Parece mentira, pero el verano ya está terminando; y es ahora cuando nos entran las prisas por broncearnos antes de que se nos acabe el tiempo, por aprovechar esos últimos rayos de sol mientras aún podamos. Ahora bien, también somos conscientes de que la radiación nos puede provocar problemas serios si no usamos la protección adecuada, así que, ¿qué hacemos?

Una buena solución intermedia es un bronceador solar. Aunque, normalmente, este tipo de productos no están diseñados para protegerte del sol, sino únicamente para potenciar el bronceado, hoy en día hay opciones que, además, bloquean las radiaciones nocivas. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber antes de comprar un bronceador.

Lo más importante

  • Los bronceadores o aceleradores del bronceado estimulan la producción de melanina, con lo que te ayudan a ponerte morena más rápido.
  • Hay bronceadores que incluyen factor de protección solar en sus fórmulas, mientras que otros deben combinarse necesariamente con una crema de protección solar.
  • Al adquirir un bronceador, debes considerar si incluye protección solar, qué composición tiene y cómo está presentado, entre otros factores.

Ranking: Los mejores bronceadores del mercado

Todavía hay quien tiene reticencias a la hora de comprar un bronceador porque no sabe si son nocivos para la piel o si, por el contrario, actúan como un protector frente los rayos perjudiciales del sol. Hablaremos de todo esto más adelante para disipar cualquier duda, pero aquí te presentamos cinco bronceadores que puedes usar con toda tranquilidad.

Puesto nº 1: Isdin – Fotoprotector Active Oil FPS 30

El mero hecho de que exista un bronceador de Isdin ya debería ser una garantía de por sí, pues estamos hablando de una de las marcas fabricantes de productos solares más reputadas del mercado. Este aceite activador tiene un factor de protección solar (de aquí en adelante, FPS) de 30, así que no solo acelera la adquisición del bronceado, sino que también protege la piel.

Mediante su tecnología Pro-Melanin, ayuda a estimular la generación propia de la melanina, con lo que potencia el bronceado hasta en un 43 % adicional. Además, aporta un extra de hidratación, tan necesaria después de tomar el sol. El fabricante recomienda aplicarlo una hora antes de la exposición solar y aplicar de nuevo cada dos horas o después de sudar o nadar.

Puesto nº 2: Ecran Lemonoil – Aceite protector FPS 30

https://www.amazon.es/Ecran-Lemon-Protector-Aceite-30-200/dp/B008CP0H7Q
Ecran es otra de esas marcas de productos solares «de toda la vida» en las que tenemos una total confianza. Su aceite protector Lemonoil tiene un FPS de 30, es decir, que puedes usarlo por sí solo para potenciar tu bronceado al mismo tiempo que proteges tu piel de los rayos nocivos del sol. Según su fabricante, estimula hasta en un 55 % la melanina de la piel.

Su fórmula cuenta con un complejo único de protección celular que funciona como una barrera frente a las quemaduras solares y que previene el envejecimiento prematuro. Tiene una textura no oleosa y de rápida absorción. El formato es en espray, con lo que su aplicación es rápida y cómoda. No contiene parabenos y está testado dermatológicamente.

Puesto nº 3: Australia Gold – Bronzing Intensifier Dry Oil Spray

Australian Gold es un fabricante de productos para el sol también muy reputado, líder en soluciones profesionales de bronceado en todo el mundo. Aunque también ofrece productos con FPS, aquí hemos seleccionado este aceite sin protección por ser el más vendido y el más potente. Eso sí, para usarlo sin correr riesgos, debes combinarlo con un protector solar.

Está elaborado a partir de aceites nativos de Australia, semillas de zanahoria, aloe vera y extracto de plátano; y brinda un moreno más rápido y más duradero. Este fabricante recomienda extender primero el acelerador del bronceado sobre la piel, para después, una vez que se haya absorbido, pasar a aplicar el protector con FPS. Tiene aroma a coco.

Puesto nº 4: Hawaiian Tropic – Dry Oil Continuous Spray FPS 30

Este aceite de Hawaiian Tropic, marca también muy reconocida en el sector de los productos solares, se presenta en formato de espray con vaporización continua para una mayor comodidad y una aplicación más sencilla. No necesitarás combinarlo con un protector solar, dado que este producto tiene un FPS de 30, que ya está bastante bien.

Su fórmula está enriquecida con vitaminas C y E para una protección eficaz, tanto frente a los rayos UVA como UVB. Además, brinda hidratación y protección durante todo el día, es hipoalergénico y resistente al agua. Usuarios previos describen su aroma como «olor a verano». El uso diario de este aceite está avalado por la organización Skin Cancer Foundation.

Puesto nº 5: COCOSOLIS – Choco Sun Tan & Body Oil

Este producto de Cocosolis es uno de los más vendidos en Amazon. Por un lado, te ayuda a obtener un bronceado impresionante; por otro lado, cuida tu piel. La composición de este aceite, a base de ingredientes orgánicos certificados, actúa como una crema humectante que te mantendrá hidratada aún después de la sesión de sol. También cuenta con vitamina E.

Dado que no tiene FPS, es imprescindible que lo combines con un protector solar. El fabricante recomienda aplicar el aceite antes de tomar el sol, pero siempre al menos diez minutos antes de haber usado el protector solar. Dado su agradable aroma, también puede usarse como aceite de masaje relajante o como mascarilla para el cuidado profundo de la piel.

Guía de compra: Lo que debes saber sobre bronceadores

En efecto, como ya hemos mencionado, a pesar de que los bronceadores no son en absoluto unos recién llegados al mercado, todavía hay muchas personas que piensan erróneamente que son nocivos para la salud. Pueden serlo, pero solo cuando se usan mal. En este apartado, vamos a intentar acabar con toda la desinformación que aún persiste a día de hoy.

Una chica en la playa

Los bronceadores o aceleradores del bronceado pueden tener distintas presentaciones y texturas.
(Fuente: Kaspars Grinvalds: 94076760/ 123rf.com)

¿Qué es un bronceador?

En resumen, un bronceador, como su nombre indica, es un producto cosmético diseñado para estimular el bronceado de la piel. Son una buena opción para aquellas personas que tardan en coger color o que, simplemente, no tienen muchos días para hacerlo. Pueden aplicarse en cualquier parte del cuerpo que queramos tornar de color dorado de forma más rápida.

Los bronceadores o aceleradores del bronceado pueden tener distintas presentaciones y texturas, aunque la más común es en botella de aceite con aplicador en espray o por goteo. Aunque trataremos esta cuestión más adelante, es imprescindible adquirir un bronceador con FPS o, en su defecto, combinar su aplicación con la de un producto que sí que lo tenga.

¿Qué ventajas y qué desventajas puede tener un bronceador?

Prácticamente, todos los productos tienen ventajas y desventajas, que pueden depender tanto de composición como de la reacción particular de cada persona. Lo que para unos es bueno, para otros es malo. Los bronceadores, por supuesto, no son la excepción. No obstante, cuando se usan correctamente y con cabeza, tienen muchos más pros que contras.

Ventajas
  • Aceleran la adquisición del bronceado.
  • Los resultados, además, son más duraderos.
  • Hidratan la piel que se pierde con la exposición solar.
  • La piel queda más suave.
  • Muchos tienen propiedades antibacterianas que eliminan el mal olor del sudor.
Desventajas
  • Pueden provocar brotes de acné o reacciones en personas de piel sensible.
  • Si no tienen FPS, pueden dañar la dermis.
  • Si no tienen FPS, pueden acelerar el envejecimiento.
  • Si no tienen FPS, pueden provocar melanomas o cáncer.

¿Cómo funcionan los bronceadores?

Los bronceadores están pensados para tomar el sol. O sea, que no te broncean por sí solos, como sí que hacen los autobronceadores. Un acelerador del bronceado estimula la producción de melanina, que es un pigmento de la piel que se sintetiza al estar expuesto al sol y nos protege de los rayos ultravioletas. Cuanta más melanina fabriques, más intenso será tu bronceado.

Sea como sea, aún usando un bronceador, siempre habrá personas que se bronceen más rápido que otras, o a quienes el moreno les dure más tiempo. Esto depende de sus niveles naturales de melanina, que no se pueden alterar. Una persona de piel clara siempre va a obtener resultados distintos a los que obtendría una persona de piel más oscura.

Una chica aplicándose bronceador

Los bronceadores están pensados para tomar el sol.
(Fuente: Antonio Guillem: 100044115/ 123rf.com)

¿Cómo debe aplicarse un bronceador?

A estas alturas ya debes saberlo: cómo se aplica un bronceador es muy importante para que este no sea nocivo. El principal consejo que podemos darte, para empezar, es que tomes el sol únicamente en los horarios recomendados, que cubras las partes más sensibles de tu cuerpo y que no escatimes en protección solar. Además de eso:

  1. Extiende el bronceador en todas las zonas del cuerpo que quieras que se oscurezcan más rápido. Hazlo antes de salir de casa.
  2. Pasados unos diez o quince minutos, o cuando el bronceador se haya absorbido por completo, aplícate una crema con FPS. Este paso puedes saltártelo si tu acelerador del bronceado tiene un factor de 30 o superior.
  3. Cuando termines de tomar el sol, limpia tu piel de posibles restos de producto y aplícate un aftersun o una loción hidratante y calmante.

¿Los bronceadores son seguros?

Muchas personas se hacen esta pregunta, así que es importante darle una respuesta honesta para la cual hemos de considerar varios aspectos. Para empezar, hay personas de piel muy blanca para quienes tomar el sol siempre es perjudicial, dado que se queman con facilidad y las quemaduras incrementan exponencialmente la posibilidad de padecer un cáncer de piel.

Más allá de esos casos extremos, en palabras de la doctora Cristina Eguren Michelena, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), «en sí mismos, los potenciadores del bronceado no son malos. El problema es que, para que actúen, es necesario broncearse, es decir, exponerse al sol y ahí está el problema».

Una chica en la playa

Un acelerador del bronceado estimula la producción de melanina de tu piel.
(Fuente: maridav: 57342437/ 123rf.com)

Por supuesto, como también señala la médica, «el potenciador del bronceado no sustituye al protector solar». Es decir, que si tu bronceador no cuenta con un FPS de 30 o superior, deberás combinarlo con una crema protectora. Además, «para que el bronceado sea lo más seguro (…) posible, debemos exponernos [a los rayos solares] de manera progresiva».

¿Se puede combinar el bronceador con una crema protectora con FPS?

Claro que sí, y así es como deberías hacerlo siempre. No cometas el terrible error de creer que el protector solar va a evitar que te broncees. Esto quiere decir que la piel del cuerpo adquirirá un color dorado a pesar de que estés usando una pantalla solar.

Las cremas solares, aunque bloquean los rayos nocivos del sol, no frenan la producción de melanina.

Puedes obviar todo lo anterior en caso de que tu bronceador tenga un FPS de 30 o superior. Casi todos los productos que hemos reseñado en este artículo funcionan como protectores. No obstante, la opción de Australian Gold que te hemos presentado en el tercer puesto no tiene factor de protección solar y deberías usarla junto con una crema protectora.

¿Qué pasa si uso bronceador sin combinarlo con protección solar?

No queremos ni pensarlo, pero no te lo recomendamos. Ten en cuenta que los aceleradores del bronceado suelen presentarse en formato oleoso, así que imagínate una sartén con aceite que se coloca en el fuego. Cuando aplicas sobre la piel una sustancia que estimula el bronceado y no la proteges debidamente, no te pondrás morena, sino que te quemarás.

Cuando te quemas, la piel se reseca y al cabo de unos días empieza a pelarse, ¡así que vuelta a empezar! No solo es que pueda ser muy perjudicial para la salud, sino que, además, ralentiza todo el proceso del bronceado. De nuevo, te repetimos que nada de esto se cumple cuando usas un bronceador que ya cuenta con filtro de protección solar.

Una chica poniéndose crema

El FPS es uno de los criterios más importantes a la hora de adquirir un bronceador o acelerador del bronceado. (Fuente: maridav: 36864968/ 123rf.com)

¿Qué más se puede hacer para conseguir un bronceado sano, intenso y duradero?

Ahora que ya sabes que la protección es imprescindible para tomar el sol y que, además, no entorpece el proceso del bronceado, vamos a darte varios consejos más para que termines el verano con un tono de piel bonito, sano, intenso y duradero. El primer truco, claro, es que uses un bronceador o acelerador del bronceado, pero, ¿qué más puedes hacer?

  • Mantén la piel hidratada. Toma líquidos ―preferiblemente agua, pero también pueden ser zumos― frecuentemente antes y durante la exposición al sol. Después, no escatimes en crema humectante, de modo que la piel esté más elástica y luminosa.
  • Consume alimentos que estimulen el bronceado, como la zanahoria, el kiwi o el aguacate, que son ricos en vitaminas A, que favorece la pigmentación de la piel; C, que tiene efecto antioxidante, y E, que ayuda a proteger la piel de los rayos solares.
  • Exfolia la piel al menos una vez por semana antes de exponerte al sol y reduce la frecuencia una vez que te hayas bronceado ―si no quieres perder el color más rápido―. La exfoliación sirve para eliminar las células muertas de la piel.
  • No escatimes en after sun, pues sirve para hidratar, calmar y reparar la piel después de la exposición al sol. Este producto, además, mantiene el color dorado durante más tiempo.

Criterios de compra

Hay tanto desconocimiento, y a veces miedo, en torno a estos productos, que muchas veces los compramos por impulso y después se quedan olvidados en un cajón «por si nos hacen daño». Ya has aprendido que, si los usas bien, no tienen por qué ser nocivos, pero aquí te presentamos cinco criterios que debes considerar para no equivocarte con tu adquisición:

  • Factor de protección solar (FPS)
  • Tipo de piel
  • Composición
  • Presentación
  • Autobronceador, o no

Factor de protección solar (FPS)

A estas alturas del artículo, ya lo tendrás más que claro. El FPS es uno de los criterios más importantes a la hora de adquirir un bronceador o acelerador del bronceado. En el mercado hay productos que ya tienen filtro incorporado, como varias de las opciones que te hemos presentado anteriormente, pero también hay otros que no lo tienen o que lo tienen muy bajo.

Optar por un tipo u otro depende de ti y de tus preferencias, pero debes saber que, si optas por un bronceador sin FPS o con un filtro menor a 30, tendrás que combinarlo con una crema solar protectora. Primero tendrás que aplicar el bronceador, después tendrás que esperar a que este se absorba y posteriormente podrás aplicar la crema como harías normalmente.

Una mujer aplicándose crema

Tu tipo de piel desempeña un rol fundamental a la hora de escoger una loción bronceadora.
(Fuente: Marko Misic: 39801432/ 123rf.com)

Tipo de piel

Tu tipo de piel desempeña un rol fundamental a la hora de escoger una loción bronceadora. Los dermatólogos reconocen seis tipos distintos ―del I al VI―. Los tipos medios-oscuros se broncean con facilidad, mientras que a las pieles más claras les vendrá muy bien un bronceador para acelerar el proceso y mantener el color en el tiempo.

En el mercado pueden adquirirse bronceadores especiales para pieles claras, que cuentan con FPS más altos. En cualquier caso, aunque tu piel sea oscura, no debes cometer el error de no combinar el acelerador con un protector. Como ya te hemos contado, las cremas protectoras no evitan que cojas color, sino que únicamente bloquean la radiación nociva.

Composición

Por supuesto, la calidad de cualquier bronceador puede medirse por su composición. Los ingredientes más buscados en este tipo de productos son la tirosina y la riboflavina, que funcionan estimulando la producción de melanina. Prácticamente, todos los bronceadores incluyen uno de estos dos componentes y los combinan con otros ingredientes, como:

  • Manteca de karité, cuya función es hidratar.
  • Aceite de argán, cuyas funciones son hidratantes y antioxidantes.
  • Alantoína, que funciona como un regenerador y cicatrizante natural.
  • Extractos de zanahoria, coco o acacia australiana, que nutren la piel y aceleran el bronceado.
  • Extracto de cáscara de nuez verde, que contribuye a obtener un bronceado más duradero.
  • Vitaminas A, C y E, que favorecen la pigmentación, aportan elasticidad y retrasan en envejecimiento.

Presentación

Aunque lo más habitual es que los bronceadores se presenten en botella y cuenten con aplicador en espray o por goteo, esto no tiene por qué ser siempre así. Los aceleradores del bronceado están disponibles en distintos formatos, como aceites, aceites secos, sérums, lociones o espráis. Optar por uno u otro depende mucho de tus preferencias personales.

Hay personas para quienes los aceites resultan demasiado untuosos, y para ellas existe la opción del aceite seco, que se absorbe mucho más rápido. Los espráis son, sin duda, muy cómodos, pues no ensucian tanto las manos. Las lociones, a menudo, se combinan con elementos autobronceadores, de los que hablaremos a continuación.

Autobronceador, o no

En efecto, aunque no todos los bronceadores ofrecen componentes autobronceadores, sí que hay opciones que, además de estimular la producción de melanina cuando se usan durante la exposición solar, aportan color sin sol. Esto quiere decir que podrás observar un tono bronceado inmediatamente tras la aplicación de la loción bronceadora.

No son pocas las mujeres que temen mostrar su cuerpo «demasiado blanco» en los primeros días del verano, y esta opción es perfecta para ellas. Eso sí, antes de adquirir un producto con color, te recomendamos que lo pruebes en una pequeña zona del cuerpo para que así compruebes si el tono del producto se adapta bien a tu tono de piel natural.

Resumen

Aunque seamos plenamente conscientes de los riesgos que implica cuando lo hacemos sin protección, no podemos negar que tomar el sol y broncearse es un placer. Los bronceadores te ayudan a acelerar este proceso y a mantener los resultados durante más tiempo, al mismo tiempo que muchos de ellos bloquean la radiación nociva del sol, ¡es un tres por uno!

Los bronceadores estimulan la producción de melanina, de modo que obtendrás un precioso tono dorado en mucho menos tiempo. Además, siempre y cuando adquieras un producto con FPS o lo combines con una crema solar protectora ―ambos productos son perfectamente compatibles entre sí―, no tendrás que preocuparte por el daño en tu piel.

Y tú, ¿qué truco tienes para ponerte morena en verano? Cuéntanoslo en los comentarios. En caso de que nuestra guía te haya resultado interesante, no dudes en compartirla en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: veronastudio: 120882817/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
25 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…