Rubio, castaño, pelirrojo, negro, fino, grueso, liso, rizado, largo, corto… Existen muchísimos tipos de cabello distintos en función de sus características y por lo tanto, diferentes champús. Como es lógico, a cada persona le puede gustar más una clase de pelo u otra. Sin embargo, hay una propiedad que a todos nos resulta agradable: una melena cuidada y sana.

Para un buen cuidado del cabello, ciertos productos resultan imprescindibles, como el champú. A diferencia de lo que a priori podríamos pensar, la función del champú va mucho más allá del lavado del cabello. Actualmente, el mercado ofrece una amplia variedad de champús con funciones y características muy diversas. Presta atención.

Lo más importante

  • El champú es un producto destinado al lavado y cuidado del cabello. Actúa eliminando el exceso de sebo del cuero cabelludo.
  • Actualmente, los champús aportan muchos más beneficios cosméticos aparte de limpiar el pelo.
  • Existen distintos tipos de champús en función de sus características y del tipo de pelo a tratar. Incluso podemos encontrar champús con propiedades específicas. La composición del champú va a determinar su función, los resultados cosméticos y también ciertos efectos adversos.

Ranking: Los mejores champús del mercado

En este apartado encontrarás una recopilación de los 5 mejores champús disponibles en el mercado. Además, hemos resumido las características principales de cada uno de ellos para facilitar su comparación. Te resultará útil para decidir qué champú es el más adecuado para ti.

Puesto nº 1: Revlon Professional

1000 ml. Se trata de un champú destinado al uso diario de la mano de Revlon. Es un producto muy completo y versátil, dado que es apto para todo tipo de cabellos. Destaca por sus propiedades hidratantes y protectoras sobre la melena, debidas a su formulación. Consiste en una combinación exclusiva de champú y acondicionador.

Este champú proporciona un lavado intensivo y a la vez respetuoso del cabello, protegiendo e hidratando el cuero cabelludo. Su formulación con acondicionador confiere un acabado brillante y suave a tu pelo. Además, controla el encrespamiento y facilita el cepillado. Por último, su fragancia de extractos cítricos y frutales te cautivará.

Puesto nº 2: L’Oréal (Absolut Repair Lipidium)

500 ml. Champú de categoría profesional muy bien valorado por los usuarios. Ha sido específicamente formulado para aquellos cabellos más dañados y debilitados. Su formulación permite una reparación profunda de las zonas más castigadas del pelo. Por último, fortalece las raíces y protege la melena frente agentes externos dañinos.

A diferencia de otros champús reparadores, el champú Absolut Repair incluye Lipidum. Este componente permite una reparación y reconstrucción instantánea del cabello desde su interior. En definitiva, tu melena ganará resistencia y tendrá un aspecto suave y brillante. Además, incluye un aplicador muy útil para una correcta dosificación.

Puesto nº 3: Art Naturals

473 ml. Se trata de un champú confeccionado a base de ingredientes totalmente naturales. Su componente principal es el aceite de Argán, conocido como “oro líquido” por los expertos. Proporciona una hidratación profunda y repara los cabellos dañados. Además, es útil contra la caspa, ya que hidrata y respeta el cuero cabelludo

Su formulación incluye muchos otros compuestos derivados de la naturaleza con propiedades sorprendentes. Entre ellos, cabe mencionar los aceites de melocotón, aguacate, jojoba y almendra. Esta combinación combate eficazmente el encrespamiento y la sequedad. Proporcionará a tu melena un aspecto fuerte, brillante y más sano que nunca.

Puesto nº 4: Revlon (Kids Shampoo)

300 ml. Champú con características especiales para el uso infantil. Se trata de un champú hipoalergénico para niños. Su formulación ha sido específicamente diseñada para minimizar reacciones adversas. Por tanto, carece de componentes irritantes y alergénicos que podrían perjudicar la salud y resultar desagradables para los niños.

Este producto confiere un lavado suave del cabello y del cuero cabelludo. Su composición ha sido adaptada a usuarios infantiles, por lo que facilita el peinado y disminuye los enredos. Además, ha sido enriquecido con una agradable fragancia de manzana fresca. Constituye una opción idónea para el cuidado del cabello infantil.

Puesto nº 5: KLORANE (champú seco)

150 ml. Se trata de una gama de champú seco basada en ingredientes naturales. Más concretamente, el componente básico de este champú es la ortiga. Esta formulación exclusiva absorbe el exceso de sebo gracias a las propiedades seboreguladoras de la ortiga. Además, contiene polvos micronizados con un gran poder de absorción

El uso de este champú seco permite espaciar la frecuencia de lavado del cabello. Con ello, se previenen la sequedad y la irritación del cuero cabelludo. Presenta un cómodo formato en spray que facilita su aplicación. Se aconseja esparcir el producto por las raíces y las zonas más grasas. El cabello recuperará su limpieza al instante.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el champú

Es importante que antes de adquirir cualquier champú, conozcas los aspectos principales sobre este producto. A continuación, hemos incluido los aspectos más relevantes sobre los champús para que puedas informarte adecuadamente. Además, daremos respuesta a las preguntas más frecuentes entre usuarios.

Mujer lavándose el pelo

Es importante utilizar de forma correcta el champú para obtener los resultados deseados y evitar efectos no deseados.
(Fuente: Ponzi: 40657969/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente el champú?

El champú es un producto cosmético empleado principalmente para el lavado del cabello. Nuestro pelo se ve expuesto día a día a múltiples fuentes de suciedad. La más importante de ellas proviene de nuestro propio cuerpo. Las glándulas sebáceas del cuero cabelludo liberan sebo, un tipo de grasa que se acumula y ensucia el cabello.

Además, nuestro cuero cabelludo suele descamarse, liberando pequeños fragmentos de piel que quedan retenidos en la melena. En el medio ambiente también hay varias partículas que se depositan en el pelo, procedentes de la contaminación. Finalmente, en el cabello se pueden acumular restos de cosméticos, como gominas o lacas.

Champú

El champú es necesario para garantizar la salud de tu cuero cabelludo.
(Fuente: Kachmar: 70097121/ 123rf.com)

La combinación de todos los agentes mencionados puede proporcionar un aspecto sucio y desagradable a nuestro cabello. En este punto es donde entran en juego los champús. Su mecanismo de acción permite eliminar toda la suciedad de nuestro pelo, confiriéndole así un aspecto limpio y sano. Además, proporcionan suavidad y brillo al pelo.

¿Qué beneficios aporta el champú a mi pelo?

Tal como hemos comentado, el papel principal del champú es limpiar el cabello. Los champús eliminan el exceso de sebo acumulado en el pelo. Además, retiran los restos de descamación, partículas ambientales y otros productos que se depositan en nuestra melena. Con ello, nuestro pelo adquiere un aspecto limpio, sano y agradable.

Sin embargo, hoy en día la formulación del champú se ha ido modificando para proporcionarle muchas otras propiedades.

Por ejemplo, ciertos champús potencian la hidratación de la melena. Otros, en cambio, promueven una mayor eliminación de sebo. También existen champús cuyos componentes facilitan el alisado o realzan los rizos.

En definitiva, el champú es un producto esencial para el cuidado del cabello. Sirve para tener una melena bien limpia y proporcionarle los cuidados que necesita. Cada tipo de pelo, en función de sus características, requerirá un manejo distinto. Por ello, los champús se adaptan a todo tipo de cabello para satisfacer sus necesidades.

foco

¿Sabías que también hay champús sólidos? Este tipo es ideal para minimizar nuestro consumo de plásticos.

¿De qué están hechos los champús?

La composición de un champú puede llegar a ser muy variada en función de las propiedades del producto. Es decir, no todos los champús incluyen los mismos ingredientes, sino que dependerá del tipo de champú. Los componentes de los champús se pueden agrupar en ocho grandes categorías que veremos a continuación.

El principal componente de todo champú son los agentes tensoactivos, también denominados surfactantes. Son los agentes limpiadores por excelencia y permiten la formación de la espuma. El resto de componentes son los acondicionadores, espesantes, ácidos, conservantes, nacarantes, esencias y aceites esenciales e ingredientes activos.

La siguiente tabla detalla los ocho grandes grupos de ingredientes de los champús, junto con su principal función y algunos ejemplos.

Categoría Función Ejemplos
Tensoactivos  Acción limpiadora y formación de espuma  Lauril sulfato de sodio (SLS), lauril éter sulfato de sodio y lauril éter sulfosucinato de sodio
Acondicionadores Evitan la sequedad de los detergentes, reponiendo parte de la grasa eliminada Dietanolamina de ácido graso de coco, lanolina, lecitina
Espesantes Facilitar la aplicación del champú Cloruro de sodio
Ácidos  Equilibrar el pH Ácido cítrico
Conservantes  Evitar la colonización del champú por hongos y bacterias  Metilparabeno
Nacarantes  Efecto nacarado para cabellos secos y normales  Derivados de ceras
Esencias y aceites esenciales Perfumar  Extractos vegetales: lavanda, rosa, etc.
Ingredientes activos  Enriquecer el producto  Vitaminas A y E, queratina, colágeno, aloe vera, manzanilla

A pesar de la gran variedad de combinaciones, todas las formulaciones del champú deben cumplir ciertos objetivos. Tienen que ser de fácil enjuague y con buen acabado después del lavado. No deben dañar el cabello ni ser tóxicos, produciendo la mínima irritación de piel y ojos posible. Deben ser biodegradables y con pH ligeramente ácido.

¿Cómo actúa un champú?

Sabemos que el champú sirve para lavar el cabello, pero ¿cómo lo hace? El champú actúa eliminando el exceso de sebo de nuestro cuero cabelludo. El sebo es un tipo de grasa producido por las glándulas sebáceas. Forma una capa en el cuero cabelludo que lo protege de agentes externos, pero a su vez acumula suciedad.

Los tensoactivos del champú separan el sebo del cabello, arrastrando con él toda la suciedad y detritus acumulados. El jabón actúa a través del mismo mecanismo de acción, pero mezclándose con mucha más afinidad con el sebo. Consecuentemente, el sebo se elimina en exceso, causando sequedad. Por ello, el cabello no se puede lavar con jabón.

¿Qué tipos de champús existen?

Actualmente, el mercado ofrece una amplia variedad de champús en función de sus propiedades, composición y características. La formulación de los champús ha evolucionado para adaptarse a las necesidades de cada tipo de cabello. Con todo, hoy en día disponemos de champús para todos los cabellos y para todas las edades.

Entre las categorías más conocidas, se encuentran los champús anticaspa, con componentes para combatir los hongos. También existen los champús naturales, basados en ingredientes orgánicos; y los alternativos, libres de productos químicos. Además, disponemos de champús para bebés, secos y champú sólido.

A continuación, se incluye una tabla con los tipos principales de champús que ofrece el mercado y sus características más importantes.

Categoría Función
Anticaspa Contienen agentes como piritiona de zinc, sulfito de selenio, alquitrán, salicilatos y ketoconazol que reducen la caspa de causa fúngica.
Naturales Champús elaborados a base de ingredientes naturales (extractos vegetales) combinados con surfactantes comunes. Su efectividad es controvertida.
Alternativos Champús con menor cantidad de productos químicos potencialmente nocivos, especialmente de la familia de los sulfatos. Requieren mayor frecuencia de aplicación para obtener resultados equiparables a los convencionales.
Para bebés Su formulación contiene una proporción reducida de agentes irritantes para ojos y piel. Además, utilizan los surfactantes más delicados.
Champú solido  Formato especial del champú en forma sólida, lo que permite frotarlo sobre el cabello. Su efectividad es menor que el champú líquido.
Champú seco  Champú que se aplica en spray sobre el pelo seco. Permite retirar la grasa localizada en las zonas más vulnerables, como las raíces, sin necesidad de lavar el pelo. Opción práctica para pelos grasos.

¿Qué propiedades específicas pueden tener los champús?

  • Para cabello graso: elimina una mayor cantidad de sebo.
  • Anticaída del cabello: fortalece el pelo y previene la caída del mismo.
  • Para cabellos secos: con mayor poder de hidratación.
  • Champú protector del color: especial para mantener el color del cabello teñido.
  • Champú equilibrante: para recuperar el PH normal del cabello.
  • Champú hidratante: favorece que el cabello mantenga la humedad necesaria para mantenerse sano.
  • Champú para volumen: proporciona volumen extra y confiere más cuerpo al cabello.
  • Champú alisador: potencia el alisado del cabello, además de aportar hidratación y brillo.

¿Cómo debo utilizar un champú?

Al igual que ocurre con cualquier producto de cosmética, para obtener los resultados deseados hay que usar el producto correctamente. Así pues, a continuación detallamos paso a paso cómo se debe aplicar el champú. Aunque parezca algo obvio y fácil, hay ciertos detalles que seguro que no conoces y te resultarán de gran ayuda.

Para empezar, moja tu cabello en la ducha con agua tibia, no muy caliente porque resecarías el pelo. Deposita sobre tu mano una cantidad de champú del tamaño de una moneda. No por aplicar más producto obtendrás mejores resultados. Distribuye el champú en tus manos y masajea tu cuero cabelludo suavemente con las yemas de los dedos.

Mujer lavándose el pelo

El lavado diario del cabello no es lo más aconsejable. En general, se recomienda hacerlo entre 2 y 3 veces a la semana.
(Fuente: Racorn: 21235159/ 123rf.com)

Ve frotando todo tu pelo, de raíz a puntas e insistiendo en estas últimas. Una vez enjabonado el cabello, aclara bien el pelo. Vuelve a aplicar la misma cantidad de champú y lava el cabello por segunda vez. A continuación, enjuaga bien el cabello con abundante agua tibia o fría. Envuelve el pelo con una toalla y sécalo bien.

¿Cada cuánto tengo que utilizar champú?

A todos nos gusta tener una melena limpia y bien cuidada. Sin embargo, esto no se consigue a base de lavar el pelo todos los días. De hecho, no se recomienda lavar el cabello con demasiada frecuencia. Resultaría en una eliminación excesiva de sebo, el protector natural de nuestro cuero cabelludo, lo cual no resulta beneficioso.

No existe una norma general estricta sobre la frecuencia de lavado del pelo. Va a depender de las necesidades de cada tipo de pelo. En líneas generales, los expertos aconsejan lavar el cabello entre 2 y 3 veces por semana. En caso de pelos secos, este intervalo se podría prolongar. En cambio, se podría acortar en pelos grasos.

Mujer acondicionador

El acondicionador es el mejor amigo del champú, lo ideal es aplicarlo después de la lavada del cabello.
(Fuente: Goodluz: 15290641/ 123rf.com)

¿Qué efectos adversos puede conllevar el uso de champú?

A pesar de ser un producto de uso diario y ampliamente extendido, el champú no está exento de efectos adversos. Estos son debidos especialmente al empleo incorrecto del champú. Por ejemplo, una frecuencia de uso excesiva o un producto de características inadecuadas. También pueden afectar a personas con patologías de la piel.

Entre los efectos adversos más frecuentes se encuentra la irritación del cuero cabelludo y la piel. Es más frecuente en champús con componentes irritantes, como derivados del alcohol. Puede provocar sequedad y descamación. Algunas personas también refieren picor e irritación en los ojos en entrar en contacto con el champú.

Champú de color rosa

Es importante elegir el champú según tu tipo de cabello.
(Fuente: Kolpakova: 11963030/ 123rf.com)

Ciertos componentes de los champús pueden provocar otras alteraciones. Por ejemplo, ha habido casos de intoxicación por SLS. Por otro lado, el sulfato de sodio repercute negativamente en la visión. Sustancias como el DEA (dietanolamina) provocan efectos nocivos sobre el aparato digestivo. Finalmente, puede haber reacciones alérgicas.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los champús?

A continuación, se incluye una tabla comparativa con las principales ventajas y desventajas del uso de champú.

Ventajas
  • Limpieza
  • Hidratación
  • Seboregulación
  • Cabello sano
Desventajas
  • Reacciones alérgicas
  • Irritación de piel, cuero cabelludo y ojos

Criterios de compra

A la hora de adquirir un champú, es importante que evalúes algunos aspectos. Seguidamente, hemos incluido los factores de mayor relevancia que debes considerar antes de comprar este producto. Así, podrás asegurarte de que tomas la decisión apropiada, eligiendo el champú que más se adapta a tus necesidades. Estos aspectos son:

  • Composición
  • Tipo de cabello
  • Resultados deseados
  • Edad
  • Enfermedades o alergias

Composición

La formulación es algo vital a la hora de adquirir un champú. Los ingredientes van a condicionar la función del producto, sus resultados y posibles efectos adversos. Por tanto, es muy importante que dediques tiempo a revisar a conciencia los componentes del champú antes de comprarlo. A continuación te ponemos algunos ejemplos.

En función de tu tipo de pelo, te interesará potenciar unos aspectos concretos. Por ejemplo, hidratación, seboregulación o efecto anticaspa. Por otro lado, deberás elegir compuestos distintos si deseas realzar tus rizos u obtener un efecto alisador. Finalmente, tienes que ir con cuidado si padeces alguna patología dermatológica o alergia.

Tipo de cabello

Tal como se ha explicado en apartados anteriores, existen champús diseñados específicamente para cada tipo de pelo. Según este criterio, incluirán unos componentes u otros y permitirán satisfacer las necesidades específicas de cada clase de cabello. Así pues, antes de elegir tu champú, debes tener claras las características de tu pelo.

Por ejemplo, hay champús especiales para pelos lisos o rizados. También encontrarás gamas exclusivas para cabellos teñidos, que permitirán potenciar el color. Por otro lado, si tu pelo está reseco, apagado y castigado, te interesarán los champús reparadores para fortalecerlo. Sea como sea tu melena, encontrarás un champú adecuado a ella.

foco

Si tu cabello es delicado o sensible es mejor elegir productos naturales, libres de parabenos y sal.

Resultados deseados

Otro aspecto a tener en cuenta son los resultados que desees obtener. Como bien sabes, la función principal del champú es lavar el pelo, pero no es la única. Existen champús formulados exclusivamente para proporcionar unos resultados concretos. Es decir, además de champús para cada tipo de pelo, también los hay con funciones específicas.

A modo de ejemplo, podrías estar interesada en un champú que te ayude a reducir el encrespamiento de tu pelo. Otra posibilidad es buscar un producto que proporcione más volumen y vitalidad a tu melena. Si tu cabello está apagado y falto de brillo, podrías darle la luminosidad que necesita con el champú adecuado. Hay múltiples opciones.

Edad

La edad es un factor que puede pasarnos por alto, pero de gran relevancia. El cabello de los niños no tiene las mismas características que el de los adultos. Sus necesidades también son distintas. Además, la piel de los niños es más delicada. Por ello, el mercado ofrece gamas especiales de champús formulados exclusivamente para niños.

Estos productos suelen ser más respetuosos con el pH de la piel y la irritación de los ojos. Además, contienen componentes para facilitar el peinado. Sin embargo, existen champús “para toda la familia”. Tales productos no consideran las diferencias expuestas, por lo que es preferible usar champús distintos para niños y adultos.

Enfermedades o alergias

El hecho de padecer enfermedades dermatológicas o alergias repercute en dos aspectos. Por un lado, existen champús específicos para ciertas patologías. Por ejemplo, en caso de infección fúngica resulta muy útil emplear champús con antifúngicos. Además, hay champús hipoalergénicos y de pH neutro, en caso de alergias.

Por otro lado, padecer alguna patología cutánea o las alergias, aumenta la susceptibilidad frente a los efectos adversos del champú. En definitiva, es importante que tengas presente estos aspectos a la hora de elegir un champú. Elige el champú más adecuado a tu patología y asegúrate de que no contenga componentes nocivos para ti.

Resumen

En definitiva, el champú es un producto cosmético de uso cotidiano de gran utilidad. Su función principal consiste en el lavado del cabello, gracias a la eliminación del exceso de sebo del cuero cabelludo. Sin embargo, el champú posee muchas otras propiedades a nivel cosmético, que vienen determinadas en gran parte por su composición.

Un uso adecuado de champú conferirá a tu melena un aspecto limpio, sano, fuerte y brillante. Además, aportará todo lo que necesita tu melena para estar radiante en función de sus características. Hoy en día, los champús se adaptan a todas las edades y a todo tipo de cabello. Incluso se adecúan a los deseos cosméticos de todos los usuarios.

¿Tus rizos están poco definidos y encrespados? Un champú especial para pelo rizado es la solución. ¿Tienes una melena seca y dañada? Prueba la gama de champús reparadores para cabellos dañados. ¿Tus hijos se quejan de picor en los ojos cada vez que se duchan? Elige un champú especial para niños y acaba con el problema.

(Fuente de la imágen destacada: Dolgachov: 38880105/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
27 Voto(s), Promedio: 4,89 de 5
Cargando…
superguapas

Publicado por superguapas