Cada perro es diferente y lo manifiesta a la hora de pasear. De esta manera, existen animales acostumbrados a dar un paseo tranquilo, mientras otros son muy inquietos. En este sentido, hay dos casos a tener en cuenta en el momento de adquirir un arnés para perro. Son si este tira mucho de la correa o si se trata de una mascota con miedos.

Si tu perro tira, en general, puedes adquirir cualquier tipo de pechera. No obstante, tendrás que asegurarte de que sus materiales sean resistentes. También puedes ayudarte de un arnés antitirones para entrenarlo, aunque este solo deberías usarlo por períodos cortos.

Si tienes un perro con miedos, en cambio, deberías escoger un arnés antiescape. Existen dos modelos. Unos tienen la correa de las costillas más atrasada, de forma que quede en la parte más estrecha del animal. Otros, en cambio, tienen una tercera correa para mayor sujeción. Ambos dificultan que el perro se salga de la pechera si se asusta.

Un diseño con correas mantendrá a tu perro fresco y cómodo. (Fuente: BrownieM: 5735322/ Pixabay.com)

Necesidades especiales

Si tu perro sufre alguna discapacidad, es recomendable que optes por adquirir un arnés especialmente diseñado para su condición. Estos te permitirán pasearlo con tranquilidad y, al mismo tiempo, le brindarán una ayuda adicional. En este sentido, la pechera que compres dependerá de la condición de tu canino. Algunos elementos adicionales a tener en cuenta son:

  • Para perro ciego: Este arnés debe tener un aro protector para evitar que tu amigo choque con los objetos que se le atraviesen. Como sin duda recibirá muchos impactos, debe ser de un material resistente. Sin embargo, también debe ser ligero para que pueda moverse sin problema. Además, el aro debe estar firmemente sujeto a la pechera.
  • Para perro con debilidad: En este caso, debe optarse por un arnés ortopédico que ofrezca soporte en varios puntos del pecho del canino. Además, debe tener una correa firmemente sujeta, dado que tendrá que soportar la mayor parte del peso de tu mascota.
  • Para perro con displasia: En este caso, deberías optar igualmente por un arnés ortopédico resistente. Sin embargo, para esta condición es preferible que cubra solo la zona de la cadera y no todo el pecho.

Por otra parte, aunque no se trate de una discapacidad, las razas de perro tipo lebrel (como los galgos) suelen requerir un tipo de arnés con tres puntos de sujeción. Estos se adaptan mejor a su anatomía y evitan que se salgan.

Resumen

El momento de dar un paseo es muy importante para nuestros perros. Por eso, queremos que sea lo más placentero posible, tanto para ellos como para nosotros. Un arnés es una buena alternativa para dar paseos cómodos, dado que distribuye la fuerza de nuestro canino (para que no se lastime al tirar de la correa). Además, nos ofrece un mayor control por tener más puntos de sujeción que el collar.

En este sentido, al adquirir este producto, debemos tener en cuenta el uso que le daremos. También el tamaño de nuestro perro, su condición física y su comportamiento. El conjunto de estos elementos determinará el modelo de pechera más adecuado para nosotros.

Si el artículo te ha resultado útil, no olvides compartirlo. También cuéntanos cuál ha sido la experiencia de tu canino con estos accesorios de paseo.

(Fuente de la imagen destacada: YamaBSM: 4543865/ Pixabay.com)

Referencias (6)

1. Fraile CN. Animales sueltos, peligro para pasajeros [Internet]. Dirección General de Tráfico (DGT); 2020.
Fuente

2. Gutiérrez A. ¿Cuál es la forma más segura de transportar a tu mascota? [Internet]. Dirección General de Tráfico (DGT); 2020.
Fuente

3. Vial Cox J. SISTEMA DE IDENTIFICACIÓN Y PROTECCIÓN PARA PERROS DE ASISTENCIA. [Santiago de Chile]: Universidad del Desarrollo; 2017.
Fuente

4. Carr, BJ., Dresse, K., Zink, C. The Effects of Five Commercially Available Harnesses on Canine Gait. 2016.
Fuente

5. Lafuente MP, Provis L, Schmalz EA. Effects of restrictive and non-restrictive harnesses on shoulder extension in dogs at walk and trot. Vet Rec. 2019;184(2):64.
Fuente

6. Grainger J, Wills AP, Montrose VT. The behavioral effects of walking on a collar and harness in domestic dogs (Canis familiaris). J Vet Behav. 2016;14:60–4.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo de revista de un ente oficial
Fraile CN. Animales sueltos, peligro para pasajeros [Internet]. Dirección General de Tráfico (DGT); 2020.
Ir a la fuente
Artículo de revista de un ente oficial
Gutiérrez A. ¿Cuál es la forma más segura de transportar a tu mascota? [Internet]. Dirección General de Tráfico (DGT); 2020.
Ir a la fuente
Tesis de pregrado
Vial Cox J. SISTEMA DE IDENTIFICACIÓN Y PROTECCIÓN PARA PERROS DE ASISTENCIA. [Santiago de Chile]: Universidad del Desarrollo; 2017.
Ir a la fuente
Estudio científico
Carr, BJ., Dresse, K., Zink, C. The Effects of Five Commercially Available Harnesses on Canine Gait. 2016.
Ir a la fuente
Artículo científico
Lafuente MP, Provis L, Schmalz EA. Effects of restrictive and non-restrictive harnesses on shoulder extension in dogs at walk and trot. Vet Rec. 2019;184(2):64.
Ir a la fuente
Artículo científico
Grainger J, Wills AP, Montrose VT. The behavioral effects of walking on a collar and harness in domestic dogs (Canis familiaris). J Vet Behav. 2016;14:60–4.
Ir a la fuente
Evaluaciones