Imagen de cama infantil color rosa
Última actualización: 3 junio, 2021

Nuestro método

11Productos analizados

26Horas invertidas

6Artículos evaluados

85Opiniones de usuarios

Si echas un vistazo a la gente que te rodea, seguro encontrarás a más de uno que ha tenido que comprar una cama infantil. Pero ahora, quien debe hacerlo eres tú. ¿Te invaden las dudas? Es normal, este tema suele llamar mucho la atención de los padres. Sin embargo, no te preocupes, porque has llegado al lugar adecuado.

Para realizar una buena elección de tu próxima cama infantil, son muchos los aspectos a tener en cuenta. Las necesidades de tu hijo/a, la disponibilidad espacial y económica que tengas o las funcionalidades que quieras que traiga incorporada. En este artículo, vamos a dejártelo todo muy claro. Así es que, ¡manos a la obra!




Lo más importante

  • Una cama infantil siempre va a ser sinónimo de descanso para los niños, por eso es tan importante hacer una buena elección. Garantizar un descanso tranquilo y reparador, para nuestros hijos, se verá reflejado en su bienestar diario.
  • Debes de basar tu elección de compra siempre teniendo en cuenta tus necesidades, la edad de tu hijo y, sobre todo, el mejor momento para comprarla.
  • Una vez tengas tus prioridades claras, veremos los diseños, sus materiales más recomendados y las medidas que más se adaptan a ti. Y por supuesto, los accesorios que puedes necesitar, según el tipo de cama infantil que hayas elegido.

Las mejores camas infantiles del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, podrás ver cuáles son las cinco mejores camas infantiles que puedes encontrarte en el mercado. La elección es difícil, pero no imposible. Por esta razón, hemos realizado una breve descripción de cada una de ellas, detallando su composición, así como los aspectos que los usuarios han considerado más relevantes. Esperamos te resulte de utilidad.

La mejor cama infantil tipo nido

Fabricada con tableros de melamina de buena calidad, la marca Habitdesign ha diseñado una cama infantil compuesta por dos camas. En la parte inferior, posee un sistema de almacenaje formado por dos amplios cajones, con unos sencillos y prácticos tiradores.

Esta cama nido es perfecta cuando lo que buscas es calidad y, al mismo tiempo, tienes un espacio muy concreto. Los usuarios de este tipo de cama la recomiendan por su calidad y fácil montaje, así como por su buen precio.

La mejor cama infantil con protección anticaídas y cajones extraíbles

Se trata de una cama infantil pensada para los más pequeños de la casa, con bordes redondeados. Su dispositivo de protección anticaída puede ajustarse en una u otra parte de la cama. Para su fabricante Bjird, es primordial la seguridad del niño, lo cual se traduce en un diseño que garantiza un descanso confortable. Resiste hasta 120 Kg.

Los usuarios de este modelo consideran que es la cama idónea para la transición entre la cuna y una cama grande. Además, les proporciona una enorme tranquilidad su sistema de seguridad. En cuanto a la relación calidad precio, advierten que la misma es buena.

La mejor cama infantil Montessori

Fabricada en madera de pino laminada con certificación, dado que su fabricante es especialistas en madera, lo cual supone una tranquilidad para los padres respecto al tema de alergias o intolerancias. Está compuesta por una estructura bastante simple, por lo que resulta fácil de montar.

Su diseño está pensado para aportar grandes beneficios al niño, ya que fomenta su autonomía y estimula el aprendizaje. Quienes eligen este tipo de cama lo hacen pensando en promover el desarrollo independiente del niño.

La mejor cama infantil para niñas

Este modelo es una cama infantil individual, fabricada por Leomark y hecha de tableros de muebles de MDF, por lo que resulta un producto duradero. Los dibujos proyectados en el piecero y cabecero están hechos a través de la tecnología UV. La impresión resulta de calidad y muy duradera. Su montaje es rápido y fácil.

Esta cama será un sueño para las más pequeñas de la casa. Además, los padres podrán estar seguros de que han elegido una cama fabricada con muy buenos materiales.

La mejor cama infantil con forma de coche

Este modelo es una cama individual de muy buena calidad. Además, cuenta con un diseño que llamará la atención de tu hijo, ya que no tendrá ningún problema a la hora de irse a dormir en su supercoche. Fabricada por Leomark, los tableros de madera empleados son de una gran resistencia, además de tener un diseño innovador.

Los padres estarán muy contentos al ver la reacción de su hijo cuando vea su cama infantil. Además, los materiales usados hacen que sea una cama muy duradera en el tiempo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre una cama infantil

Si estás leyendo esto, es porque estás pensando en comprar una cama infantil. La elección no es fácil, ya que debes tener en cuenta muchos aspectos, sobre todo tus necesidades y/o limitaciones económicas. En esta sección, vamos a responder a las preguntas más frecuentes que puedas plantearte.

Niña con brazos extendidos frente a camarote infantil

Las literas son una buena opción cuando tus hijos son mayores. (Fuente: bruce mars: wj8jq4a_qLI / Unsplash

¿Cuáles son los tipos de cama infantil que existen?

Una tipología de las camas infantiles requiere considerar, como premisa, las necesidades que impulsan a adquirir este producto. A continuación, vas a ver un desglose de las camas más usadas, así como sus características principales:

Tipos de cama infantil Descripción.
Camas individuales Compuestas por somier y colchón. Opcional: cabecero y piecero. Gran variedad de diseños.
Camas nido Normalmente tienen dos alturas, con distintas opciones: dos camas, una cama y cajones de almacenaje.
Cama compacta Suele tener tres alturas: dos camas y almacenaje.
Literas Dos camas, en el mismo espacio, y en distintas alturas. Suelen ser de 90 cm. Las camas superiores suelen llevar una barrera de seguridad y una escalera de acceso.
Camas Montessori Cama individual, prácticamente a ras del suelo. Algunos modelos evolucionan con la edad del niño, para subir la cama.
Camas abatibles Son muy dinámicas, parecidas a las compactas.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada una de ellas?

Ya estás al corriente sobre los diferentes tipos de camas infantiles que tienes para elegir. Si de ventajas y desventajas se trata, es necesario hacer un análisis particular para cada una de las opciones que hemos enumerado. En este sentido, a continuación te resumimos los beneficios y los perjuicios que puedes obtener de cada cama infantil.

Camas individuales

Ventajas
  • Poca altura
  • Gran variedad de diseños
  • Sencilla y práctica
  • Necesitas poco espacio.
Desventajas
  • Solo una cama, sin otras funciones o usos.

Camas nido y compactos

Ventajas
  • Ocupan menos espacio
  • Mayor amplitud para otras actividades
  • Uno de los pisos o los dos, se pueden destinar a almacenaje
  • Perfecta para el descanso de dos niños.
Desventajas
  • Cuidado si el niño aún es pequeño
  • Normalmente va a necesitar barreras de seguridad
  • Más difícil de limpiar
  • Puede resultar complicada de hacer
  • Altura elevada.

Literas

Ventajas
  • En el mismo espacio, dos camas en alturas diferentes
  • Perfecta si tienes dos hijos o invitados.
Desventajas
  • Difícil de hacer las camas
  • Pueden resultar peligrosas dormir en la cama de arriba
  • Le quitas autonomía a la persona que duerme arriba.

Montessori

Ventajas
  • A ras del suelo
  • Favorece la autonomía
  • Más seguras
  • Estimulan la independencia
  • Fácil de hacer.
Desventajas
  • Únicamente una cama
  • Los materiales no suelen ser de calidad.

Camas Abatibles

Ventajas
  • Se recoge, queda mucho espacio
  • Ideal si la habitación es pequeña.
Desventajas
  • Cuidado al hacerla, porque luego tienes que guardarla
  • Puede dar pereza, estar diariamente sacando y recogiendo la cama.

¿Cuándo es el mejor momento para comprar una cama infantil?

Algunos padres restan importancia al hecho de que sus hijos duerman con ellos. Sin embargo, otros prefieren que el niño adquiera autonomía lo antes posible y, sobre todo, que aprenda a dormir solo.

Normalmente, la edad en que se toma la decisión de comprar una cama infantil, por parte de los padres, es a partir de los 2 - 3 años. Puesto que hacerlo antes sería contraproducente. Además, hasta esa edad, el niño suele descansar en su cuna. Incluso muchos de ellos aún no han aprendido a dormir solos.

Dependiendo de la edad del niño, ¿a qué debo prestar atención?

Si la decisión de comprar una cama infantil es muy temprana, lo primero que debes de tener en consideración es la seguridad de la misma. Por tanto, debe tener barreras para evitar posibles accidentes.

Incluso, expertos llegan a desaconsejar las camas en alturas para menores de 6 años.

Si, por el contrario, tu hijo es ya adolescente, quizás priorices más otros aspectos. Uno de ellos es el espacio, para poder ponerle una zona de estudio, o bien, para darle cierta independencia.

Por otro lado, la calidad de la cama es un factor elemental, principalmente en una infantil. De este aspecto dependerá en gran medida la seguridad o el grado de protección que deba tener la cama. En este sentido, la calidad estará sujeta a materiales de fabricación buenos, duraderos y resistentes.

Imagen e cama infantil

Las literas tienen numerosos diseños, no solo el convencional. (Fuente: Victoria Borodinova: 6943/ Pixabay.com)

¿Qué tan segura debe ser nuestra cama infantil?

Evidentemente, esto va a depender de la edad del niño. En un primer momento, las barreras o agarres serán indispensables para velar por la seguridad de tu hijo. Ya sea porque es muy pequeño o porque tiende a moverse mucho mientras duerme. Las escaleras, además, son medidas que puedes complementar en aquellos casos donde optemos por las camas literas.

A medida que van creciendo, puedes tomar la decisión de quitarles o no las medidas de seguridad que hayas implementado. En la mayoría de los casos, pueden retirarse con facilidad. No obstante, hay padres que prefieren estar tranquilos y deciden mantenerlas hasta la adolescencia. Sobre todo si se trata de camas en altura.

Criterios de compra

Hay una gran variedad de camas infantiles. Al mismo tiempo, son muchos los aspectos que debes de tener en cuenta, por lo que nuestra decisión no es nada fácil. En este sentido, estamos para ayudarte, de modo que no te resulte tan complicado elegir tu cama infantil adecuada.

Diseño

Esto es algo que a los niños especialmente les emociona. En la siguiente tabla, podemos ver algunos de los ejemplos más comunes, aunque no sean todos los disponibles:

Modelo Descripción Observaciones
Literas tipo tren Se pueden crear tantas composiciones como gustos tenga el cliente, podemos contar con dos camas y espacio para almacenaje La más usada es aquella en la que la cama de arriba no está totalmente encima de la de abajo, así creamos un espacio para miles de usos
Literas tipo libro Requieren de un mayor espacio, pero su diseño es más llamativo Las camas hacen forma de L
Literas abatibles Elección que hacemos cuando no contamos con demasiado espacio Pueden estar muy bien, pero también puede ser difícil por ejemplo hacer la cama

Si, por el contrario, has elegido la opción más tradicional, las camas individuales tienen algunos diseños frecuentes con los que podrías encontrarte:

  • Formas de coche
  • Formas de animales
  • Diseños de princesas

De todas formas, no tienes que olvidar que el tiempo pasará, y los gustos o preferencias de tus hijos, con seguridad, sufrirán una reconfiguración.

Materiales

Debemos tener muy claro que los materiales que escojamos deben ser antialérgicos y antiácaros. La razón es que, de esta forma, estaremos evitando ciertas enfermedades respiratorias o reacciones alérgicas.

Los mejores materiales para que tu cama infantil sea duradera y resistente en el tiempo son la madera y el HDF (Tablero de fibra de alta densidad). En ambos casos, la calidad es la principal cualidad que aportarán a la estructura.

No obstante, aunque el principal protagonista sea la madera o, en su defecto, el HDF, también pueden encontrarse otros materiales. Existen modelos fabricados con hierro -sobre todo las literas-, el cual se destaca por su resistencia a los movimientos bruscos.

Medidas

Las medidas de una cama infantil están bastante estandarizadas y, lo más habitual, son aquellas que necesitan un colchón de 90 cm de ancho y 190 cm de largo. Pero si nuestra habitación es más pequeña, existen modelos de 80 x 180 cm.

Por el contrario, si las dimensiones no son un problema y queremos una cama más grande, podemos elegir modelos con medidas de 105 cm de ancho. En este caso, el largo puede llegar, incluso, a 200 cm.

También, podemos encontrarnos con la cama infantil de 70 x 140 cm. Estas medidas son muy específicas, porque son las recomendadas para niños que recién empiezan a abandonar la cuna. De hecho, es la dimensión de una cuna extensible.

Un tamaño intermedio puede ser de 70 x 160 cm, el cual corresponde a una cama junior. No obstante, es clave considerar el crecimiento corporal del niño/a en la elección de una medida u otra. Esto, para evitar desembolsos innecesarios de dinero.

 Retrato de niño serio de corral

Una cama infantil siempre va a ser sinónimo de descanso para los niños, por eso es tan importante hacer una buena elección. (Fuente: Radist: 17008250/ 123rf.com)

Accesorios

En esta sección, os vamos a hablar de la elección del colchón, la almohada y la ropa de cama. Accesorios que se complementan por naturaleza con una cama infantil:

  • El colchón: La elección del colchón debe ser posterior a la de la cama infantil, la decisión más importante de todas. Debemos intentar elegir un colchón de calidad, que sea firme, confortable y cómodo, al menos para los más pequeños, ya que pasan la mayoría del día durmiendo.
  • La almohada: Este es un accesorio que, en algunas casas, resulta prescindible, ya que hay niños que duermen sin ella. Por lo que, el comprarlo o no va a ser opcional.
  • La ropa de cama: Una vez tengamos nuestra cama y colchón, será momento de incorporar sábanas y mantas. Tal vez, quieras unas sábanas de un color en concreto o de alguno de los dibujos preferidos de tu hijo/a. Lo mismo puede suceder en el caso de una colcha. Respecto a las mantas y nórdicos, también existe la posibilidad, si son muy pequeños y se destapan, de elegir sacos, así los padres estarán tranquilos, pues el niño dormirá tapado.

Resumen

En definitiva, partiendo del presupuesto y de tus necesidades, la elección resulta menos complicada. Ya solo deberás centrarte en la calidad de los materiales y el diseño, elecciones en las que puede participar tu hijo. Además de otros puntos, como la seguridad y el tipo de cama infantil.

Hemos hablado de las camas más demandadas, contando las ventajas y desventajas que los usuarios ven en ellas. También, hemos hecho referencia a las principales preguntas que surgen al momento de elegir un modelo u otro. Además de repasar los criterios de compra más importantes para precisar la compra. Ahora, el poder de la decisión está de tu lado.

Si te hemos ayudado, puedes dejar un comentario o compartir este artículo en redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Victoria_Borodinova: 6942 / Pixabay.com)

Evaluaciones