cambiador de bebe
Última actualización: 2 junio, 2021

Nuestro método

21Productos analizados

16Horas invertidas

4Artículos evaluados

90Opiniones de usuarios

Dicen que los niños no vienen con manual de instrucciones, y es verdad. Pero nunca está de más prepararse ante la llegada de un nuevo miembro a la familia. Para estos acontecimientos, existen una serie de herramientas que harán que la vida de los padres sea un poco más sencilla. El cambiador de bebé es una de ellas. ¿Sabes qué alternativas hay y cuáles son las que mejor se adaptan en cada caso?

En este artículo, veremos las distintas modalidades de cambiadores de bebé y sus usos posibles. En función de estos criterios, te compartiremos nuestras recomendaciones del mercado. Evita molestos dolores de espalda y facilita las labores de aseo del recién nacido gracias a este cómodo accesorio infantil.




Lo más importante

  • El cambiador de bebé es un accesorio que, sin duda, facilitará la vida de los padres durante los primeros meses del niño. Existe una gran variedad de opciones con distintas características: fijos, móviles, con bañera, con ruedas, plegables.
  • Prescindir de este accesorio puede provocar dolores de espalda en los padres, debido a la repetición de tareas rutinarias en una mala postura corporal.
  • Aunque se disponga de poco presupuesto o un reducido espacio en el hogar, existen opciones adaptadas a todos los usuarios.

Los mejores cambiadores de bebé en el mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te acercamos los cuatro mejores cambiadores de bebé que puedes encontrar en el mercado. Todos ellos despuntan por su calidad y excelente reputación. Además, cada uno ofrece características propias, como podrás comprobar tú mismo.

El mejor cambiador de bebé portátil

El cambiador de bebé portátil de BelleStyle destaca por su ligereza, su gran capacidad de almacenaje y la seguridad que ofrece al bebé. Su limpieza es sumamente fácil, gracias a la combinación de tejidos como el nailon y la tela de fondo de nieve TPE. Además, cuenta con bolsillos exteriores para los insumos básicos del bebé.

Su sistema de plegado reduce su tamaño para poder llevarlo en el interior de una mochila o en el propio carro. Si estás buscando un cambiador cómodo y fácil de transportar, esta es una opción de lo más completa. Se trata de un modelo sencillo, fácil de usar, con una excelente relación calidad-precio.

El mejor cambiador de bebé con bañera

Con una estructura plegable, 1 metro y 8 kg, este cambiador de bebé cuenta con una bañera anatómica y una cubeta de 2 posiciones. Esto permite su uso durante un largo período de tiempo en su posición tumbada, mientras el bebé es un recién nacido. Y en la posición sentada, cuando el recién nacido ya puede incorporarse.

Por su facilidad de plegado y sus reducidas dimensiones, es una opción adecuada para quienes disponen de poco espacio en el baño. Puede utilizarse incluso sobre el inodoro. Los usuarios destacan la facilidad de montaje y uso, así como también su larga duración.

El mejor cambiador de bebé tipo mueble

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

El cambiador de bebé tipo mueble de Infantastices una alternativa más robusta, pensada como elemento fijo para estancias espaciosas. Cuenta con 2 cajones y 3 compartimentos, para el almacenamiento y la organización de todos los enseres del bebé. También con una repisa superior, en la cual se llevan a cabo las rutinas de aseo.

Entre los puntos positivos que destacan los usuarios, se encuentra la excelente relación calidad-precio, la gran capacidad de organización y la facilidad de montaje. Sin olvidar la estética, son muchos los que siguen utilizándolo como cómoda común, una vez cumplida la función de cambiador de bebé.

El mejor cambiador de bebé de pared

El cambiador de bebé de pared plegable de Vevor es un producto pensado tanto para el hogar como para baños públicos. Elaborado con HDPE (material seguro, apto para el contacto con la piel de los niños y más resistente que el plástico). Cuenta con una superficie lisa con cinturón de seguridad ajustable para garantizar la estabilidad del bebé.

Su sistema de anclaje a la pared requiere de taladro y tornillos, para un correcto ensamblaje. Por todo ello, representa la combinación perfecta de materiales de buena calidad y un diseño conveniente.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los cambiadores de bebé

A la hora de adquirir un cambiador de bebé, debes valorar una serie de características sobre este producto, para hacer así una buena elección. A continuación, hemos incluido los aspectos más importantes que debes tener en cuenta antes de comprar el tuyo. ¡Acompáñanos!

chica cambiando a bebe

El cambiador de bebé facilita a los padres las tareas relacionadas con el aseo del pequeño. Un accesorio muy práctico para llevar a cabo estas rutinas. (Fuente: famveldman: 70451648/123rf)

¿Qué es un cambiador de bebé?

El cambiador de bebé es uno de los accesorios más habituales y prácticos que existen para los padres. Sobre todo a la hora de atender a su bebé durante los primeros meses (e incluso años) de vida.

Son miles los pañales que tendrán que cambiarse a lo largo de este tiempo. Y tener que hacerlo sobre la cama, el sofá o cualquier otra superficie baja, inevitablemente, provocará incomodidad y dolores de espalda.

El cambiador de bebé surge para solucionar esta problemática. Se trata de una plataforma elevada (o bien un accesorio) que normalmente se coloca sobre una cómoda. Destinada a efectuar estas tareas de aseo y vestuario del bebé (cambio de pañales y ropa, aplicación de cremas, talco).

¿Qué tipos de cambiadores de bebé existen?

Existen múltiples modalidades de cambiador de bebé y accesorios, adaptados a los diferentes espacios y usos. La elección de uno u otro dependerá de las necesidades de cada familia. En este caso, nos centraremos en la modalidad más habitual, es decir, los cambiadores para el hogar.

De este modo, podemos encontrar en el mercado cambiadores fijos, portátiles, plegables, tipo mueble o de pared. Incluso, con bañera incorporada, cajoneras, con patas o ruedas. O tan solo el mero accesorio del cambiador para colocar sobre algún mueble que ya tuviéramos previamente.

Además, existen modelos diseñados para viajes y los plegables, pensados para utilizar fuera del hogar.

En resumen, a continuación listamos los tipos de cambiador de bebé más comunes:

  • Mueble cambiador: Tipo cómoda o estantería, de formato fijo y pensados como un elemento más del mobiliario.
  • De pared: Podemos verlos principalmente en baños públicos, aunque también los hay para el hogar, con un sistema de anclaje a la pared.
  • Portátiles: Son ligeros y fáciles de almacenar y transportar, pensados para jornadas fuera del hogar.
  • Plegables o con ruedas: Similar al tipo mueble, en el sentido de que está pensado para el hogar, pero no para un punto fijo, sino para ser desplazados fácilmente de una estancia a otra. Por ejemplo, del baño a la habitación de los padres, salón, o habitación del bebé.
  • Con accesorios: El cambiador de bebé puede venir combinado con otros accesorios igualmente necesarios, como la cuna, o la bañera.
  • Desechables: De un único uso, generalmente de celulosa, diseñados para emergencias o para combinar con cualquiera de los anteriores.

¿Cuáles son los beneficios de un cambiador de bebé?

En primer lugar, al disponer de un cambiador de bebé, los cuidadores evitarán los molestos dolores de espalda derivados de la realización de tareas rutinarias en una posición incorrecta. El cambiador permite realizar esta tarea de forma erguida, sin comprometer las cervicales.

Además, dependiendo de la tipología elegida, se suplirán también otras necesidades derivadas del cuidado del bebé. Tal es el caso de la bañera, la cómoda para almacenar sus accesorios, o el cambiador plegable para viajes.

A continuación, incluimos una lista donde se resumen las ventajas y desventajas del cambiador de bebé:

Ventajas
  • Disponer de un espacio único de aseo para el bebé.
  • Evitar dolores de espalda.
  • Organización de los accesorios.
  • Posibilidad de suplir necesidades extra (bañera, cómoda).
Desventajas
  • Imposibilidad de contar con todos los "extras" en un solo modelo.
  • Necesidad de tener al menos dos para cubrir las necesidades del bebé.

¿Dónde poner el cambiador del bebé?

La respuesta a esta cuestión depende de la tipología elegida y el espacio del que dispongamos. En el caso de los cambiadores fijos, lo habitual es situarlos en la habitación destinada al bebé (bien sea la de los padres durante sus primeras semanas de vida o una propia para el recién nacido).

Si se trata de un cambiador con bañera, tiene lógica situarlo en el cuarto de baño, si se dispone de espacio suficiente para ello. En el caso de los cambiadores portátiles o plegables, cualquier rincón de la casa es bueno para almacenarlos, dado el poco espacio que ocupan.

Los cambiadores desechables o tipo maletín puede ser interesarte llevarlos en el carrito del bebé, ya que están pensados para utilizar fuera de casa.

¿Cómo limpiar un cambiador de bebé?

En el caso de los cambiadores de bebé de plástico, su limpieza suele ser sencilla. Un simple trapo con un producto de limpieza -que, por supuesto, no dañe la piel del bebé- será suficiente para deshacerse de la suciedad común.

En el caso de los cambiadores de madera, dependiendo de la tipología de la mancha, es posible que necesitemos algún producto más específico para tratarla. Debemos tener también en cuenta si el cambiador lleva bañera incorporada, ya que las posibles fugas de agua y la humedad podrían dañar este material. Por ello, conviene secarlo correctamente después de cada uso.

¿Cómo organizar un cambiador de bebé?

Hay ciertos elementos que deben estar cerca del cambiador de bebé. Estos, sin duda, facilitarán el día a día de los cuidadores. En el caso de los cambiadores con cómoda incorporada, la tarea puede verse facilitada.

Tal es el caso de los pañales, polvos de talco, cremas, toallas y todos aquellos accesorios que podamos necesitar. Es necesario contar con una repisa, o cierto espacio cerca, para poder colocar la ropa que vayamos a ponerle al niño.

En el caso de los cambiadores de bebé plegables tipo maleta, suelen contar con varios compartimentos. Estos están pensados para transportar fácilmente los accesorios por la calle o para viajar.

cambiador

Es importante ser conscientes de que cada material conlleva una metodología de limpieza diferente. No es lo mismo la madera, que la tela o el plástico. (Fuente de la imagen: Alex Bodini: Qi2V5j47eQ/ unsplash)

¿Cuáles son las alternativas al cambiador de bebé?

El concepto de cambiador de bebé, como tal, no es prescindible. Puesto que, sin duda, los cuidadores necesitarán un espacio en el cual llevar a cabo estas rutinas de aseo. Sin embargo, no es necesario recurrir a la típica idea de lo que es un cambiador para recién nacidos (generalmente, un mueble macizo que ocupa bastante espacio).

Lo cierto es que, cada vez más, surgen alternativas más baratas y prácticas. Es posible hacerse con una cómoda o una cajonera alta y, en la parte superior, colocarles un cambiador tipo colchoneta. Existen múltiples accesorios para complementar este tipo de muebles.

También podemos encontrar cunas que vienen con su cambiador incorporado, aunque en este caso suelen ser grandes. Por ello, conviene realizar las mediciones oportunas previamente, para contar con el espacio suficiente.

A continuación, citaremos algunas alternativas al concepto del típico cambiador de bebé independiente:

Ventajas Inconvenientes
Cuna con cambiador incorporado Ambos accesorios en un mismo lugar. Ocupa mucho espacio, peso, y dificultades para moverlo.
Cómoda tradicional con accesorio Mueble no específico de bebé, posibilidad de un uso prolongado más allá de la infancia. Necesidad de encontrar el accesorio correcto para la parte superior, y anclarlo con un sistema que garantice la seguridad del bebé.
Cambiador de tela sobre la cama Ligero, precio muy asequible, facilidad de almacenaje. Mala postura corporal para los cuidadores en tareas rutinarias (dolores de espalda).

Criterios de compra

A la hora de adquirir un cambiador de bebé, debes valorar una serie de aspectos sobre este producto, para hacer así una buena elección. A continuación, hemos incluido los criterios más importantes que debes tener en cuenta antes de comprar tu cambiador. Así, podrás escoger el producto que mejor se adecúa a tus necesidades.

Ámbito de uso

Si estás pensando en adquirir un cambiador de bebé, en primer lugar debes tener en cuenta su ámbito de uso. Dependiendo del lugar al que esté destinado -hogar, hostelería, baños públicos, viaje-, deberás decantarte por una opción u otra.

No es lo mismo un cambiador de bebé para el hogar, que uno destinado para el baño de una cafetería. En este caso, la idea es que sea usado por un gran número de usuarios a lo largo de un amplio período de tiempo.

Por ello, deberemos tener en cuenta diferentes características en cada caso, como el material, la robustez, o la facilidad de limpieza, entre otros.

Prestaciones

Existen múltiples tipos de cambiadores de bebé, que ofrecen diferentes prestaciones. La idoneidad de uno u otro dependerá del uso que quieras darle. Así como de la compatibilidad con otros accesorios que ya pudieras tener previamente y su complementariedad.

Por ejemplo, hay cambiadores de bebé que vienen con bañera incorporada. Los hay plegables, para bolso, desechables y mucho más. Incluso, es recomendable comprar más de un cambiador, cada uno para un determinado momento.

Por ello, nuestra recomendación es que inviertas cierto tiempo en conocer las diferentes tipologías, y pensar la que mejor se adapta al uso que quieres darle.

bebe en manta

La llegada de un bebé al hogar trae consigo muchos accesorios nuevos. Su correcta organización facilitará mucho la vida a los padres. (Fuente de la imagen: Michal Bar Hai: RM9yEZLoJSc/ unsplash)

Material

Una vez hayas determinado el ámbito de uso y el tipo de cambiador de bebé que necesitas, es importante valorar el material.

Por ejemplo, quizás estás pensando en hacerte con un cambiador plegable, con la idea de transportarlo de un lugar a otro. En ese caso, lo idóneo es que sea de un material ligero, como la tela o la silicona.

Por el contrario, puede que tu idea sea adquirir un cambiador robusto, tipo mueble, para un lugar concreto y que pueda ejercer también una función decorativa. Para esta ocasión, sin duda la madera será la mejor opción.

Movilidad

Como ya adelantamos, si nos centramos en los cambiadores de bebé para el hogar, lo más habitual es que plantees inicialmente si necesitas uno fijo o uno portátil. O, incluso, ambos, ya que ante la llegada de un bebé a la familia, inevitablemente ambas opciones tendrán cabida.

Fijos Móviles
Peso Normalmente más pesados, pensados para un único espacio. Ligeros, pensados para ser transportados con frecuencia.
Tamaño Desde 1 metro de altura. Desde 50 cm estirados (doblados menos).
Montaje Suelen requerir de un montaje previo, más o menos sencillo en función del modelo. Sin necesidad de montaje, listo para ser usados.
Material Por lo general, madera o conglomerado. Nailon, tela, TPE.

Resumen

Como hemos visto, el mercado nos ofrece múltiples posibilidades en lo que a cambiadores de bebé se refiere. La elección de una u otra dependerá de las necesidades de los padres. Deberás valorar aspectos como el espacio disponible, la complementariedad con otros accesorios, el presupuesto y las preferencias personales en cuanto a materiales o estética.

Nuestra recomendación es combinar el uso de, al menos, dos tipos de cambiadores: uno para el hogar y otro plegable o desechable, para las jornadas fuera de casa. Sin duda, las espaldas de los cuidadores agradecerán la comodidad que aporta este accesorio, imprescindible en los primeros meses de vida del bebé.

Si te hemos ayudado, puedes dejar un comentario o compartir este artículo en redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Olga Yastremska: 155887567/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones