Dar con el corrector ideal para disimular las imperfecciones del rostro no es tarea fácil. ¿No consigues que se vea natural? ¿Has probado diferentes marcas de correctores y ninguna logró convencerte? No te preocupes, solo necesitas conocer un poco más acerca de estos productos.

Los correctores son imprescindibles para lograr un buen maquillaje, ya sea que quieras un estilo glamuroso o un efecto ‘cara lavada’. En el mercado existen diferentes texturas, tonos, marcas y precios, ¡solo tienes que encontrar el mejor para ti.

Lo más importante

  • Los correctores sirven para ocultar o disimular imperfecciones en el rostro, tales como rojeces, granitos, manchas y ojeras.
  • Elegir el corrector ideal resulta todo un desafío. La elección se debe realizar según el tono de piel, el tipo de cutis, las imperfecciones que se quieren neutralizar y el nivel de cobertura deseado.
  • Para lograr una buena cobertura, no basta con comprar un buen corrector. El cuidado previo de la piel y la correcta aplicación del producto condicionan el resultado final.

Ranking: Los mejores correctores del mercado

Como sucede con la mayoría de los cosméticos, la enorme variedad de marcas comerciales, texturas, tonos y precios puede confundir a cualquier comprador. A continuación, te revelamos cuáles son los mejores correctores disponibles en el mercado.

Puesto n° 1: Master Camo de Maybelline

Corrector presentado en una paleta de 6 colores: los tonos de la izquierda son pre-correctores de color (rojeces, pecas y granitos), los tonos centrales son para corregir las ojeras y los tonos de la derecha son iluminadores. Textura cremosa, fácil de aplicar con el dedo o un pincel. Excelente relación calidad-precio.

Permite cubrir manchas, ojeras, granitos y rojeces, logrando un aspecto natural. Ofrece la ventaja de que incluye varios tonos en la misma paleta y no es necesario tener un corrector para cada imperfección. Dos paletas de colores disponibles. Cobertura media, no se recomienda para tapar ojeras muy pronunciadas.

Puesto n° 2: Infallible Total Cover de L’Oreal Paris

Corrector cremoso compuesto por una paleta de 5 colores. Incluye 3 tonos en gamas de beige para cubrir manchas y ojeras, 1 tono verde para neutralizar rojeces y granitos y 1 tono lila para iluminar. Fácil de aplicar y difuminar con el dedo. Ideal para pieles blancas. Aporta una buena cobertura para pecas y elimina el brillo indeseado.

Es un corrector recomendado para cutis mixto o graso, ya que la piel seca absorbe mucho producto y puede dejar un brillo oleoso. Es conveniente usarlo junto con la base de maquillaje. Es importante no excederse con la aplicación de corrector en la zona de las ojeras porque puede generar el efecto contrario y marcarlas aún más.

Puesto n° 3: Fit Me de Maybelline

Corrector líquido de textura ultraligera, con acabado no graso y natural. Magnífico para pieles jóvenes que buscan un efecto sutil. Aplicando una capa fina se obtiene una muy buena cobertura. Disponible en 5 tonos diferentes para elegir el más acorde al color de la piel. También se puede utilizar como iluminador.

En la zona de las ojeras, se recomienda difuminarlo con el dedo, dando suaves golpecitos para fijar el producto. Para que la cobertura dure más tiempo, es una buena idea aplicar el polvo compacto Fit Me de Maybelline después del corrector líquido.

Puesto n° 4: Corrector en lápiz de Sante Naturkosmetik

Corrector en forma de lápiz, disponible en 3 tonos distintos. Su delicada punta permite cubrir imperfecciones pequeñas. También ofrece una buena cobertura de ojeras gracias a su textura suave, que hace que sea fácil de difuminar y fundir con el color de la piel. Excelente opción para quienes tienen piel sensible. No causa irritación.

Su efecto corrector tiene larga duración y se puede utilizar debajo o sobre la base de maquillaje. Sante Naturkosmetik utiliza productos 100% naturales y orgánicos para fabricar sus cosméticos y está en contra de pruebas en animales. Por eso, es la mejor opción para veganos.

H3 Puesto n° 5: Corrector en barra de Smashbox

Corrector en forma de barra, de textura cremosa. Proporciona una alta cobertura para ojeras y rojeces. Contiene vitamina E que contribuye a reducir el tamaño de líneas de expresión y poros. Es fácil de aplicar y difuminar. Corrige imperfecciones y brinda un aspecto natural.

Disponible en 4 tonos que se pueden mezclar. Es un producto aconsejable para quienes sufren de rosácea. El color verde disimula instantáneamente las rojeces en las mejillas y las aletas de la nariz. El precio es superior al de otros  correctores en barras, pero el resultado final es estupendo.

Puesto n° 6: Master Camo Pens de Maybelline

Corrector líquido de alta cobertura. Incluye aplicador que facilita su uso. Se difumina rápidamente gracias a su textura fluida y suave. No se agrieta ni tampoco reseca la piel. Disponible en 4 tonos: amarillo, naranja, azul y verde. Cada color disimula distintas imperfecciones. Se debe utilizar junto con la base de maquillaje.

El tono amarillo se utiliza para cubrir ojeras y venas de color violáceo, mientras que el verde atenúa granitos y rojeces. El corrector naranja se recomienda para disimular manchas marrones y ojeras marcadas. Por último, el tono azul sirve para iluminar la piel y para tapar manchas y marcas de acné. Muy buena relación calidad-precio.

Puesto n° 7: Corrector en barra de Lavera

Corrector en barra. Ofrece una alta cobertura para rojeces y ojeras. Está elaborado con ingredientes 100% naturales y orgánicos. Tiene hamamelis (planta con propiedades terapéuticas) para prevenir la inflamación. Lavera no realiza pruebas en animales y, por este motivo, es otra alternativa apta para veganos.

Ofrece excelentes resultados en pieles jóvenes. Es importante no excederse en la cantidad de producto utilizado en un cutis con arrugas, ya que puede acumularse en los pliegues y, posteriormente, agrietarse. Su efecto es natural y duradero.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los correctores para el rostro

Para comprar un buen corrector, es importante analizar ciertos aspectos acerca de su textura, tonalidad, forma de uso y poder de cobertura de imperfecciones. En esta sección responderemos las preguntas que la mayoría de los compradores suelen hacerse cuando van a adquirir este tipo de producto.

Mujer con maquillaje natural

Los correctores atenúa las arrugas y líneas de expresión.
(Fuente: Seprimoris: 11714192/ 123rf.com)

¿Qué son los correctores?

Los correctores son productos cosméticos de diversos colores que sirven para disimular o neutralizar diversas imperfecciones en la piel del rostro (ojeras, rojeces, manchas, granitos y pecas). Gracias a su alta concentración de pigmentos, poseen un gran poder cubriente y permiten darle uniformidad al color del cutis.

¿Qué ventajas ofrece un buen corrector?

El corrector es un elemento indispensable para lograr un maquillaje perfecto.

  • Tapa las ojeras, ya sean azuladas, marrones o moradas.
  • Cubre las venitas violáceas que suelen notarse mayormente alrededor de los ojos.
  • Neutraliza rojeces, granitos y marcas de acné.
  • Disimula pecas y manchas.
  • Permite iluminar ciertas zonas del rostro, como los lagrimales o el área bajo las cejas.
  • Mejora la apariencia de la piel, haciéndola lucir lisa y sin poros.
Iván GómezMaquillador

«Cuanto más oscura es la mancha, más oscuro debe ser el corrector, y viceversa».

¿Qué tipo de corrector ofrece mejor cobertura? ¿Líquido, cremoso o en barra?

Los correctores en barra tienen una textura densa y proporcionan la mayor cobertura. Son ideales para cutis jóvenes e hidratados. En cambio, en pieles con arrugas se corre el riesgo de que el producto se acumule en los pliegues cutáneos y se cuartee. Este inconveniente puede suceder con correctores cremosos muy espesos.

Existen correctores cremosos de textura ultraliviana que ofrecen una muy buena cobertura, sin dejar residuos en arrugas y líneas de expresión. Son los recomendados para pieles maduras y para neutralizar imperfecciones profundas.

Los correctores líquidos brindan una cobertura media y se pueden aplicar con rapidez porque son fáciles de extender. Ofrecen frescura a las pieles maduras y constituyen la mejor opción si las imperfecciones que se desean cubrir no son muy notorias. En general, se aconsejan correctores en barra para pieles grasas y líquidos o cremosos para cutis secos.

Natalia BeldaMaquilladora personal de Blanca Suárez

«En rostros más maduros hay que utilizar productos más ligeros para evitar que se marquen más las líneas de expresión, que es lo que provocaría uno más denso».

¿Cómo elegir el mejor tono de corrector?

Existen numerosos tonos y colores de correctores. En la mayoría de los casos, resulta muy difícil corregir las diferentes imperfecciones del rostro con el mismo producto. Las tonalidades en gamas de beige son aquellas que cumplen la verdadera función de corrector. Se debe elegir un tono más claro que la base de maquillaje, pero solo uno, porque si es muy claro se percibe demasiado y da un aspecto artificial.

Solo quienes tienen imperfecciones moderadas pueden corregir manchas, rojeces y ojeras con el mismo cosmético. Conviene optar por colores beige anaranjado para cubrir las ojeras marrones y por tonalidades rosadas o salmón para tapar las ojeras moradas.

En cuanto a los productos de colores, en realidad cumplen un rol de pre correctores de imperfecciones debido a que sí o sí se deben utilizar junto con un corrector en tonalidades de beige para un acabado natural. Si solo se utilizan junto con una base, se percibirán los colores verdosos o azulados y el resultado final será desastroso.

Vectores sobre correctores

Los pre correctores se usan para disimular diferentes problemas cutáneos.
(Fuente: Rozova: 8881797/ 123rf.com)

Cada color de pre corrector se usa para disimular un problema determinado:

  • Verde: neutraliza rojeces, irritaciones y granitos enrojecidos.
  • Amarillo: disimula las ojeras moradas o azuladas. Tapa las manchas tenues y las venitas de color violáceo.
  • Salmón: cubre ojeras amarronadas, manchas oscuras, manchas de sol y pecas.
  • Rosado: matiza venas verdes y aporta a las pieles blancas un aspecto más saludable.
  • Blanco: sirve para iluminar los lagrimales y el arco de la ceja.
  • Azul: matizan las pieles amarillentas o con tonos anaranjados.

En la siguiente tabla te explicamos el uso indicado para cada color de corrector:

Tono/Color Uso indicado
Beige Sirven para tapar imperfecciones leves si se usan solos. El uso más indicado es cubrir zonas del rostro que ya hayan sido tratadas con los pre correctores.
Blanco No corrige, ilumina. Se utiliza para dar luz a la zona de los lagrimales, al arco de las cejas y encima de los pómulos.
Verde Neutraliza enrojecimientos y granitos de coloración rojiza.
Lila/Azul Unifica el color en pieles cetrinas (amarillentas) y les aporta luminosidad.
Salmón/anaranjado Ideal para ojeras marrones, manchas de sol, manchas de nacimiento marrones y pecas.
Amarillo Disimula las ojeras azuladas y las venitas violáceas.
Rosado Confiere un aspecto saludable a las pieles muy blancas y matiza las venas verdes.

¿Cómo se aplica el corrector para lograr un buen resultado?

Elegir el tono de corrector adecuado para tu piel es indispensable para obtener un buen resultado, pero no es suficiente. Puedes comprar el mejor cosmético del mercado, pero si no sabes aplicarlo correctamente el efecto será decepcionante.

Los correctores pueden aplicarse antes o después de la base. Lo importante es no usar los dos productos en la zona de las ojeras porque produce un efecto sobrecargado y artificial.

Se recomienda utilizar la yema del dedo anular para difuminar el corrector, porque tiene menos fuerza y permite dar suaves golpecitos que fijan el producto, sin dañar zonas sensibles como la de las ojeras.

Para aplicar y difuminar el corrector se pueden usar la yema del dedo, una esponjita o un pincel. La clave es cómo se va a fundir con el tono de la base. Los expertos explican que uno de los errores más comunes es extenderlo arrastrándolo o friccionándolo. Esto hace que se acumule demasiado producto y se note aún más la imperfección.

foco

¿Sabías que el buen uso de un corrector comienza con el cuidado previo de la piel? La piel debe estar hidratada y limpia, libre de impurezas. Es aconsejable aplicar una crema hidratante de contorno de ojos y dejar que se absorba bien antes de comenzar a corregir las imperfecciones.

¿Cuáles son los errores más comunes que se cometen al utilizar los correctores?

Estas son las equivocaciones más comunes asociadas al mal uso del corrector:

  • No limpiar la piel antes de aplicar el producto. Como resultado, se forma una especie de “arenilla” que arruina el maquillaje y le confiere un aspecto sumamente desprolijo.
  • No hidratar la piel previamente. Esto hace que el corrector se cuartee y se marquen arrugas y líneas de expresión.
  • Elegir un tono mucho más claro que el color de la piel. Esto produce el conocido efecto “antifaz” u “oso panda”, ya que la zona de las ojeras queda con un halo blanquecino muy poco natural.
  • Abusar de la cantidad de producto. Como consecuencia, se acentúan las imperfecciones y se agrieta el maquillaje.
  • Utilizar un tono claro para neutralizar una mancha marrón. Es todo lo contrario, debería utilizarse un color salmón o naranja.
  • Utilizar el mismo tono de corrector para todo. Como hemos mencionado anteriormente, cada color tiene su función y neutraliza determinada imperfección.
  • Usarlo como base y esparcirlo por todo el rostro. Se cubren zonas que no lo necesitan y el maquillaje final pierde frescura y naturalidad.
  • Aplicar corrector en las patas de gallo. No se debe utilizar en esa zona, ya que las arruguitas se marcan todavía más.

A continuación, te explicamos los errores y aciertos en el uso de correctores:

Errores Aciertos
No limpiar la piel del rostro previamente Lavar el rostro y el cuello con un gel limpiador
No hidratar el cutis Aplicar una loción hidratante sobre el rostro y el cuello. Utilizar una crema especial para el contorno de los ojos
Elegir un corrector mucho más claro que el color de la base Elegir un corrector un tono más claro que la base de maquillaje
Difuminar el corrector friccionándolo sobre la imperfección Difuminar dando pequeños toquecitos o golpecitos para facilitar la fijación y no arrastrar el producto
Utilizar la yema del dedo índice para fusionar el producto con la base Usar la yema del dedo anular, ya que permite dar golpecitos más suaves
Emplear el mismo corrector para todo  Elegir diversos tonos según el color de las ojeras (marrones o violáceas), presencia de rojeces y tonalidades de las manchas

¿El corrector se usa antes o después de la base?

No existe un orden determinado. La mayoría de los maquilladores utilizan el corrector antes de la base, pero hay quienes prefieren usarlo después. Vale aclarar nuevamente que es importante no aplicar base en la zona de las ojeras y maquillarla solo con el corrector. De lo contrario, se acumulará demasiado producto y las ojeras serán más evidentes.

Brochas de maquillaje con correctores

Algunos correctores tienen incorporados ingredientes activos que ayudan a tratar los granitos.
(Fuente: Domnitsky: 95772398/ 123rf.com)

¿Hay personas que no pueden usar correctores?

Las personas que sufren de alergias en la piel, dermatitis (inflamación de la piel) o irritaciones en el cutis, deben consultar a su médico dermatólogo acerca de los cosméticos que utilizan, incluidos los correctores. Sin embargo, existen muchos productos hipoalergénicos que no causan ningún tipo de irritación ni reacción alérgica.

Por lo general, los dermatólogos recomiendan ampliamente los correctores para mejorar la apariencia de:

  • Acné
  • Rosácea y cuperosis (ambas son enfermedades que cursan con enrojecimiento de la piel)
  • Psoriasis (enfermedad que se caracteriza por manchas rojas y escamas plateadas en la piel)
  • Vitíligo (pérdida de pigmentos en la piel que produce manchas blancas)
  • Cicatrices

¿Cómo utilizar el corrector para disimular la rosácea y la cuperosis?

Estas enfermedades se presentan como un enrojecimiento de la piel del rostro. Por lo tanto, será indispensable aplicar un corrector verde para neutralizar las rojeces. Aunque se difumine bien persistirá un matiz verdoso, el cual debe cubrirse con un corrector beige un poco más claro que la base.

Una vez cubiertas las rojeces, se corrigen el resto de las imperfecciones del rostro (ojeras, manchas y granitos). Finalmente, se aplica la base de maquillaje en todo el rostro, menos en las ojeras.

¿Qué tipos de correctores existen y cuál es el indicado para mí?

En base a la textura del corrector, podemos dividir este tipo de productos en cuatro grupos:

  • Correctores cremosos
  • Correctores líquidos
  • Correctores en lápiz
  • Correctores en barra

Correctores cremosos

Los correctores cremosos ofrecen una muy buena cobertura y son relativamente fáciles de aplicar. Permiten cubrir zonas del rostro más o menos extensas. Disponibles en diversos tonos: beige, rosado, anaranjado, azul/malva, amarillo, verde y blanco. Su capacidad de corrección se debe a la riqueza de pigmentos en su composición.

Estos productos permiten un acabado natural y son ideales para pieles normales (mixtas) y secas. Lo mejor es difuminarlos con la yema del dedo anular. Si luego de aplicarlos se fijan con polvos libres translúcidos, su efecto perdura y se controlan los brillos oleosos.

Correctores líquidos

Los correctores líquidos pueden beneficiar tanto a pieles jóvenes como maduras. Resultan muy hidratantes. Su cobertura es media, pero se pueden complementar con los pre-correctores de colores, líquidos o cremosos. Por ejemplo, para tratar las manchas marrones se puede utilizar un pre-corrector anaranjado, se difumina y encima se aplica el corrector líquido beige.

Son fáciles de extender, pero se corre riesgo de aplicar demasiado producto si se utiliza el pincel que viene incorporado. Un buen consejo es apoyar el pincel impregnado de corrector primero sobre la mano (para que desprenda un poco de corrector) y luego sobre la imperfección del rostro.

foco

Al ser hidratantes no se cuartean y se corre menos riesgo de que se marquen las arrugas y líneas de expresión. Por eso, son ideales para pieles maduras.

Correctores en lápiz

Son correctores que simulan a un lápiz en cuanto a su forma y permiten una aplicación localizada. Ideales para cubrir imperfecciones pequeñas. Su textura es la de un lápiz blando y son bastante cubrientes.
Se pueden utilizar sobre la base, para hacer correcciones de último momento. Son prácticos para llevar en cualquier cartera o neceser.

Correctores en barra

Estos productos ofrecen el nivel más alto de cobertura. Su textura es densa y constituyen la mejor opción para pieles jóvenes grasas. Su presentación en forma de barra hace que se puedan aplicar directamente sobre la imperfección. También es posible fijarlos con la yema del dedo anular o utilizando un pincel.

No se recomienda para pieles maduras con arrugas. Gracias a su densidad, el corrector puede amontonarse en los pliegues, cuartearse y exacerbar la apariencia de arrugas y líneas de expresión.

Crema Líquido Lápiz Barra
Textura  Cremosa, ligera e hidratante  Fluida, ultraligera. Muy hidratante  Suave, tipo crayón  Muy densa, poco hidratante
Cobertura  Media a alta  Media  Alta Muy alta (brindan la mayor cobertura)
Uso según tipo de piel  Cutis mixto (normal) y seco Tanto en pieles jóvenes como maduras Todo tipo de piel, pero para corregir imperfecciones localizadas Ideal para pieles jóvenes con cutis grasos

Criterios de compra

Aunque ya sepas el tono y textura ideales para tu piel, existen otros aspectos que debes considerar antes de comprar tu corrector.

  • Tipo de piel
  • Edad de la piel
  • Cobertura
  • Precio
  • Tono
  • Alérgenos
  • Certificaciones

Tipo de piel

Las pieles mixtas, o normales, asimilan muy bien cualquier textura de corrector. Los productos líquidos y cremosos son muy aconsejables para cutis secos, mientras que los correctores en barras se recomiendan para pieles grasas.

Edad de la piel

Todas las texturas son adecuadas para pieles jóvenes, incluso aquellas muy densas. En el caso de los cutis maduros, la mejor elección son los correctores líquidos.

Cobertura

Los correctores en barra y en lápiz suelen ser los más cubrientes, siendo apropiados para imperfecciones profundas. Los productos cremosos también aportan una buena cobertura, mientras que los de textura líquida son los que menos cubren.

foco

¿Sabías que hay que aplicar una capa fina de corrector en la zona de las ojeras y, cuando se seque, esparcir una segunda capa fina? Colocar una gran cantidad de producto con el fin de tapar por completo las ojeras es un error.

Precio

Los más caros suelen ser los correctores en forma de lápiz, pero se usan en pequeña cantidad. No existen diferencias significativas en cuanto al precio de los productos en crema, fluidos o en barra. No obstante, el coste sí varía mucho de una marca comercial a otra.

Tono

Los tonos en gama de beige deben elegirse en función del color de la piel y de la base de maquillaje. Como vimos anteriormente, los correctores de colores se seleccionan en base a la imperfección que se desea corregir.

Alérgenos

Las personas que sufren de enfermedades de la piel, alergias o irritaciones, deben elegir correctores hipoalergénicos para prevenir cualquier reacción adversa.

Certificaciones

Las marcas que elaboran sus correctores con ingredientes totalmente naturales y no realizan pruebas en animales siempre incluyen un sello que certifica este valor agregado.

Resumen

A lo largo de este artículo hemos reunido toda la información que no te puede faltar al momento de elegir el corrector indicado para tu piel. Como habrás notado, es muy fácil cometer errores al usar este tipo de producto, pero ya cuentas con los mejores consejos para no equivocarte y para disimular esas imperfecciones que tanto te molestan.

Cuéntanos las experiencias que has tenido utilizando los correctores y dinos qué es lo que más te ha gustado de esta guía.

(Fuente de la imágen destacada: Yakobchuk: 80904210/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
78 Voto(s), Promedio: 4,91 de 5
Cargando…
superguapas

Publicado por superguapas