champú natural
Última actualización: 1 julio, 2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Cada vez somos más conscientes de lo perjudicial de la química y los tóxicos en nuestros cosméticos del día a día. Los intentamos evitar en alimentos, cremas y champús. Revisar las etiquetas de los productos que adquirimos es parte de nuestra rutina diaria. Cuando vamos a adquirir un champú orgánico, este debe tener certificado bio, lo cual nos asegurará que está compuesto por, al menos, un 90% de ingredientes naturales.

Lo principal que debemos tener en cuenta para elegir el mejor champú orgánico es que sea libre de sulfatos, parabenos y siliconas. De esta forma, evitaremos dañar nuestro cabello y cubrirlo de capas de reparadores artificiales. Actualmente, hay muchos productos químicos e irritativos en el contenido de los champús convencionales. Evitarlos y aportarle hidratación natural no es tan difícil, solo hay saber en qué fijarnos. Para conocer más, continúa leyendo.




Lo más importante

  • Los champús orgánicos están compuestos, principalmente, de ingredientes naturales sujetos a especificaciones muy estrictas. Para que un champú sea considerado bio, debe contener mínimo un 90% de ingredientes naturales.
  • Al realizar el cambio de un champú comercial a uno orgánico, libre de elementos tóxicos y siliconas, puedes sentirte defrauda/o en primera instancia. Esto es porque estás eliminando todos los agentes artificiales que lo cubrían, procurándole una reestructuración más natural a tu cabello.
  • La vuelta a lo natural y lo orgánico cada vez es más clara. Con un champú bio podrás reparar de forma natural el deterioro de tu cabello y conseguir que vuelva a lucir suave y sedoso de una manera orgánica.

Los mejores champús orgánicos del mercado: nuestras recomendaciones

A la hora de adquirir un champú bio, orgánico o natural, debemos fijarnos en el certificado. Dependiendo de lo que busquemos y cuál sea nuestro presupuesto, ciertos ingredientes serán más o menos adecuados para su cuidado. A continuación, hemos hecho una estudiada selección de cuáles son los mejores champús naturales del mercado. Échales un vistazo con confianza, porque todos ellos cuentan con el aval de sus usuarios.

El mejor champú orgánico según su relación calidad-precio

Organic Shop Natural Avocado & Honey es el mejor champú orgánico en esta gama de precios. Restaura el cabello a base de ingredientes naturales. Consta de certificación que lo hace un producto bio fiable, ya que el 98% de sus componentes son de origen natural. Su aroma es de miel y aguacate y el aceite de coco, repara y protege los cabellos dañados dejándolos suaves, nutridos y con brillo. Perfecto para pelo seco y dañado.

Las usuarias destacan su agradable fragancia. Los resultados no requieren del uso de mascarillas ni suavizantes para conseguir que sean óptimos. Al ser un champú sin sulfatos ni siliconas, es ideal para restaurar el cabello y obtener un efecto inmejorable al mejor precio

El mejor champú orgánico de alta gama

Hemos seleccionado Urtekram Romero como el mejor champú orgánico de alta gama. Sus componentes son 100% naturales y con certificado Ecocert Cosmos Organic, Vegano, Cruelty Free Organic. Libre de parafina, siliconas y aceites minerales, el champú Urtekram dará a tu pelo la fuerza que necesita gracias al romero y lo dejará nutrido e hidratado con el aloe vera y la glicerina, ingredientes especialmente adecuados para cabellos finos.

El precio es asequible, aunque sea algo más elevado que el de los champús convencionales. Su envase es de 500ml. Tendrás champú durante una larga temporada y te asegurarás un buen producto. Gracias a sus ingredientes naturales, ayuda a controlar los picores, caspa e irritaciones del cuero cabelludo. Sus usuarias destacan que cuida, fortalece el cabello y estimula la raíz del pelo.

El mejor champú natural sólido

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

TruuMe Hair Shampoo Bar es el mejor champú natural sólido del mercado. Hecho con ingredientes naturales, ayuda a combatir la caída, estimular el crecimiento, equilibrar la secreción de sebo y reparar los folículos capilares. Su fórmula con base de manteca de karité, aceite de oliva, extracto de jengibre y extracto de ginseng restaurará el brillo y la fortaleza auténtica de tu cabello.

Es muy fácil de utilizar, solo tendrás que pasar la barra sobre el cabello húmedo y masajear. Produce una espuma suave que podrás frotar por todo el pelo para lavarlo en profundidad. Ideal para los amantes de lo natural y las personas con consciencia ecológica. TruuMe Hair Shampoo Bar colabora en la reducción de desechos creando envases más sostenibles y embalajes eficientes. Cada paquete dura de 4-6 meses, lo cual hará que reduzcas los desperdicios.

El mejor champú bio sin sulfatos

Herbal Essences Bio Extra Aloe + Bambú, a nuestro parecer, es el mejor champú bio sin sulfatos. Con certificado Royal Botanic Gardens, líder mundial en botánica, garantiza que el 93% de sus ingredientes son naturales. Su componente estrella es el aloe vera, por sus propiedades hidratantes, el cual facilita la circulación sanguínea que necesitan los folículos capilares, favoreciendo el crecimiento del cabello y frenando su caída.

Se trata de un champú bio que dejará una agradable fragancia en tu cabello, además de dejarlo suave, limpio y suelto. Ayuda a regenerar cabellos dañados por tintes o productos químicos desde el primer día. Elimina los sulfatos e, incluir una rutina bio, mejorará notablemente el estado de tu melena. Al ser la mayoría de sus ingredientes naturales, llenará tu pelo de nutrientes y restaurará su belleza natural.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los champús orgánicos

Si has decidido adentrarte en el mundo de la cosmética natural, debes saber que hay un periodo de adaptación. El cabello está acostumbrado a productos químicos que lo hacen "aparentar" sano y brillante. Al comenzar el tratamiento natural y orgánico, esa falsa apariencia muestra su verdadera cara. En las siguientes líneas, te enseñamos qué ingredientes debes evitar y cómo hacer el paso de un champú comercial a uno orgánico.

Los champús orgánicos hidratan tu pelo de manera natural, llenándolo de nutrientes. (Fuente: Karolina Grabowska :5241048/ Pexels)

¿Qué es un champú orgánico?

Lo más recomendable para la higiene del cabello son los champús orgánicos. Están compuestos, principalmente, de ingredientes naturales y sujetos a especificaciones muy estrictas. Las etiquetas orgánicas están perfectamente controladas y nos aseguran que los componentes son naturales o procedentes de agricultura orgánica.

Además, los champús orgánicos no pueden contener organismos genéticamente modificados, siliconas, parabenos, productos petroquímicos, perfumes artificiales, fertilizantes o tintes sintéticos. Siempre deben contar con una etiqueta que certifique que son bio.

Los champús comerciales suelen ocasionar daños en el cabello. Sus componentes son irritantes y afectan negativamente a las fibras capilares. Por el contrario, los champús orgánicos, al contener ingredientes naturales, favorecen al cuidado del pelo y su nutrición, además de ser respetuosos con el medio ambiente. Entre algunos de sus beneficios encontramos:

  • No son alérgicos: Los ingredientes naturales evitan la aparición de alergias por el uso de productos químicos
  • Promueven el crecimiento e hidratación: Estimulan los folículos capilares gracias a sus nutrientes y vitaminas, que nutren el pelo de forma natural. Además, su alto contenido en agua mantiene los niveles de humedad adecuados en el cabello.
  • Combaten la caspa: Los antimicrobianos de las plantas y aceites de los champús orgánicos luchan contra los hongos que provocan la caspa. También, regulan el pH para evitar descamaciones.
  • Son biodegradables: Contribuyen al cuidado del planeta reduciendo los desechos nocivos en los ecosistemas y el agua. Al no llevar químicos perjudiciales para el medio ambiente, protegen el ecosistema.
  • Con extractos naturales: Están compuestos por ingredientes naturales beneficiosos para el cabello.
  • Contrarrestan los daños causados por los champús comerciales: Revitalizan el cabello dañado, librándolo de las capas creadas por químicos y nutriéndolo desde la raíz.

¿Champú orgánico o champú comercial?

La mayoría de los champús comerciales suelen llevar ingredientes nocivos para la salud. De estos, entre un 40% y 60% penetran en el torrente sanguíneo y pueden dañar los órganos. Esto ya debería ser, de por sí, una causa de peso para su abandono. Si todavía no tienes claro si hacer el cambio, en la siguiente tabla podrás ver las principales ventajas y desventajas de ambos:

Champú comercial Champú orgánico
Contiene tensioactivos que son irritantes para la piel y hacen mucha espuma. Los tensioactivos de origen vegetal son inofensivos para la salud. Hacen menos espuma, que puede parecer menos eficiente, pero no es así.
Químicos perjudiciales para el medio ambiente Componentes inocuos para el medio ambiente.
Contienen parabenos, siliconas, metilisotiazolinona, parafinas, emulsionantes derivados del petróleo El 90% de sus ingredientes son de origen natural, contiene propiedades purificantes y antioxidantes.
El pelo dura menos, limpio, al ser cubierto por capas de silicona. Permanece durante más tiempo limpio al recuperar su aspecto natural, sin productos que lo cubran.
Debilitan el cabello, las siliconas taponan el folículo evitando que respire. Propiedades anticaída y reactivadoras de la circulación.
Picores, descamación e irritabilidad. Propiedades calmantes, suavizantes y antiinflamatorias.
Son más económicos y, gracias a sus conservantes, tienen mayor tiempo hasta su caducidad El único inconveniente de estos es que son algo más caros y, al ser ingredientes naturales, caducan antes.

¿En qué fijarte para comprar un buen champú orgánico?

Para saber si estamos comprando el champú adecuado, debemos fijarnos en la lista de ingredientes. Hay algunos que aconsejamos esquivar a toda costa para evitar irritaciones y productos tóxicos. Lo principal en lo que te deberías fijar es que tenga el certificado de champú orgánico. Esto, te asegurará que está hecho en un 90% con ingredientes naturales. Los componentes a los que tenemos que prestar especial atención son:

  • Sodium Lauryl, Laureth Sulfate (SLS y SLES): Se encuentra en casi cualquier producto que hace espuma. Se utiliza para despegar la grasa en friegaplatos, limpiasuelos, productos para limpiar coches y en muchos champús. Son los famosos sulfatos y ambos son irritantes para ojos y piel. Producen un cambio en la barrera que protege la piel y regula el pH, y pueden causar desequilibrios hormonales. En cantidades elevadas, son considerados tóxicos para animales acuáticos (1).
  • Parabenos: Conservantes que van en el 60% de los productos cosméticos. Se consideran necesarios para controlar la carga microbiana en niveles aceptables, durante el tiempo de uso del cosmético. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que los parabenos podrían ser absorbidos por la piel y el torrente sanguíneo para luego pasar a las células. Alteran nuestro equilibrio hormonal. Se han llegado a encontrar parabenos en tumores de mamas, por lo que puede existir relación con esta patología. Ingredientes como el aceite de romero pueden favorecer la conservación sin esa cantidad de tóxicos (2).
  • Dimeticona/siliconas: Se encuentra en muchos productos de cuidado del cabello, ya que ayuda a que quede liso, sedoso y brillante. Esta perfecta apariencia es artificial. Cubre el pelo con una sustancia similar al plástico que bloquea la absorción del agua, aire y otros nutrientes. Además, hace que el pelo pese y se ensucie con mayor facilidad y provoca acné e irritación. Eliminar las siliconas del cabello te ayudará a que la melena luzca sana de una manera natural.
  • Petróleo/aceite mineral/parafina/propilenglicol: Subproductos del petróleo que se utilizan como humectantes y solventes en gran cantidad de productos de belleza. Este ingrediente tapa la piel evitando que respire y tiene relación con la aparición de dermatitis. Acelera el envejecimiento de la tez, ralentizando el normal funcionamiento de las células. Su uso en champús orgánicos está totalmente prohibido.
  • Perfume/fragancia sintética: Tanto las fragancias naturales como las sintéticas tienen un alto porcentaje de irritación. Es difícil saber la procedencia de estas, pues normalmente son fórmulas protegidas. Lo conveniente, es evitarlas en la medida de lo posible. No existen estudios que aseguren una dosis segura. Se estima que un porcentaje de fragancia de 0.01% sería tolerado por todo tipo de pieles.
  • Formaldehído (formol): Al alisar el pelo, se modifican los puentes de azufre que se encuentran dentro de las microfibrillas y dan el aspecto natural al pelo. Este producto es reconocido como altamente cancerígeno y su uso para productos de cabello está prohibido en nuestro país. Sí se permite para otro tipo de cosméticos en pequeñas cantidades. El formaldehído penetra por inhalación y puede irritar garganta, nariz y ojos.
  • Cocamidopropil betaina: Este surfactante está hecho de aceite de coco y dimetilaminopropilamina, y es otro de los productos que se utilizan para hacer espuma. Puede causar reacciones alérgicas, irritación de ojos y piel. Es un componente considerado natural y contenido por algunos champús orgánicos. Pero el aceite de coco, al estar contaminado por nitrosaminas, puede ser cancerígeno (3).
  • Cloruro de behentrimonio: Se utiliza para ayudar a desenredar el pelo o como emulsionante (en suavizantes y tintes). Facilita la hidratación y restaura la sequedad penetrando en el tallo del cabello. Se sabe que es tóxico en concentraciones del 1% o más y puede ser irritante para la piel y causar daño en el tejido ocular.

¿Cómo afectan las siliconas a nuestro cabello?

Las siliconas van incluidas en muchos cosméticos enmascaradas con otros nombres. Te resultará más fácil encontrarlas buscando palabras que terminen en el sufijo -cone, -conol, -silane o -siloxane. Es un ingrediente traicionero. Al principio, hará lucir un pelo suave, sedoso y renovado. Sin embargo, a largo plazo puede dañar la cutícula y resecarla, haciendo que pierdas hidratación y brillo.

Las siliconas dificultan la oxigenación del cabello y van acumulándose en su fibra, impidiendo que el sol, el oxígeno o la humedad penetren en ella.

Las siliconas se van acumulando en el cabello y son insolubles al agua, por lo que no se van con el aclarado. El pelo se acaba sofocando y termina provocando sequedad y fragilidad.

Son de origen sintético, derivadas del silicio, un compuesto mineral que se encuentra en la naturaleza. Muchas personas están encantadas con su uso, pero notan que tienen que cambiar a menudo de producto para continuar teniendo los mismos resultados.

Para eliminar las siliconas de tu cabello necesitarás un champú que contenga SLES (Lauril éter sulfato sódico), estos son muy fuertes y agresivos y arrasan con todo. Con usarlo un par de veces será suficiente. Si quieres continuar usando champús con siliconas, te recomendamos usar uno con SLES cada 15 días. Lo ideal, es que te pases a un producto orgánico y recuperes el estado sano y natural de tu pelo.

Los champús orgánicos constan de certificado. Este acredita que están compuestos por un 90% de ingredientes naturales. (Fuente: Huyền Lương Ngọc: 2794477/ Pixabay)

¿Cómo atravesar el proceso de cambio de un champú comercial a un champú orgánico?

Ya tienes motivos suficientes para lanzarte a lo orgánico. Aun así, debes saber que hay un proceso de transición y este puede durar unas semanas. En el momento de la variación, estás eliminando de tu cabello toda una serie de elementos químicos y puedes notar que empieza a tener un aspecto más estropeado. El pelo estaba acostumbrado a defenderse de los productos anteriores y necesita un tiempo para acostumbrarse a la nueva rutina orgánica.

Es recomendable acompañarlo con un tratamiento de suavizante y mascarilla natural. Los pasos a seguir son:

  • Limpia los restos de silicona: Si tu anterior champú tenía siliconas, para empezar, deberás buscar uno que contenga sulfatos y nada de silicona. Estos champús son fuertes y te ayudarán a limpiar tu cabello por completo. También, te puede servir el lavavajillas de casa, solo tienes que usarlo un par de veces y los restos habrán desaparecido.
  • Aplica tu champú orgánico: Una vez tu pelo esté listo, podrás comenzar la rutina con champús naturales. Como te hemos dicho anteriormente, no te desesperes si al principio los resultados no son los que esperabas. Tu melena no está acostumbrada a estar descubierta y lo que verás es su auténtico estado, sin maquillajes. Al comenzar, notarás que tiene más frizz y se engrasa con mayor facilidad. Se debe a que los sulfatos eliminaban la grasa natural y este se esforzaba por contrarrestar para paliar esa carencia, esto también se regulará con la rutina orgánica.
  • Continúa usando tu champú orgánico: En tan solo unas semanas, empezarás a notar las ventajas y, pasado unos meses, verás realmente los beneficios de este cambio. Cada cabello necesitará su periodo de adaptación, y los resultados son muy gratificantes. Tu cabello aguantará más tiempo limpio, ya que se controla el exceso de producción de grasa. Tendrá suavidad y brillo, evitarás la caída, al estar hidratado, tendrás menos irritación y un pelo nutrido tanto por dentro como por fuera.

Criterios de compra

Cuando tenemos claro que queremos empezar a llevar una rutina orgánica, tocará decidir cuál se adapta a nuestras necesidades. Habrá que tener en cuenta qué ingredientes son los que mejor nos van para nuestro tipo de cabello, cuáles lo dañan y cómo aplicarlos. Presta atención, aquí verás los criterios de compra más importantes para elegir tu champú orgánico.

Tipo de cabello

El champú natural es apto para todo tipo de cabello. Según las características de tu pelo, habrá unos ingredientes más importantes en los que debes fijarte:

  • Pelo canoso: Las canas, a día de hoy, están bien vistas, incluso de moda, pero no quita que necesiten un cuidado especial. Estas se producen por la pérdida de pigmentación en la fibra capilar, volviéndose el cabello más seco y sensible. Necesitarás un champú natural que te ayude a mejorar la hidratación. Los champús orgánicos, además de aportar nutrientes, favorecerán la corrección del color amarillento que van tomando cuando no se usan los productos adecuados.
  • Pelo graso: Si tienes exceso de grasa, debes buscar un champú bio con aceite de jojoba, árbol de té, cacao o aceite petit grain, los cuales harán que el sebo se autorregule por si solo.
  • Pelo seco: Los champús orgánicos ayudarán a hidratar el cabello de manera natural y recuperar su brillo. Algunos ingredientes que van bien para ello son el aloe vera, el ácido hialurónico, la canela, el clavo y la menta negra de Lush.
  • Caspa: El enebro rojo es un ingrediente natural que te ayudará a tratar la caspa y el eczema en el cuero cabelludo. El árbol de té también es antibacteriano y es bueno para paliar estos síntomas.
  • Pelo dañado: Cuando el cabello ha sido dañado por no usar los productos adecuados, existe la opción de reestructurarlo sin tener que pasar necesariamente por la peluquería y meter tijera. Una fórmula humectante con activo bis-aminopropil diglicol dimaleato reparará los enlaces foliculares. Los aminoácidos y el aceite de girasol, también, ayudarán a reestructurar y reforzar tu pelo.

Sin sulfatos

Los sulfatos son buenos para hacer un detox en el pelo y limpiarlo de siliconas y productos químicos, pero son muy agresivos e irritantes para usarlos en el día a día. Los sulfatos son detergentes, los mismos que usamos para limpiar la ropa o los cacharros en casa. Estos, usados de manera continua, destruyen los aceites que producen nuestro cuerpo y pueden provocar caída del cabello, caspa o irritación.

Cada día, se habla más sobre lo dañino que es este ingrediente. Evitarlo es una opción acertada, más aún si tu cabello es sensible. Los champús naturales sin sulfatos limpian el pelo de una forma menos agresiva, protegen el color y combaten el encrespamiento, respetando los lípidos que nuestra piel genera de manera natural para protegerse del exterior.

Eliminar siliconas. parabenos y sulfatos te ayudará a cuidar tu cabello desde la raíz.(Fuente: Nataliya Vaitkevich: 8467971/ Pexels)

Ingredientes naturales

La naturaleza contiene todos los ingredientes que el cabello necesita para cubrir sus necesidades. Nos hemos acostumbrado a usar la química para todo y, por suerte, está volviendo la tendencia a retroceder a lo natural. Es lo que mejor le sienta al cuerpo, tanto en alimentación como en cosmética, por lo que elegir un champú orgánico te ayudará a recuperar el estado sano de tu pelo.

Los componentes naturales pueden ser infinitos, pero algunos de los más comunes en los champús naturales son:

  • Hojas de acacia: Limpia e hidrata en profundidad el pelo.
  • Aloe vera: Perfecto para cabellos fino y normales. El aloe vera tiene efectos calmantes, hidrata el cabello de manera natural y recupera su brillo.
  • Ginkgo: Limpia suavemente y aporta vigor al cuero cabelludo. Ideal para pelos castigados y teñidos.
  • Enebro: Controla el frizz, da brillo y definición en las ondas.
  • Flores de caléndula: Calma la piel, ideal para problemas de descamación, psoriasis o caspa.
  • Camomila: Respeta el cuero cabelludo, recupera su flexibilidad y limpia en profundidad.
  • Neem: Bueno para la irritación del cabello, ayuda a deshacerse de picores, grasa y la caspa.
  • Aceite de sésamo: Hidrata el cabello en profundidad.

Tamaño

El champú orgánico, al estar compuesto por ingredientes en su mayor parte naturales y no contener parabenos, tendrá una vida útil más corta que los champús comerciales. Una opción puede ser comprar envases más pequeños, dependiendo de cuánto lo utilicemos. De esta manera, nos aseguraremos de que siempre esté en perfectas condiciones.

Si, por el contrario, es un champú natural que queremos usar para toda la familia de una manera regular, podemos adquirir un tamaño más grande. Estos productos suelen empezar a deteriorarse una vez abiertos, y hay que procurar que no caduque para que no salgan hongos y bacterias. Es conveniente, de vez en cuando, echar un ojo para prevenir posibles deterioros.

Resumen

La vuelta a lo natural y lo orgánico es una realidad cada vez más común. Hemos llenado nuestros cosméticos y productos de uso diario con químicos y tóxicos, y el cuerpo y el pelo están sufriendo las consecuencias. Con un champú orgánico, podrás reparar de manera saludable el deterioro de tu cabello y conseguir que vuelva a lucir suave y sedoso.

Con los champús comerciales, estábamos llenando el pelo de siliconas y productos irritantes que solo conseguían mostrarlo sano de una manera artificial. Por si fuera poco, se está demostrando que muchos de estos químicos son cancerígenos. La transición de un champú comercial a uno orgánico ofrece beneficios claramente gratificantes, aunque sea un poco engorrosa.

Si estás en proceso de cambio a lo orgánico o ya sigues una rutina desde hace tiempo, nos encantaría leerte en comentarios contándonos tu experiencia.

(Fuente de la imagen destacada: Chaiwatcharanon: 50693243/ 123rf)  

Referencias (3)

1. Penrod C. ¿Laureth sulfato de sodio o lauril sulfato de sodio? [Internet]. Dermveda. 2018 [cited 2021].
Fuente

2. Mosquera Tayupanta Tde los Á. Estudio comparativo de la eficiencia antibacteriana de una mezcla de parabenos frente al aceite de romero (Rosmarinus officinalis Lamiaceae) utilizados como conservantes en una formulación cosmética. [Internet]. UNIVERSIDAD POLITÉCNICA SALESIANA, SEDE DE QUITO. 2014 [cited 2021].
Fuente

3. Prieto Blanco Mdel C. ANÁLISIS DE COMPUESTOS RESIDUALES EN TENSIOACTIVOS CATIÓNICOS POR CROMATOGRAFÍA DE LÍQUIDOS DE ALTA EFICACIA Y ELECTROFORESIS CAPILAR [Internet]. UNIVERSIDADE DA CORUÑA DEPARTAMENTO DE QUÍMICA ANALÍTICA. 2002 [cited 2021].
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Post salud
Penrod C. ¿Laureth sulfato de sodio o lauril sulfato de sodio? [Internet]. Dermveda. 2018 [cited 2021].
Ir a la fuente
Estudio científico
Mosquera Tayupanta Tde los Á. Estudio comparativo de la eficiencia antibacteriana de una mezcla de parabenos frente al aceite de romero (Rosmarinus officinalis Lamiaceae) utilizados como conservantes en una formulación cosmética. [Internet]. UNIVERSIDAD POLITÉCNICA SALESIANA, SEDE DE QUITO. 2014 [cited 2021].
Ir a la fuente
Estudio científico
Prieto Blanco Mdel C. ANÁLISIS DE COMPUESTOS RESIDUALES EN TENSIOACTIVOS CATIÓNICOS POR CROMATOGRAFÍA DE LÍQUIDOS DE ALTA EFICACIA Y ELECTROFORESIS CAPILAR [Internet]. UNIVERSIDADE DA CORUÑA DEPARTAMENTO DE QUÍMICA ANALÍTICA. 2002 [cited 2021].
Ir a la fuente
Evaluaciones