Última actualización: 22 julio, 2020

Nuestro método

19Productos analizados

23Horas invertidas

7Artículos evaluados

76Opiniones de usuarios

Seguro que el producto del que vamos a hablar hoy te resulta familiar. Porque el balón medicinal es una herramienta de entrenamiento físico presente en las aulas de casi cualquier escuela. Desde hace décadas, su uso está asociado a la mejora de la condición física. Pero, además, en los últimos años ha ganado popularidad gracias a las nuevas técnicas de entrenamiento.

Sus usos son ahora mucho más variados. Se utiliza como complemento de numerosas rutinas y actividades de ejercitación muscular. Modalidades tan de moda como el crossfit incluyen el balón medicinal como parte de su desarrollo. Por eso, queremos ahondar un poco más en sus bondades y descubrir por qué es útil un balón medicinal y qué tipos y características presentan.

Lo más importante

  • El balón medicinal es una herramienta de entrenamiento físico. Consiste en una bola esférica de tamaño y peso variables. La particularidad del balón medicinal es precisamente su peso, que ayuda a ejercitar la fuerza y tonificar los músculos.
  • El balón medicinal suele estar relleno de arena, aunque hay también modelos rellenos de agua. En cuanto a su cobertura exterior, tampoco hay un material de uso exclusivo. Podemos encontrarlos de látex, de goma, de cuero o de esponja, por ejemplo.
  • El principal criterio de compra a la hora de adquirir un balón medicinal es el peso. Dependiendo del ejercicio y el entrenamiento muscular que busquemos, necesitaremos un peso u otro. Al contrario de lo que ocurre con otras máquinas de entrenamiento, el peso del balón será siempre el mismo.

Los mejores balones medicinales del mercado: nuestras recomendaciones

Está bien conocer la teoría sobre los balones medicinales. Pero, a veces, algunos consejos prácticos tampoco vienen mal. Con esta lista de recomendaciones podemos ver de un vistazo cuatro modelos especialmente seleccionados. Así, si queremos evitar una búsqueda y comparación intensas, tendremos ya varias opciones en mente. ¡Veamos cuáles son!

El mejor balón medicinal más vendido

Este modelo es perfecto para evitar que el balón se escurra durante el entrenamiento. La cubierta rugosa con hendiduras evita ese efecto. Es uno de los más vendidos de Amazon y no sin razón, cuenta con el 60 % de puntuaciones de 5 estrellas.

El balón está pensado para todo tipo de usos y la marca ofrece un abanico de pesos entre los tres y los doce kilos. No rebota en el suelo. Es versátil, ideal para usos variados.

El mejor balón medicinal para hacer ejercicios

Si estás interesado en un buen balón medicional para hacer ejercicios, ¡ya lo has conseguido! Está disponible en varios tamaños, desde 1kg hasta 5 kg, y en color negro y amarillo. El diámetro en el 2 kg es de 19 cm. Este tipo de balón se limpia fácilmente. La goma es muy resistente.

El balón salta muy bien y se puede utilizar para diferentes disciplinas deportivas. Además, cuenta con cerca del 79 % de puntuaciones de 5 estrellas. ¡No te lo pierdas!

El mejor balón medicinal para entrenamiento

Si lo tuyo es el entrenamiento, este balón medicinal relleno de aire es ideal para tus ejercicios. De hecho, cuenta con 4,5 de 5 estrellas y los usuarios destacan su calidad. Es de plástico e ideal tanto para principiantes y personas avanzadas.

Su diseño es antideslizante y muy adecuado para superficies duras. El acabado texturizado garantiza un fuerte agarre. Incluye un pdf con 20 ejercicios que recibirás a través del email.

El mejor balón medicinal de cuero

Si buscas un balón medicinal de cuero genuino, ¡estás ante él! Se trata de un producto con granulado especial en el interior y muy resistente a la humedad. Por otro lado, es ideal para deportistas que valoran la solidez del material.

Cuenta con 4,7 de 5 estrellas que dan idea de su calidad. También resulta ideal para todo tipo de entrenamiento de disciplinas deportivas. Pesa 1,5 kg, su diámetro es de 21 cm y la circunferencia es de 65 cm.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el balón medicinal

Es momento de saber un poco más sobre el balón medicinal. Vamos a conocer algunos detalles sobre este producto para familiarizarnos con él. Así, tendremos una base de conocimiento útil para cuando tengamos que elegir un modelo concreto. ¡Verás qué interesante resulta descubrir la evolución del balón medicinal y su importancia en la preparación física!

El balón medicinal es una herramienta de entrenamiento físico. Consiste en una bola esférica de tamaño y peso variables. (Fuente: Olson: 35632937/ 123rf.com)

¿Qué es un balón medicinal?

Un balón medicinal es una pelota de forma esférica o redondeada, cuya principal particularidad es su peso. Este no se corresponde con el del material del que está fabricado ni depende de las dimensiones del objeto. El peso de un balón medicinal se obtiene mediante el rellenado artificial con materiales densos, como la arena o el agua.

El uso principal del balón medicinal se encuentra en el ámbito de la actividad física, tanto deportiva como médica o de rehabilitación. Es un elemento más, como pueden serlo las máquinas o las barras y pesas, del entrenamiento físico. Además, es protagonista de algunas disciplinas deportivas no profesionales, como el lanzamiento de balón medicinal.

¿Cuál es el origen y la evolución del balón medicinal?

Ya sabemos que las teorías acerca de los orígenes y usos primarios de los objetos a veces no son más que eso, meras teorías. Sin embargo, varias coinciden en situar el nacimiento del balón medicinal a mediados del S. XX. Las mismas teorías apuntan a un uso inicial de tipo terapéutico.
El balón medicinal se utilizaba en las sesiones de fisioterapia rehabilitadora.

La lógica de su uso en ese campo está relacionada con lo que se conoce como gimnasia pasiva. Es decir, la que permite tonificar o rehabilitar los músculos sin apenas movimiento. Ello reduce al mínimo el riesgo de lesiones y es ideal para personas de edad avanzada. Sin embargo, el uso del balón medicinal pronto se generalizó en las escuelas y, más tarde, en los gimnasios.

foco

¿Sabías que el origen del balón medicinal se sitúa a mediados del S. XX, asociado a la rehabilitación de pacientes con lesiones?

¿Por qué es útil hoy en día un balón medicinal?

La actividad física está hoy más de moda que nunca. Los gimnasios y centros de fitness afloran en cada barrio y están repletos de usuarios. Con esta generalización de la práctica deportiva, se diversificaron también los ejercicios tradicionales. Así, el balón medicinal pasó a tener nuevos usos y su presencia es obligada en cualquier centro deportivo.

El balón medicinal se utiliza tanto para la tonificación muscular como para entrenar la fuerza y la resistencia. Por esto último es habitual su uso en las rutinas de crossfit, una modalidad que lleva el cuerpo al límite. El balón medicinal se puede levantar, lanzar, desplazar o utilizar como resistencia. Sus usos múltiples hacen de él una herramienta muy versátil.

¿Quién puede utilizar un balón medicinal?

¡Cualquiera! Al contrario que algunos otros elementos habituales en los gimnasios, no presenta contraindicaciones importantes. Por ejemplo, sabemos que se desaconseja el uso de barras y mancuernas hasta una cierta edad. Sin embargo, el balón medicinal puede ser utilizado por niños.
Esto se debe a sus propias características físicas y a su peso variable.

De hecho, en algunos casos se usa en terapias rehabilitadoras para dotar de fuerza las extremidades de los más pequeños. El balón medicinal es también apto para personas de edad más avanzada. Facilita la movilidad y ayuda a ejercitar y desentumecer los músculos y articulaciones de forma segura. Por tanto, es bueno —bien utilizado— para casi cualquier edad y finalidad.

El balón medicinal suele estar relleno de arena, aunque hay también modelos rellenos de agua. (Fuente: Ammentorp: 68552765/ 123rf.com)

¿Qué ejercicios se pueden hacer con un balón medicinal?

Acabamos de decir que el balón medicinal destaca por su versatilidad. Pero, ¿cómo se traduce eso en un entrenamiento real? A través de la siguiente tabla, mostramos una enumeración de los usos prácticos del balón medicinal. ¡Y seguro que no están todos! Al menos, veamos los más recurrentes en los gimnasios y centros de entrenamiento deportivo.

Ejercicio Qué trabajamos Balón ideal
Giro con balón Tronco Aumento de peso gradual
Flexiones con balón Brazos y tronco Tamaño intermedio
Sentadillas con balón Piernas En función del usuario
Press de hombros Piernas y brazos (explosividad) En función del usuario
Lanzamiento de balón Abdominales y otros grupos musculares Peso variable según fuerza
Leñador con balón Oblicuos y otros grupos musculares Peso variable según fuerza
Planchas con balón Numerosos grupos musculares Tamaño intermedio/grande

¿Qué tipos de balón medicinal hay?

Los distintos tipos de balón medicinal se distinguen, fundamentalmente, en base a dos factores: su tamaño y su peso. Respecto al tamaño, encontramos balones de diámetros muy distintos, sin que ello se relacione directamente con el peso. Es decir, un balón más pequeño que otro puede, sin embargo, ser más pesado debido a su relleno. Los pesos varían en rangos muy amplios.

Además del tamaño y el peso, hay también otros criterios diferenciadores en los balones medicinales.

Uno de ellos será el material de la cubierta exterior. El látex, la goma o el cuero serán los más comunes. El agarre de unos y otros podrá determinar nuestras preferencias. También el tipo de relleno —arena, agua o incluso acero— condicionará el tipo de balón medicinal.

Pedro Emilio AlcarazInvestigador de la Universidad Católica de Murcia (UCAM)

“Un buen uso del balón medicinal es aquel que maximiza la producción de potencia mecánica -usando la carga óptima- con el fin de producir los mayores desarrollos en el rendimiento deportivo”.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un balón medicinal?

Ya vimos los usos y aprovechamientos del balón medicinal a nivel físico y deportivo. En comparación con otros elementos presentes en los gimnasios, ofrece una gran versatilidad. Aunque también presenta algunas limitaciones, como veremos en la siguiente tabla. En ella, resumimos de forma gráfica las virtudes y defectos del balón medicinal.

Ventajas
  • Versatilidad o usos múltiples
  • Apto para todas las edades
  • Amplia variedad de tamaños y pesos
  • Apto para actividad física y rehabilitación médica o fisioterapia
  • Precios asequibles
Desventajas
  • Difíciles de transportar
  • Voluminosos: ocupan espacio
  • Medida y peso único para cada balón

Criterios de compra

¿En qué es necesario fijarse al comprar un balón medicinal? ¿Cómo sabemos cuál se adapta mejor a nuestras necesidades? En esta sección abordaremos los cinco principales criterios de compra para saber qué balón medicinal elegir. Echémosles un ojo antes de decidirnos por un tipo de balón. No existen los detalles insignificantes a la hora de comprar un nuevo producto.

Tipo de actividad o ejercicio

Es fundamental comprar un balón medicinal que se adapte al tipo de actividad para la que vayamos a utilizarlo. De ello dependerán el tamaño, el peso e incluso los materiales de fabricación. Porque, en función del enfoque que demos a la actividad física, será más útil un balón u otro. Por ejemplo, en actividades de fisioterapia y rehabilitación, veremos balones más ligeros.

Sin embargo, si lo que queremos es ejercitar la fuerza o la resistencia, necesitaremos un balón medicinal adecuado. Es decir, más pesado y que ofrezca mayor dificultad de levantamiento o desplazamiento. Por tanto, lo primero que debemos saber es qué tipo de actividad realizaremos con él y qué necesidades se derivan de ella. A partir de ahí, habrá un balón para cada una.

Los distintos tipos de balón medicinal se distinguen, fundamentalmente, en base a dos factores: su tamaño y su peso. (Fuente: Ammentorp: 87947865/ 123rf.com)

Características del usuario

Igual de importante será saber bien quién va a utilizar el balón medicinal. En los gimnasios encontramos casi todas las tipologías de balones precisamente por eso. La heterogeneidad de los usuarios obliga a que la variedad sea amplia. En nuestro caso, si solo queremos un balón, tendremos en cuenta nuestra condición física. También, qué clase de ejercicios haremos.

En general, si lo que buscamos es solamente un mantenimiento de la forma física, no necesitamos balones muy pesados.

Estos están especialmente indicados para desarrollar la fuerza. Son ideales para actividades de alta exigencia, como el crossfit, en los que llevamos nuestra fuerza al límite. También debemos ponderar factores como la edad o la forma física del usuario.

Dimensiones y peso

Adaptar el balón medicinal a los requisitos de dimensiones y peso es fundamental. ¿De qué nos sirve un balón de cincuenta kilos si no somos capaces de moverlo? ¿O para qué queremos uno de dos kilos si pretendemos aumentar nuestra fuerza? Ya dijimos que las dimensiones no se correlacionan necesariamente con el peso, aunque sí suelen hacerlo: a mayor tamaño, mayor peso.

En este sentido, conviene también saber de antemano dónde vamos a utilizar nuestro balón medicinal.

  1. Si lo hacemos en casa, como mucho lo moveremos entre distintas estancias.
  2. S lo llevamos con nosotros a algún otro punto de entrenamiento, conviene que sea manejable. En ese caso, un balón medicinal demasiado grande y muy pesado no resultará práctico.
Pedro ManonellesPresidente de la Sociedad Española de Medicina Deportiva

“El deporte y la ciencia conforman un binomio positivo, como lo demuestra el uso de determinados ejercicios y herramientas en ambos campos. El balón medicinal es un claro ejemplo”.

Materiales del balón medicinal

¿De látex o de cuero? ¿Esponjoso o recio? ¿Con relieves o liso? Al igual que ocurre con los balones en general, la cobertura exterior puede ser muy variada. Podemos encontrar balones medicinales más parecido a los de vóley, a los de baloncesto o a los de balonmano. Dependerá de cada usuario escoger uno u otro en función de sus preferencias.

Lo ideal es que esté fabricado en un material no resbaladizo. De esa forma, el agarre nos permitirá un manejo más sencillo. También es importante saber de qué está relleno el balón medicinal. La densidad de los posibles rellenos —agua, arena o acero, por ejemplo— es diferente. Por lo tanto, el material de su interior influirá en las dimensiones y el peso del balón.

Versatilidad

Si compramos un solo balón medicinal, mejor que nos sirva para varias cosas. Ya vimos que sus usos son múltiples. Al ser apto para la realización de distintos objetivos con diferentes fines, es un objeto muy versátil. Por ello, conviene explotar esta virtud del balón medicinal a la hora de escoger el nuestro.

Así, tendremos varias herramientas de entrenamiento en una.

Con un mismo balón medicinal podremos realizar ejercicios de fuerza, de resistencia o de recuperación. Para ello, no podemos escoger uno ni demasiado ligero ni demasiado pesado. Buscaremos un modelo de peso intermedio que se adapte a nuestras rutinas y ejercicios. Así, podremos hacer abdominales, sentadillas o lanzamiento con un mismo balón medicinal.

Resumen

¿Ya lo sabes todo sobre el balón medicinal? Esperamos que sí, porque en este artículo hemos hablado de qué es, para qué sirve y cómo puede utilizarse. Vimos sus orígenes como herramienta de rehabilitación médica y la conversión en utensilio de entrenamiento físico. Hoy en día, el balón medicinal es una herramienta versátil presente en cualquier gimnasio.

También incluimos una lista con los cuatro modelos de balón medicinal más interesantes. Pretende ser una guía para los futuros compradores. Como complemento a esa selección, ofrecemos nuestros criterios de compra. Las características y aspectos más relevantes a la hora de decidir qué balón medicinal nos conviene más. En definitiva, un intento por evitar una mala compra.

Si lo que has leído aquí sobre el balón medicinal te ha gustado, ¿por qué no compartirlo con tus amigos a través de las redes sociales? ¡O déjanos aquí tus impresiones a través de un comentario!

(Fuente de la imagen destacada: Frameangel: 34472729/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?