La menstruación es un fenómeno fisiológico que experimentamos todas las mujeres mensualmente. Sin embargo, que sea normal no implica que resulte agradable. De hecho, suele tratarse de todo lo contrario. Muchas mujeres asocian el período menstrual como unos días de dolor, cambios de humor, hinchazón y malestar general, entre otros.

Para sobrellevar el periodo menstrual, a lo largo de la Historia se han desarrollado diferentes avances que les han permitido a las mujeres disfrutar de una mayor comodidad e higiene durante esos días. La copa menstrual, por ejemplo, es una artículo económico, seguro y respetuoso con el medio ambiente.¿Quieres saber más de ella? ¡Pues adelante!

Lo más importante

  • La copa menstrual es una alternativa para retener el flujo menstrual.
    A diferencia de las compresas y los tampones, no absorbe el flujo menstrual, sino que lo retiene.
  • La copa menstrual se introduce dentro de la vagina. Una vez llena, se puede vaciar el flujo contenido en el inodoro.
  • Puede utilizarse durante hasta 12 horas sin necesidad de vaciarla, y su duración estimada es de 10 años.
  • Existen distintos materiales, tamaños y modelos de copas menstruales. Se trata de una alternativa económica y respetuosa con el medio ambiente para retener el flujo menstrual.

Las mejores copas menstruales del mercado: nuestras recomendaciones

En este apartado encontrarás una recopilación de las 5 mejores copas menstruales disponibles en el mercado. Además, hemos resumido las características principales de cada una de ellas para facilitar su comparación. Te resultará útil para decidir qué copa menstrual se adapta mejor a tus necesidades.

La copa menstrual favorita de las usuarias online

Copa menstrual confeccionada a base de silicona médica. Se trata de un material altamente seguro e hipoalergénico, sin riesgo de reacciones alérgicas o inflamatorias. Ha sido testada científicamente y calificada como segura. Posee una flexibilidad media que se adapta perfectamente a las paredes vaginales sin riesgo de pérdidas.

El fabricante indica que esta copa menstrual ofrece 12 horas de protección sin necesidad de cambiarla o vaciarla. Posee una duración que alcanza los 10 años aproximadamente. Consecuentemente, su precio se amortiza a los 2 meses de usarla. Además, está exenta de productos químicos nocivos y altamente contaminantes, como los blanqueantes.

La copa menstrual más fácil de colocar

Se trata de una copa menstrual en forma de copa, fabricada con silicona médica. Es un material biodegradable, completamente compatible con el cuerpo humano y de gran seguridad. Además, no incorpora productos químicos en su composición. Se caracteriza por poseer un práctico agarre en forma de hilo, junto con un aplicador.

El aplicador facilita su uso los primeros días, dado que la inserción puede resultar dificultosa. El agarre tiene una longitud de 2 cm y permite una extracción fácil y rápida de la copa. Por otro lado, es flexible y fácilmente plegable. Esta característica también favorece su adaptación a la anatomía vaginal, evitando las pérdidas.

La mejor copa menstrual con extractor rígido

Copa menstrual en forma de copa. Ha sido confeccionada con silicona médica, altamente segura para su uso. Está disponible en distintos tamaños. La medida A se recomienda para mujeres menores de 30 años sin antecedentes de parto vaginal. La medida B está indicada para mujeres de más de 30 años o que hayan dado a luz por vía vaginal.

Ofrece una duración de hasta 10 años desde su primer uso. De acuerdo con el fabricante, puede permanecer sin vaciarse unas 12 horas. Incorpora un pequeño extractor de consistencia rígida y longitud de 2 cm en su parte inferior. Facilita la extracción de la copa de forma cómoda. Es una alternativa económica y respetuosa con el medio ambiente.

La copa menstrual ideal para las mujeres alérgicas al látex

Se trata de una copa menstrual de modelo copa, fabricada con silicona platino. Posee un certificado de biocompatibilidad, garantizando así su seguridad. Es un producto hipoalergénico, sin riesgo de citotoxicidad, hiperensibilidad ni irritaciones. Además, es altamente resistente a la temperatura, pudiéndola hervir sin problemas.

Se caracteriza por una textura lisa y de agradable suavidad que se adapta perfectamente a la vagina. Es apta para todo tipo de mujeres, incluyendo personas alérgicas al látex u otros componentes. Incorpora un rabillo rígido para facilitar su extracción. Finalmente, es compatible con el uso de DIU y anillos anticonceptivos.

La copa menstrual más duradera

Esta copa menstrual está hecha de silicona platino, considerada un componente hipoalergénico y altamente seguro. No produce sequedad vaginal, infecciones ni ningún tipo de irritación. Posee forma de copa e incluye una protuberancia rígida en su parte inferior para una extracción más fácil. Está disponible en varias tallas y colores.

Su gran flexibilidad y su textura suave hacen más agradable su uso y favorecen su adaptación a las paredes vaginales. Con ello, se reduce la probabilidad de fugas. Su duración estimada es de 15 años, y el fabricante asegura que puede utilizarse durante 12 horas seguidas. Es perfectamente compatible con el deporte y las actividades diarias.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la copa menstrual

Es importante que antes de adquirir una copa menstrual, conozcas los aspectos principales sobre este producto. A continuación, hemos incluido los aspectos más relevantes sobre la copa menstrual para que puedas informarte en condiciones. Además, daremos respuesta a las preguntas más frecuentes entre usuarios.

Chica joven con una copa

Recordemos que los materiales más frecuentemente empleados son la silicona médica, el elastómero termoplástico y el látex. (Fuente: Antonio Diaz: 120173724/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente la copa menstrual?

La copa menstrual es un recipiente destinado a introducirse en la vagina para retener el flujo menstrual durante la menstruación. Se trata de un método para contener la hemorragia durante el período menstrual, al igual que las compresas o tampones. Sin embargo, a diferencia de estos dos, la copa menstrual no posee propiedades absorbentes.

Al ser introducida en la vagina, la copa sirve como depósito del flujo menstrual. Es decir, lo contiene sin absorberlo, actúa a modo de recipiente. Después, se extrae la copa y se desecha su contenido en el inodoro.

foco

Por tanto, uno de sus puntos fuertes es ser un instrumento reutilizable, al contrario que los tampones y compresas.

¿Por qué se recomienda usar la copa menstrual?

La copa menstrual presenta múltiples ventajas que la hacen una opción que vale la pena considerar. Para empezar, es realmente cómoda, dado que se puede llevar durante horas sin necesidad de cambiarla. Además, es imperceptible cuando está puesta y muy segura, por lo que no limita las actividades habituales del día a día.

A nivel económico, la ventaja es evidente, dado que no es necesario invertir dinero constantemente en tampones y compresas. Recuerda que la misma copa puede durar hasta 10 años. Sus características evitan las infecciones, ya que no tiene la capacidad de retener gérmenes. Se encuentra fácilmente accesible y es fácil y práctica de usar.

María Elena CarrerasPresidenta de la Sociedad Catalana de Ginecología y Obstetricia

«La copa menstrual es la opción actual más cómoda, económica, saludable y respetuosa con el medio ambiente».

Finalmente, cabe destacar que la copa menstrual es respetuosa con el medio ambiente. Minimiza los residuos tóxicos medioambientales y la contaminación. En definitiva, se trata de una alternativa cómoda con amplias ventajas. Estas no se limitan únicamente al ámbito practico, sino también sanitario y ecológico.

¿Cómo es una copa menstrual?

Las copas menstruales han sido confeccionadas en distintos modelos. Además, están disponibles en formas, materiales y colores diferentes. El modelo más común tiene forma de campana o de copa, como su nombre indica. Posee una parte superior de mayor amplitud que se estrecha hasta conformar un agarre delgado en su parte inferior.

Dicho agarre permanece en el interior de la vagina y resulta útil a la hora de extraer la copa. Es equiparable al hilo que poseen los tampones para extraerlos. La mayoría de copas constan de dos agujeros en su parte superior, por los cuales entra el aire. Así, la copa puede distenderse dentro de la vagina y desempeña su función.

Mujer apretando copa menstrual

A nivel económico, la ventaja es evidente, dado que no es necesario invertir dinero constantemente en tampones y compresas. (Fuente: Josep maria suria: 99373421/ 123rf.com)

Algunas de ellas incorporan un medidor. Resulta útil para cuantificar el flujo menstrual. Las copas menstruales son especialmente flexibles. De este modo, pueden doblarse y ser introducidas fácilmente en la vagina, al igual que un tampón. La misma flexibilidad permite que se abran una vez introducidas, adoptando su forma original.

¿De qué están hechas las copas menstruales?

Las copas menstruales pueden estar fabricadas de distintos materiales, todos ellos de gran flexibilidad. Los más frecuentes son silicona médica, elastómero termoplástico (TPE) y látex. Como aditivo, incorporan determinados colorantes alimentarios. Esto explica los distintos colores que podemos encontrar en las copas menstruales.

Los compuestos mencionados son altamente seguros. Carecen de compuestos químicos potencialmente irritantes, así como de sustancias alergénicas. Son respetuosas con la flora vaginal y normalmente no causan sequedad, rasguños ni desprenden partículas de material.

¿Cómo funciona y cómo se aplica la copa menstrual?

Como hemos comentado, la copa menstrual se introduce en la vagina y actúa como recipiente para retener el flujo menstrual. Aunque pueda parecer complejo, usar la copa menstrual resulta sencillo, por lo que no debemos tenerle miedo. Para empezar, doblamos la copa hasta que quede estrecha y resulte fácil de introducir.

A continuación, la insertamos en la vagina al igual que un tampón. Deben introducirse hasta una profundidad en la que nos sea posible extraerla mediante su extremo inferior. Poseen una capacidad de 30 ml, pudiendo así mantenerlas hasta 12 horas, dependiendo de la cantidad de flujo menstrual. A continuación, deben extraerse.

Para sacar la copa de la vagina, basta con tirar del extremo inferior más rígido. Su contenido se vacía en el inodoro. Después de usarla, la copa se debe lavar rigurosamente con agua y jabón. Así, ya está lista para volver a usarla. Al final del ciclo menstrual, además, conviene esterilizarla hirviéndola para utilizarla al siguiente mes.

¿Qué tipos de copas menstruales existen?

Es lógico pensar que, si cada mujer es distinta, las copas menstruales tampoco pueden ser todas iguales. Por esta razón, el mercado ofrece actualmente una gran variedad de copas menstruales. Estas pueden presentar materiales, formas, colores y dimensiones distintas. De este modo, el producto resulta apto para todas las mujeres.

En cuanto a modelos o formas, además del tipo copa o campana, existe el tipo diafragma. Respecto a las dimensiones, se dispone de varias tallas, desde la más pequeña (S) hasta la mayor (XL). Anteriormente, ya hemos comentado los materiales posibles. La siguiente tabla resume y compara los distintos tipos de copas menstruales.

Tipos de copas menstruales Caracterísitcas
Forma o modelo Copa o campana.
Diafragma.
Material Silicona médica.
Elastómero termoplástico (TPE).
Látex.
Tallas o dimensiones Pequeña (S): dimensiones 38 x 45 mm, capacidad 23 ml. Indicada para menores de 18 años sin relaciones sexuales.
Mediana (M): dimensiones 41 x 48 mm, capacidad 28 ml.
Grande (L): dimensiones 44 x 51 mm, capacidad 34 ml.
Extra grande (XL): dimensiones 47 x 56 mm, capacidad 42 ml.

¿Cada cuándo debo cambiar y limpiar mi copa menstrual?

La copa menstrual, a diferencia de los tampones y las compresas, es reutilizable. Una vez aplicada, conviene vaciarla, limpiarla y después volver a introducirse. La frecuencia de vaciado de la copa menstrual variará en función de la cuantía de flujo menstrual de cada mujer. De media, las copas pueden usarse unas 12 horas sin cambiar.

Sin embargo, es recomendable hacerlo en una frecuencia de tiempo inferior al inicio de su uso hasta adaptarnos a ella. Las copas menstruales son altamente resistentes y seguras. Han sido diseñadas para reutilizarse, por lo que pueden emplearse hasta 10 años. Pasado este tiempo, conviene renovar la copa menstrual por una nueva.

foco

Puedes usar el microondas para esterilizar la copa menstrual. Introduce un recipiente con agua (¡sin la copa!) en el microondas y caliéntalo hasta que hierva. Retira el envase del microondas y, a continuación, introduce la copa menstrual en el agua hirviendo.

¿Se puede utilizar durante las relaciones sexuales?

Es muy importante tener en cuenta que la copa menstrual no es un método anticonceptivo. Actúa como barrera reteniendo el flujo menstrual, pero no frena el paso del esperma en la vagina. Además, no ofrece protección frente enfermedades de transmisión sexual. Por tanto, no debe ser empleada como anticonceptivo en ningún caso.

Sin embargo, ciertos modelos de copa menstrual pueden emplearse durante las relaciones sexuales. Es el caso del modelo diafragma desechable. Es especialmente flexible y suave, y se inserta más profundamente en la vagina. Las copas en forma de campana quedan más exteriorizadas, ya que se insertan en la parte baja de la vagina.

Varias copas menstruales de colores

Existen una gran variedad de copas menstruales. Estas pueden presentar materiales, formas, colores y dimensiones distintas. (Fuente: sergiobarrios: 79704992/ 123rf.com)

¿Qué diferencia la copa menstrual de los tampones y compresas?

Aunque posean la misma finalidad, los tampones y compresas presentan importantes diferencias respecto a la copa menstrual. Por un lado, son de un único uso, mientras que la copa es reutilizable y puede durar hasta 10 años. Esto repercute significativamente a nivel medioambiental y económico de las usuarias.

Por otro lado, la copa menstrual es más segura para nuestra salud que las demás opciones. Al estar confeccionada de material inerte, no se asocia al desarrollo de infecciones. En cambio, las compresas y tampones se han relacionado con síndrome de shock tóxico, candidiasis y otras afecciones. La copa, además, no produce sequedad.

foco

¿Sabías que los primeros modelos de copa menstrual registrados, datan de 1937?

¿Qué riesgos conlleva usar la copa menstrual?

A pesar de las propiedades favorables de la copa menstrual, también presenta ciertos inconvenientes o desventajas. Lo más frecuente son las dificultades iniciales relacionadas con su uso. Por ejemplo, problemas al extraer la copa de la vagina o colocarla incorrectamente con las consecuentes molestias que esto supone.

Además, es probable que se produzcan pérdidas de flujo en los primeros días. Esto se debe generalmente a una talla inadecuada de copa o a una colocación inadecuada. Finalmente, las copas transparentes pueden adquirir una coloración amarillenta con el tiempo, provocando una sensación de suciedad. Se puede evitar usando copas de colores.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las copas menstruales?

A modo de resumen, la copa menstrual es un método cómodo, seguro y respetuoso con el medio ambiente. Presenta múltiples ventajas en comparación con las compresas y tampones. Sin embargo, no está exenta de inconvenientes. A continuación, se incluye una tabla que resume las ventajas y las desventajas del uso de la copa menstrual.

Ventajas
  • Variedad de tallas y modelos
  • Menor frecuencia de recambio
  • Menor gasto económico
  • Menor riesgo de infecciones
  • No reseca ni daña la vagina
  • Respeta el medio ambiente
Desventajas
  • Dificultades iniciales de adaptación
  • Pérdidas de flujo si no se coloca correctamente

Criterios de compra

La copa menstrual es un producto delicado, por lo que conviene que evalúes algunos aspectos a la hora de tu compra. Seguidamente, hemos incluido los factores de mayor relevancia que debes considerar antes de comprar este producto. Así, podrás asegurarte de que tomas la decisión apropiada. Estos aspectos son:

  • Talla
  • Color
  • Material
  • Modelo
  • Modelos desechables

Talla

Las copas menstruales están disponibles en distintas tallas de dimensiones variables. Aunque algunas fuentes recomiendan basar nuestra elección en función de la cuantía de nuestro flujo menstrual, por lo general se aconseja hacer esta elección teniendo en cuenta nuestra anatomía vaginal, que puede verse afectada por diferentes factores:

  • Chicas menores de 18 años: Se recomienda el tamaño pequeño o “S”, especialmente si todavía no se han mantenido relaciones sexuales con penetración.
  • Mujeres entre los 18 y los 30 años que no hayan tenido un parto vaginal: Se recomienda el tamaño “M”.
  • Mujeres de cualquier edad que hayan tenido, al menos, un parto vaginal: Se recomienda el tamaño “L”.

Se debe tener en cuenta que nuestra complexión y estatura también afectarán a estas recomendaciones. Por ejemplo, una mujer de caderas anchas y estatura elevada podría necesitar una copa de tamaño “L” a pesar de no haber tenido un parto vaginal, y una mujer de complexión pequeña podría seguir utilizando la copa “S” a pesar de ser activa sexualmente.

Chica mostrando una copa menstrual

La copa menstrual presenta múltiples ventajas que la hacen una opción que vale la pena considerar. (Fuente: Pablo Hidalgo: 85269922/ 123rf.com)

Color

Como hemos introducido en apartados anteriores, el mercado de las copas menstruales ofrece una amplia diversidad de productos. En este sentido, podemos encontrar copas de colores distintos. Los más frecuentes son los tonos rosados o morados. Sin embargo, también hay copas amarillas, azules, verdes y de todos los colores imaginables.

No existe un criterio estricto para elegir un color u otro de copa menstrual. La funcionalidad del producto va a ser la misma independientemente del color. Por tanto, nos guiaremos única y exclusivamente por nuestras preferencias. El colorante que contienen es totalmente seguro y no tóxico, por lo que no debemos preocuparnos.

Una mujer con copa y tampones en la mano

Una aplicación de la copa menstrual sustituye la aplicación de cinco tampones. (Fuente: David-Pereiras-Villagrá: 77480481/ 123rf.com)

Material

Otra de las variaciones que podemos encontrar en las copas menstruales es su material de composición. Recordemos que los materiales más frecuentemente empleados son la silicona médica, el elastómero termoplástico y el látex. Todos ellos son compuestos de elevada seguridad. No conllevan riesgo adicional de infecciones u otros.

Los tres ofrecen una consistencia y textura similar a las copas menstruales. Todos ellos poseen gran flexibilidad y son efectivos en la retención del flujo menstrual. Por tanto, elegiremos el que más se adapte a nuestras preferencias. También hay que valorar posibles alergias o intolerancias individuales, como es el caso del látex.

Modelo

Aunque la mayoría de copas menstruales tienen forma de copa, acorde a su nombre, existen distintos modelos a la venta. Uno de los más atractivos es el modelo en diafragma. Está diseñado para ser colocado justo debajo del cérvix. Por tanto, puede ser empleado durante las relaciones sexuales, lo cual lo distingue de los demás modelos.

Otras copas presentan rugosidades en su superficie que se adaptan a las paredes de la vagina. De este modo, resultan más cómodas. Para principiantes, es recomendable elegir copas menstruales que incorporen dispositivos para extraer la copa. Por ejemplo, rabillos o protuberancias.

foco

Recuerda que también existen modelos plegables, prácticos de transportar.

Modelos desechables

Existen modelos desechables, pensados para utilizarse durante un único ciclo. Aunque esta opción no resulta tan respetuosa con el medio ambiente como en el caso de los artículos reutilizables, las copas desechables permiten una mayor autonomía durante viajes o excursiones en los que no se desee transportar o esterilizar una copa menstrual estándar.

Resumen

En resumen, la copa menstrual es un novedoso y revolucionario sistema de retención del flujo menstrual. Sus múltiples ventajas superan con creces las de los clásicos tampones y compresas. Es una alternativa cómoda y muy práctica, además de altamente segura. Por si fuese poco, es de lo más económica y respetuosa con el medio ambiente.

¿Harta de gastarte gran parte de tu sueldo en compresas y tampones? ¿Estás cansada de tener que cambiar tu tampón o compresa constantemente? Olvídate de todos estos problemas y pásate a la copa menstrual. Podrás llevarla hasta 12 horas seguidas sin ser consciente de ello. Además, hasta dentro de 10 años no tendrás que comprar una nueva.

¿Y tú, ya sabes qué copa menstrual va más contigo? Si te ha gustado nuestra guía sobre la copa menstrual, compártela en las redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Yulia Grogoryeva: 41240167/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
51 Voto(s), Promedio: 4,45 de 5
Cargando…