Última actualización: 23 julio, 2020

Nuestro método

13Productos analizados

19Horas invertidas

6Artículos evaluados

68Opiniones de usuarios

Los bebés de hoy en día no traen un pan debajo del brazo, sino un catálogo de puericultura. Productos diseñados para hacer de la maternidad algo menos difícil. Entre estos: los contenedores para pañales. Estos artilugios te permiten desechar los pañales sucios de varios días en un mismo cubo hasta llenarlo. E incluso tenerlo en la habitación porque retienen el olor.

Teniendo en cuenta que un bebé puede llegar a utilizar entre 58 pañales por día, y que tirarlos al cubo de basura de la cocina no es una buena idea, los contenedores para pañales son una gran solución. En este artículo, te explicaremos cómo funcionan, los distintos tipos que hay y por qué vale la pena invertir en uno. ¡Esperamos que te sea útil!

Lo más importante

  • El contenedor de pañales es práctico, útil y funcional. Brinda comodidad a la hora de desechar los pañales y evita que tanto olores como bacterias se propaguen por el hogar. Lo mejor: lo puedes poner en la habitación del bebé para tenerlo a mano.
  • Dependiendo de la marca y el modelo puede variar el sistema de aislamiento de los pañales. Algunos de ellos almacenan individualmente cada pañal para evitar que al tocarse unos con otros se genere humedad y proliferen las bacterias. Otros, los guardan todos juntos. Pero todos tienen en común que evitan que el mal olor inunde la casa.
  • Al elegir un contenedor de pañales has de tener en cuenta de qué capacidad lo necesitas o dónde lo pondrás. Pero, sobre todo, debes decidir si quieres uno que lleve recambios o que se pueda usar con cualquier tipo de bolsa. El precio de los recambios es un gasto adicional a valorar.

Las mejores contenedores de pañales del mercado: nuestros favoritos

Los bebés huelen fenomenal, pero sus pañales no. Si ya estás cansada de correr a sacar la basura de casa cada vez que cambias un pañal es porque todavía no te has enterado de que existen contenedores para pañales que te solucionan el problema. Aquí debajo te enseñamos nuestros favoritos. Dinos cómo lo vas a usar y te diremos cuál es el que te conviene comprar.

El contenedor para pañales más vendido

Este contenedor se ha convertido en el favorito entre los favoritos. Te permite depositar en su interior hasta 30 pañales sucios sin que se escape ni un poco de olor. Abres la tapa, pones el pañal dentro, giras la palanca una vuelta completa y listo hasta el próximo cambio.

Facilísimo de utilizar y de colocar los recambios. Estos, por cierto, cuentan además con una película de plástico antibacteriana que destruye el 99 % de los gérmenes.

El mejor contenedor de pañales para viajes

El cambio de pañal te puede tocar en cualquier momento y lugar. Este contenedor de pañales ocupa tan poco (vacío y plegado) que lo podemos llevar en el bolso de pañales o en el maletero del coche para los imprevistos.

Se despliega en un par de sencillos movimientos manteniéndose de pie por sí solo y tiene capacidad para hasta 30 pañales (tamaño recién nacido). Por supuesto, es hermético, portátil y desechable.

El mejor para guardar los pañales de tela usados

Este contenedor es simple, sencillo y muy económico, tiene tapa hermética y un asa de transporte. Aunque está pensado para pañales descartables, su sistema no es muy eficaz reteniendo olores. Sin embargo, puede resultar práctico para guardar los pañales de tela sucios hasta lavarlos.

Está decorado con dibujos de animales, ideal para que el bebé se entretenga mirándolo. Y trae una muesca en la parte inferior para vaciarlo.

El mejor contenedor de pañales para familias numerosas.

¡Puede almacenar hasta 75 pañales sucios! Es ideal para guarderías o, por qué no, familias con más de un bebé. No lleva recambios de bolsas especiales, así que se puede usar con cualquier tipo de bolsa de basura y no pierde eficacia en el sellado. Se abre fácilmente con una mano.

Si te gusta, ten en cuenta que debido a su capacidad es bastante alto, aunque si no quieres tener que agacharte te irá muy bien.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los contenedores de pañales

Hasta que tu peque aprenda a utilizar el orinal o el inodoro (otra aventura será aquella) tendrás que lidiar con los pañales. El contenedor de pañales es una de las mejores soluciones para la vida diaria de las familias con bebés. Cambias al bebé, tiras el pañal sucio en el cubo que tienes al costado del cambiador y te olvidas de sacar la basura hasta que lo llenes.

Madre cambiando el pañal de bebe

Ahorrar en todo lo del bebé no es fácil. Al principio, necesitarás unas cuantas cosas y de pocas podrás prescindir. (Fuente: Ian Allenden: 64168181/ 123rf.com)

¿Cómo funciona el contenedor para pañales?

El contenedor de pañales es un cubo con cierre hermético que impide que el olor del pañal salga al exterior. Dependiendo de marca y modelo, puede cambiar el sistema. Algunos contenedores envuelven cada pañal individualmente con plástico: abres la tapa, colocas el pañal, das una vuelta al mecanismo y el pañal queda sellado. Este tipo usa recambios de bolsas especiales.

Otros contenedores funcionan con un sistema de compartimentos aislantes. Colocas el pañal, giras el compartimento, el pañal cae dentro y el compartimento vuelve a la posición inicial. Así, no se escapa el olor al volver a abrir la tapa para meter otro pañal. Estos pueden utilizarse con cualquier tipo de bolsas.

¿Qué ventajas tiene tener un contenedor de pañales en casa?

Puedes pensar que es un gasto más o que se trata de otro “trasto” que ocupa espacio en la casa. Pero el contenedor de pañales te será de gran ayuda y una vez que comiences a usarlo no te arrepentirás de haberlo comprado. Tiene unas cuantas ventajas:

  • No tendrás que correr a sacar la basura cada vez que cambies un pañal.
  • No se llenará el cubo de basura de pañales sucios.
  • Evita generar un foco de infección en casa, impide que se provoquen y diseminen gérmenes y bacterias.
  • Lo puedes tener dentro de la habitación del bebé, cerca del cambiador.
  • La casa no olerá a pañal.

Opciones para ahorrar

Ahorrar en todo lo del bebé no es fácil. Al principio, necesitarás unas cuantas cosas y de pocas podrás prescindir. Sin embargo, se puede intentar reducir gastos por un lado o por otro para que estos primeros meses sean más llevaderos económicamente. A continuación, te explicamos algunas formas de ahorrar con sus pros y sus contras para que hagas tu propia valoración.

Opciones para ahorrar Ventajas Desventajas
Usar pañales de tela Reducen significativamente el gasto en pañales. Tienes que tener tiempo para lavarlos.
Comprar un contenedor que utilice bolsas normales de basura Ahorrarás en recambios, que son más caros. No retienen el olor con la misma eficacia que los de recambio.
Comprar un modelo de contenedor de los que lleven recambios especiales pero comprar unos compatibles en lugar de los originales Son mucho más económicos que los originales, se adaptan a casi todos los modelos y son antimicrobianos. Necesitas un cassette de recambio original vacio que tendrás que rellenar tú mismo con el rollo de bolsas compatibles.
Comprar un modelo de los que lleven bolsas especiales pero utilizar el contenedor para desechar solo los pañales de caca  El recambio de bolsas rendirá más, durará más tiempo. Pierdes la comodidad de poder tirar los pañales mientras los cambias y el cubo de basura de casa se llenará antes.

¿Cómo reciclar correctamente los pañales? ¿Dónde se tiran?

Ya en el año 2014, el Ayuntamiento de Barcelona detectó que los ciudadanos se confundían al desechar los pañales, lanzándolos erróneamente en el contenedor marrón (el de materia orgánica) o incluso en el amarillo (el de envases). Problema que persiste aún en la actualidad a pesar de que se pusieron en marcha varias campañas informativas al respecto.

El sitio correcto donde tirar los pañales usados es en el contenedor gris (el de restos). Es importante desechar correctamente los pañales, sin mezclarlos con la materia orgánica, ya que estos no se pueden reciclar. Por su composición, pueden demorar más de cien años en degradarse y son altamente contaminantes para el medio ambiente. Recuerda, el gris.

¿Qué ocurre con los pañales de tela?

A día de hoy, cada vez son más las familias que eligen utilizar pañales de tela para sus bebés. Entre sus razones están tanto el beneficio para el medio ambiente como el económico. Estos pañales se pueden utilizar hasta cuatro años antes de desecharse, pero tienen un inconveniente: se deben lavar a diario.

Entonces, ¿dónde guardas esos pañales de tela usados hasta que los lavas? Está claro que en la canasta de la ropa sucia no. En este caso, un contenedor de pañales puede resultar muy práctico. No hace falta que compres los más caros. Los más simples son bastante económicos y permiten almacenar los pañales herméticamente para que no se nos llene la casa de mal olor.

Madre de familia cambiando pañal de bebé

Ahorrar en todo lo del bebé no es fácil. Al principio, necesitarás unas cuantas cosas y de pocas podrás prescindir. (Fuente: Rafael Ben-Ari: 45837316./ 123rf.com)

Criterios de compra

Ahora ya sabes un poco más acerca de los contenedores de pañales. ¿Te has dispuesto a comprar uno? Entonces, es momento de que te detallamos los criterios que tienes que tener en cuenta para hacer la elección correcta. Presta atención para no tirar el dinero.

  • Tamaño, capacidad y estética
  • Recambios
  • Facilidad de limpieza
  • Extras
  • Bueno, bonito y barato

Tamaño, capacidad y estética

Algunos tienen más capacidad que otros. Podemos llegar a encontrar modelos para casa en los que se puedan depositar hasta 30 pañales sucios o modelos para guarderías (o familias con más de un bebé) que pueden almacenar hasta 75. Pero ten en cuenta que a mayor capacidad, mayor tamaño. Piensa antes dónde lo colocas.

Lo más práctico es ponerlo al costado del cambiador.

¿Quieres que pase desapercibido o, ya que estará allí, que encaje armónicamente con la decoración? Algunas marcas tienen variedad de colores e incluso estampados. Podrás ponerlo de color rosa a juego con la decoración del dormitorio de tu princesa, o con dibujos de Mickey Mouse. ¿Y la forma? Redondeado, más cuadrado, alto o bajo. Busca y encontrarás uno que te guste.

Recambios

Como te explicamos antes, hay dos tipos de contenedores, los que llevan recambios especiales y los que no. Los recambios son rollos de bolsa enroscados en un cassette que se colocan en la boca del contenedor. Al ser específicos para cada marca y modelo no suelen ser baratos. A continuación, analizamos las ventajas y desventajas de ambos tipos.

Tipo Ventajas Desventajas
Con recambios especiales El plástico de los recambios es antibacteriano.

Sellan bien el pañal, impidiendo que entre en contacto con el oxígeno y proliferen las bacterias.

Retienen mucho más el olor.

Permiten utilizar el cubo hasta su capacidad máxima.

El interior se mantiene limpio.

Los recambios son un gasto adicional y suelen ser caros.

Tienes que prever siempre tener recambios suficientes.

No se pueden comprar en cualquier lado.

Necesitarás una bolsa para llevar los pañales envueltos a la basura.

Sin recambios especiales Suelen ser más económicos.

Puedes usar las mismas bolsas que ya compras para el cubo de basura.

No tiene gasto extra.

Cuando el bebé ya no use pañales lo puedes utilizar como papelera para el baño.

Al estar los pañales juntos se genera humedad.

En cada cambio de bolsa deberás limpiar el interior del cubo.

La boca del contenedor a veces se ensucia con los pañales.

No es buena idea esperar a que el cubo se llene por completo porque pueden generarse bacterias. 

Facilidad de limpieza

Ten en cuenta que para garantizar la eficacia del contenedor de pañales tendrás que limpiarlo con cierta asiduidad. Los contenedores fabricados en plástico son los más fáciles de limpiar. Pasando un trapo humedecido con jabón o desinfectante lo dejarás como nuevo. Los de aluminio, sin embargo, se estropearán al contacto con el agua.

Otra cosa que facilita la limpieza del contenedor de pañales es la posibilidad de desmontar sus piezas. Podrás llegar a todos su rincones. Recuerda mirar las instrucciones para hacerlo correctamente sin romperlo y poder volver a montar cada parte en su sitio.

Extras

Son aquellas características especiales de un modelo de contenedor que te puede hacer decantar por la elección de ese en lugar de otro. Y, en ocasiones, justifican la diferencia de precio. Algunos extras podrían ser:

  • Cierre de seguridad: evitar que los niños lo puedan abrir.
  • Pedal para la tapa: permite la apertura del contenedor cuando tienes ambas manos ocupadas.
  • Mecanismo easy push: empuja el pañal hacia el fondo del contenedor para retener mejor el olor.
  • Piezas desmontables: facilita la limpieza del contenedor.

Bueno, bonito y barato

En este tipo de productos acabamos pagando la marca y la estética, pero también la tecnología de su fabricación y las patentes de sus sistemas. Esto último es lo que marca la diferencia y justifica, a menudo, el gasto. Existen productos más sencillos, pero suelen ser menos efectivos. Un consejo: presta atención a los criterios anteriores y elige el que más te convenga.

Lo barato acaba saliendo más caro. Si el contenedor no cumple con su función acabarás deshaciendote de él y entonces sí que habrá sido un gasto inútil. No mires solo el precio, valora también el partido que le piensas sacar. Analízalo como una inversión en comodidad.

Resumen

Hasta que tu bebé tenga tres años (con suerte antes) habrá pañales en tu vida. Eso, siempre y cuando no te animes y tengas otro hijo. Las familias con “peques” de poca diferencia de edad lidian con esto por un largo período. Háztelo fácil. El contenedor de pañales te aportará comodidad e higiene.

Ten en cuenta sus ventajas, recuerda que su uso es simple y que no tienes que gastar mucho dinero. Puedes valorar entre las opciones disponibles el que se adapte a tu casa y tu economía. Si no, inclúyelo en la lista del bebé o envíale este artículo a tus amigos y familia. Alguien estará encantado de regalarte el que más te guste.

Si te ha sido útil nuestra guía sobre contenedores de pañales, déjanos tu comentario y compártelo con otras mamás y papás en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Luckybusiness: 22631666/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.