destacada
Última actualización: 5 marzo, 2021

Nuestro método

20Productos analizados

24Horas invertidas

2Artículos evaluados

122Opiniones de usuarios

¿Eres de las que utilizas la misma brocha de maquillaje para todo?, ¿Te da pánico experimentar con las diferentes brochas de maquillaje por si terminas hecha un cuadro? No desesperes, las brochas de maquillaje pueden ser tu mejor aliado para conseguir ese acabado tan bonito que ves en las revistas o en los tutoriales de belleza.

En el siguiente artículo te explicaremos como debes usar cada brocha y pincel cuando apliques la base de maquillaje, el corrector, los polvos, la barra de labios o el colorete. Hasta la sombra más arriesgada o el delineado más complicado, parece mucho más fácil hacerlo cuando lo haces con la brocha adecuada.




Lo más importante

  • Es esencial utilizar las brochas adecuadas, así como los pinceles y las esponjas, para darle un toque homogéneo a la piel y difuminar bien el maquillaje.
  • Debes tener en cuenta que la higiene es muy importante en las brochas y esponjas que utilizas. Si no las lavas con frecuencia puedes sufrir riesgo de infecciones en la piel.
  • Hay infinidad de brochas en el mercado, si no eres de maquillarte mucho, quizás con las básicas sea suficiente. No hay necesidad de comprar un kit con treinta pinceles distintos, si no vas a utilizar ni la mitad.

Las mejores brochas de maquillaje del mercado: nuestra selección

Existen infinidad de brochas de maquillaje. Tenemos de todo tipo en el mercado, naturales, sintéticas, de mango largo, de mango corto. Se venden sueltas y también encontramos estuches muy completos y otros con los básicos. En este apartado hemos recogido cuatro opciones muy competitivas en relación calidad-precio.

Las brochas de maquillaje preferidas por los usuarios

Es uno de los estuches de maquillaje más vendidos en Amazon. Cuenta con un set de treinta y dos brochas que pueden ser usadas tanto para uso profesional como para uso diario por personas sin tantas nociones en maquillaje.

Las cerdas se hacen usando fibra sintética y tienen un acabado suave y sedoso. Además, incluye una bolsa de viaje para guardarlas y transportarlas cuando lo necesites. Se lavan simplemente con un jabón neutro.

Las mejores brochas básicas de maquillaje

Este kit incluye ocho brochas para que puedas aplicar todos tus básicos. Cuenta con brocha para la base, el contorno, los polvos y el colorete. Adicionalmente, trae otras cuatro más pequeñas para la sombra, el difuminador, las cejas y los labios.

El neceser de viaje es impermeable, lo que protege y cuida los pinceles contra derrames accidentales. Las brochas son 100 % sintéticas, muy densas y suaves. Además, es un producto vegano y libre de toxinas.

Las mejores brochas de maquillaje ecológicas

A la hora de comprar cualquier producto también es importante mirar por el medio ambiente. Este set de brochas de maquillaje de la marca Ecotools ha sido diseñado con aluminio reciclado y el mango con bambú reciclable.

Incluye una colección de cinco brochas imprescindibles, tres fichas con looks de belleza y una bandeja de almacenaje. Las cerdas son sintéticas, aptas para pieles sensibles y 100 % hipoalergénicas. Los pinceles son para los polvos, el colorete, la sombra, el corrector y el delineador.

Las mejores brochas de maquillaje 360 grados

El set 360 grados está diseñado con tres cabezas de cepillo abovedadas y muy densas. Son ideales para el contorno del rostro, ya que ofrecen un resultado profesional completamente difuminado, sin manchas ni líneas. Son perfectas para aplicar productos preferentemente fluidos y/o en crema, dada la densidad de las brochas. Aunque el contorno en polvo, se aplica también bien.

También están diseñadas con productos reciclados y 100 % sintéticos. La brocha más grande se utiliza para aplicar la base, la mediana para el contorno y la más pequeña sirve para el corrector. Son muy fáciles de usar y el acabado es muy natural.

Conoce las diferentes brochas de maquillaje y cómo utilizarlas

Cada brocha de maquillaje tiene su propósito, por eso es fundamental conocer para qué sirve cada una y cómo debes usarlas. Si utilizas el pincel adecuado el maquillaje será más fácil y rápido de aplicar, podrás controlar mejor las cantidades. Además, obtendrás un resultado más duradero y natural.

Siempre debes limpiar, tonificar e hidratar tu piel antes de maquillarte. Si preparas la piel, el maquillaje quedará uniforme y no se apelmazará en las líneas de expresión.

Existen diferentes brochas de maquillaje para cada zona del rostro. (Fuente: Yastremska: 97092484/ 123rf.com)

Brochas de maquillaje para aplicar los polvos

La brocha para aplicar los polvos, tanto compactos como sueltos, suele ser más grande y ancha que el resto. Los polvos son el toque final para fijar tanto el maquillaje como el corrector y también se usan para disimular los brillos. La más conocida es la brocha kabuki, la cual tiene una punta redondeada, muy tupida y con mango corto. Sirve para aplicar todo tipo de polvos.

Busca una brocha con la que puedas recoger fácilmente el producto. Aplica los polvos con movimientos suaves y circulares alrededor del rostro para que quede un acabado uniforme y natural. Incide en la zona T (frente y nariz) y en la barbilla para fijar bien la base y notar que la piel se ve más lisa. Es importante elegir un color que se asemeje lo máximo al tono de tu piel.

Brochas de maquillaje para aplicar la base

En el caso de una base de maquillaje líquida, debemos escoger una brocha plana y tupida que te permita llegar a todas las zonas del rostro. Se conoce también como lengua de gato. Puedes poner un poco de producto directamente en las cerdas de la brocha o ponerlo en el dorso de tu mano e ir impregnando la brocha poco a poco. Comienza por el centro del rostro hacia el exterior, realizando ligeros toques circulares y ascendentes.

Si la base de maquillaje que utilizas es en polvo, la brocha debe tener unas cerdas más cortas y compactas que en el caso de la brocha para polvos. Cuando cojas el producto primero da unos golpecitos en el dorso de tu mano. Luego aplica el producto, con movimientos circulares, desde el centro del rostro hacia el exterior. Asegúrate que la brocha te permite llegar a todo el contorno para así evitar el efecto máscara.

La brocha kabuki es válida para aplicar todo tipo de polvos (sueltos, compactos o bronceadores). (Fuente: Phachongkitchakan: 137364197/ 123rf.com)

Brochas de maquillaje para aplicar el corrector

Una vez aplicada la base es el turno del corrector. Nos ayuda a cubrir aquellas imperfecciones que no ha llegado a tapar la base, como rojeces, manchas, ojeras, granitos, etc. Para aplicar este producto podemos escoger una brocha tipo cepillo. Esta es ideal para los correctores en textura líquida, ya que su forma ovalada y alargada permite llegar a zonas difíciles del rostro.

También podemos utilizar otro tipo de brocha, más plana, fina y con una punta ligeramente puntiaguda. Ayuda a aportar cobertura en las zonas pequeñas y se puede usar para aplicar el iluminador en polvo. Además de su uso para corregir imperfecciones, puedes poner un poco de producto alrededor del labio y conseguirás aportar volumen.

Brochas de maquillaje para el colorete

Aplicar un poco de color en las mejillas nos aportará el tan deseado efecto “buena cara” de forma inmediata. Las mejores brochas de maquillaje para el colorete son las que tienen una forma angular que se ajusta a la forma del pómulo. También las podemos encontrar con una forma redondeada, ambas se usan de la misma manera.

El mejor truco para aplicar el colorete es sonreír y poner un poco de producto en el centro de la mejilla. Después con la ayuda de la brocha, difumina el color barriendo desde dentro hacia afuera con cuidado de no extenderse a otras zonas. Aprieta más o menos la brocha para conseguir un efecto más natural o un poco más marcado.

Prepara tu piel antes de aplicarte el maquillaje. Conseguirás un acabado más homogéneo y que no se cuartee. (Fuente: Bielik: 117360304/ 123rf.com)

Brochas de maquillaje para aplicar la sombra de ojos

En cuanto a las brochas para maquillar los ojos son varios modelos los que podemos encontrar dependiendo del acabado que queramos conseguir. Te contamos tres básicos con los que siempre debes contar. Primero una brocha para aplicar la sombra en el párpado, es de tamaño pequeño y compacto y acaba con forma redondeada. Aplica hasta lograr el tono deseado en intensidad y después, difumina.

Después está la brocha para ojos smudger. Es compacta y tiene forma de lápiz-rotulador. Está diseñada para crear detalles o ahumados. Puedes usarla para difuminar el eye liner o aplicar sombra en la parte inferior de las pestañas. Por último, para ayudarte a difuminar y fundir las sombras, está la brocha para difuminar. Es alargada, ligera y terminada en forma redonda.

Brochas de maquillaje para las cejas y labios

Para sombrear, definir y rellenar las cejas lo mejor es utilizar brochas finas de cerdas rígidas y biseladas. Se pueden usar tanto con productos en polvo como en crema. Son muy recomendables para cubrir de forma sutil pequeñas zonas despobladas de las cejas.

Los pinceles finos y planos sirven tanto para perfilar como para maquillar y rellenar los labios. Puede utilizarse cogiendo un poco de color directamente de la barra de labios. Si lo prefieres, puedes primero utilizar un perfilador, en lápiz, del mismo tono que la barra antes de aplicar el color.

Utiliza una brocha específica para aplicar las sombras. Conseguirás difuminar mejor los colores y crear acabados más espectaculares que si utilizas los dedos. (Fuente: Maksymchuk: 116332678/ 123rf.com)

Brochas de maquillaje para retirar el exceso de producto

Cuando nos maquillamos los párpados, es muy habitual que queden algunos restos de sombra debajo de los ojos. Es muy importante que no intentes quitarlos con los dedos, porque arrastrarás el pigmento y estropearas tu maquillaje. Para ello, tenemos las brochas de abanico. Su pelo se encuentra dispuesto como si fuese un abanico abierto y son planas. Están diseñadas para retirar los restos que hayan podido quedar una vez hayamos aplicado la sombra de ojos.

La brocha abanico además se puede utilizar para aplicar el polvo bronceador, el colorete y el polvo iluminador. Con ella podrás marcar tus pómulos y mentón de manera impecable y obtener un acabado natural. Esta brocha te ayudará a disminuir la línea de intersección entre el claro y el oscuro de tus pómulos, difuminando el colorete y el polvo bronceador. Otro uso de esta brocha es para aplicar tu mascarilla facial de una forma más fácil.

Cómo cuidar tus brochas de maquillaje

¿Cuándo fue la última vez que limpiaste tus brochas de maquillaje? Tan importante es saber cómo usar correctamente tus brochas de maquillaje cómo saber cuidarlas. Aparte de una cuestión de higiene y cuidado para tu piel, limpiar y conservar bien las brochas nos permitirá que duren más tiempo. Además, evita que nos encontremos con sorpresas cuando estemos aplicando nuestro maquillaje.

Algunas brochas pueden tener varios usos distintos, como las de abanico. (Fuente: Soldatov: 111347015/ 123rf.com)

Cómo debes limpiar tus brochas de maquillaje

Limpia tus brochas cada 1 ó 2 semanas: no se trata solo de que estén limpias para no mezclar los tonos de unas sombras con otras y así estropear posiblemente el acabado de tu maquillaje. Los pelos de las brochas también acumulan residuos de producto e impurezas de la piel, pudiendo provocar la aparición de granitos y otras imperfecciones.

Utiliza jabón neutro: humedece el pelo de la brocha con agua templada y mantenla en sentido horizontal. Luego pon un poco de jabón neutro en la palma de tu mano y frota tu brocha contra ella haciendo movimientos circulares. Intenta no presionar con fuerza la brocha sobre tu mano para no deformarla.

Déjalas secar en horizontal: aclara cuidadosamente hasta que el agua salga limpia y después retira el exceso con una toalla limpia o un papel seco sin frotar. Extiéndelas sobre una superficie lisa. Lo ideal es poner las brochas un poco inclinadas con el pelo hacia abajo para que mantengan su forma sin dañar el mango.

Qué productos son incompatibles para el cuidado de las brochas de maquillaje

Si quieres que tus brochas de maquillaje te duren más tiempo, hay algunas cosas que debes evitar, así como guardarlas siempre en un lugar seco en el que permanezcan aireadas. Procura que las brochas tengan el suficiente espacio para que no reciban presión.
Las brochas de maquillaje acumulan restos de suciedad que pueden causarnos problemas en el cutis

El alcohol: podrías pensar que así conseguirás una limpieza más profunda, pero nada más lejos de la realidad. El alcohol no arrastra la suciedad, así que lavando las brochas con alcohol solo conseguirás estropearlas.

Dejarlas secar en vertical: al colocarlas así, con el pelo en la parte superior, el agua se deslizará hasta mojar el mango y lo dañará. Ponlas a secar en horizontal o colgadas boca abajo para que conserven la forma.

El calor intenso: no utilices un secador de pelo ni expongas las brochas al sol para secarlas. El calor hará que se estropeen. Lávalas antes de irte a dormir y las tendrás perfectas para usar a la mañana siguiente.

Conclusión

A la hora de maquillarnos no solo es importante elegir el producto más adecuado para nuestro tipo de piel. Si queremos sacar el máximo partido a nuestro maquillaje, saber qué tipo de brocha es la que debo utilizar en cada momento, nos proporcionará un mejor acabado y una mayor duración a lo largo del día.

Debemos limpiar y cuidar nuestras brochas correctamente. Por un lado evitaremos que nuestra piel pueda verse afectada por posibles toxinas, y por otro, mantendremos en buen estado y alargaremos la vida de nuestros pinceles.

Esperamos que te haya gustado el artículo y a partir de ahora seas capaz de usar más de una brocha de maquillaje. Si es así, compártelo en tus redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Arkhipenko: 112880156/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones