Última actualización: 16 abril, 2020

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

5Artículos evaluados

74Opiniones de usuarios

La rutina de belleza es una parte esencial de nuestro día a día. Nos preocupamos por nuestra piel, por nuestro pelo y por el maquillaje. Pero ¿qué pasa con nuestros pies? ¿Les damos el cuidado que realmente necesitan? Seguramente no. Seguramente, si preguntamos a muchas mujeres, la crema para pies no esté entre sus básicos de cuidado corporal.

Sin embargo, a todas nos gusta lucir unos pies bonitos y aparemente cuidados y, para ello, la crema para pies resulta fundamental. Hoy venimos a hablarte de este tipo de cremas, de sus beneficios y de lo necesario que es su uso diario. ¿No te acaba de convencer? Continúa leyendo y hablamos al final.

Lo más importante

  • El cuidado de los pies es tan importante como el del cutis o el cabello. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no solemos prestarle la misma atención. Esto hace que, después, busquemos recetas milagrosas que no funcionan para conseguir lucir unos pies bonitos.
  • Este error que tan comúnmente se comete es debido al desconocimiento de los grandes beneficios que trae consigo el uso diario de una buena crema para pies. Se trata de una rutina que lleva pocos minutos, pero que marca la diferencia con los resultados.
  • A la hora de elegir la crema para pies que más nos conviene y a la que le sacaremos el mayor partido, es muy importante que nos fijemos en ciertos aspectos que inclinarán la balanza de la decisión: el tipo, el aroma, la fórmula o la textura, entre otros.

Las mejores cremas para pies del mercado: nuestras recomendaciones

Como ocurre con cualquier cosmético, cuando vamos a comprar una crema para pies esperamos obtener los mejores resultados posibles. Sin embargo, con la cantidad de productos que ofrece el mercado, hay veces que la decisión se complica. Presta atención a nuestras recomendaciones para hacerte una idea de lo que puedes encontrar:

La crema para pies favorita de las usuarias online

La primera crema para pies que te presentamos viene avalada por una de las marcas líderes en este sector, Neutrogena. Está especialmente desarrollada para reparar los talones agrietados y proteger su barrera natural, consiguiendo unos pies saludables y suaves.

Su fórmula, rica en glicerina y vaselina, es muy hidratante. Además, contiene alantoína para promover la cicatrización natural de la piel.

La crema para pies ideal para eliminar las durezas

Una de los aspectos que menos nos gustan de los pies son las durezas. Por ello, Scholl, otra gran marca, ofrece una crema para pies diseñada específicamente para reducir las antiestéticas durezas en siete días.

El fabricante recomienda aplicar esta crema dos veces al día sobre la piel endurecida mediante un suave masaje, incidiendo sobre los talones y la planta de los pies.

La mejor crema para pies frágiles

Por último, nos gustaría presentarte una crema para pies frágiles o diabéticos, es decir, los más sensibles. Se trata de una crema formulada con urea al 5 %, con un alto poder hidratante y reparador, que actúa frente a la sequedad, el picor y las fisuras.

Las usuarias destacan la agradable textura y la gran hidratación que proporciona esta crema.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cremas para pies

Espera, no pases de largo esta sección porque creas que no puedes aprender nada. Hoy hemos venido dispuestos a sorprenderte y a demostrarte que, por muy básica que pienses que es una crema para pies, hay muchos aspectos que desconoces. A continuación, respondemos a las preguntas más frecuentes que nos solemos hacer.

Mujer con cremas

También podemos encontrar cremas para pies con los hidratantes más clásicos, tales como el Aloe vera, la vitamina E, el neem o el aceite de Lavanda. (Fuente: Macniak: 94396138/ 123rf.com)

¿De verdad es necesario utilizar una crema exclusiva para pies?

Esta, por ejemplo, seguro que te la has hecho alguna vez. Hay quienes piensan (y, de hecho, lo ponen en práctica) que para hidratar los pies no es necesario utilizar una crema exclusiva para pies, sino que con cualquier otra es suficiente. Pues bien, no sabes lo equivocados que están.

En primer lugar, debemos plantearnos el error desde otras perspectivas del cuerpo.

¿A que no utilizas la misma crema para el cuerpo que para la cara? Lo mismo ocurre con los pies. De hecho, los pies tienen todavía más importancia, ya que es la zona del cuerpo a la que más difícilmente llega la sangre.

Además, las características especiales de la piel de esta zona hace necesario el uso de cremas diseñadas para una hidratación intensa, con el foco principal en la regeneración.

¿Qué tipos de cremas para pies hay?

Ahora que ya tenemos clara la importancia de utilizar una crema específica para pies, veamos los diferentes tipos que podemos encontrar. Por supuesto, el objetivo de esta clasificación es dar solución a las diferentes necesidades de los pies, ya que cada tipo de crema tiene unas propiedades particulares:

Tipo de crema para pies Propiedades principales
Para talones Tienen una textura espesa que hidrata en profundidad los talones, una de las zonas más duras del pie.
Para pies secos La hidratación que proporcionan es de larga duración y se absorben rápido.
Para pies diabéticos Diseñadas para proteger las terminaciones nerviosas de este tipo de pies tan sensibles.
Para el dolor Calman, alivian, reducen la hinchazón y mejoran la circulación de los pies cansados.

¿Qué ingredientes debe tener una crema para pies?

Cuando hablamos de cosméticos, es obligatorio tratar el tema de los ingredientes. Cada vez son más las mujeres que buscan ingredientes naturales en la composición de los productos que utilizan a diario. Por ello, a continuación te mencionamos aquellos que no deberían faltar en tu crema para pies:

  • Aceite de árbol de Té: un eficaz antibacteriano y un ingrediente muy útil cuando aparecen infecciones.
  • Urea: otro de los ingredientes que más se utilizan en la actualidad. Tiene propiedades hidratantes y curativas. Además, es muy eficaz para tratar las erupciones y los hongos.
  • Aceite de Jojoba: se trata de un humectante natural que aporta una hidratación profunda y ayuda a equilibrar el aceite de la piel.
  • Lanolina: (aviso a veganas, es de origen animal) un ingrediente ideal para los pies muy secos o con callos.
  • Manteca de Karité: con propiedades antioxidantes, curativas, hidratantes y antienvejecimiento.

También podemos encontrar cremas para pies con los hidratantes más clásicos, tales como el Aloe vera, la vitamina E, el neem o el aceite de Lavanda. En el caso de los pies diabéticos, es recomendable que la crema que se utilice contenga lidocaína, lactato de amonio o Retin-A.

Pies de mujer

Ve a revisiones frecuentes para detectar cualquier problema grave que no se pueda solucionar con una simple crema. (Fuente: Kzenon: 3307432/ 123rf.com)

¿Cuándo y cómo se debe aplicar la crema para pies?

La mayoría de los expertos en la materia recomiendan aplicar las cremas para pies dos veces al día. Sin embargo, si no dispones de ese tiempo y debes elegir únicamente uno de los dos momentos, siempre será el de por la noche, ya que durante el día los pies sufren y es posible que la crema no acabe de actuar correctamente.

El modo de aplicación es muy sencillo, solamente te llevará cinco minutos y se realiza en únicamente tres pasos:

  • Limpia tus pies para eliminar cualquier suciedad que se pueda interponer entre la piel y la crema.
  • Aplica la crema uniformemente y masaje durante tres o cuatro minutos. Es importante que incidas en las zonas más importantes, como los talones o la parte de la planta que queda por debajo de los dedos.
  • Deja que la crema se absorba por completo antes de calzarte o ponerte unos calcetines.

¿A que es fácil? Si dispones de otros diez minutos extra, también te recomendamos que relajes tus pies durante este tiempo en agua templada. Este paso se incluiría entre el primero y el segundo de nuestra lista.

Además de utilizar crema para pies, ¿qué otros aspectos pueden ayudar a mantener mis pies cuidados e hidratados?

Sabemos que las cremas para pies son muy efectivas, pero, cuando se trata de belleza y cuidado corporal, no podemos jugárnoslo todo a una sola carta. Por ello, además del uso diario de este tipo de cremas, podemos poner en marcha otras prácticas que favorecerán el buen aspecto y salud de nuestros pies. ¡Toma nota!

  1. La hidratación no te la da solamente la crema, también es importante que bebas agua de manera regular para mantenerte hidratada.
  2. Presta atención a los jabones que utilizas, algunos de ellos pueden llegar a ser tan fuertes que acaban secando el pie en exceso.
  3. Intenta mantener el calor en tus pies para garantizar una mejor circulación.
  4. Utiliza zapatos de la talla correcta, ya que, si son demasiado pequeños, pueden causar demasiada presión y roce.
  5. También debes tener en cuenta que los zapatos abiertos son más propensos a producir sequedad. Así que, cuando los utilices, añade un extra de hidratación a tus pies.
  6. Es muy importante utilizar calcetines para que el pie no roce demasiado con los zapatos.
  7. Tómate un descanso cuando lo necesites y pon los pies en alto, gracias a esto recuperarán un riego sanguíneo normal.
  8. Ve a revisiones frecuentes para detectar cualquier problema grave que no se pueda solucionar con una simple crema.

Parecen muchas cosas, pero, si lo piensas bien, se trata de pequeñas prácticas que podemos realizar a diario y que, sin ninguna duda, marcarán una gran diferencia en la salud de tus pies.

Crema para pies

La crema se aplica en la planta de los pies, en los talones, en el dorso e incluso en el tobillo, pero nunca, nunca, nunca, entre los dedos. (Fuente: Gelazius: 38704418/ 123rf.com)

¿Cuáles son los errores más comunes que cometemos con las cremas para pies?

Además de no cumplir cualquiera de las afirmaciones de la pregunta anterior, hay dos errores principales y muy comunes que solemos cometer cuando nos aplicamos las cremas para pies. Y, en muchos casos, ni siquiera somos conscientes de estarlos cometiendo. Fíjate bien:

  • Aplicar la crema entre los dedos. La crema se aplica en la planta de los pies, en los talones, en el dorso e incluso en el tobillo, pero nunca, nunca, nunca, entre los dedos. Este acto, que puede parecer inofensivo, es el principal causante de la aparición de hongos en los pies.
  • Aplicar demasiada cantidad de crema. No es necesario utilizar medio bote de crema para pies y es un error pensar que así quedarán más hidratados. Al contrario, los pies absorben mejor cuanta menos cantidad apliques. Eso sí, debes hacerlo a diario.

Ahora que ya lo sabes, estamos seguros de que no volverás a cometer estos errores nunca más. Y, al final, entre unas cosas y otras, te has convertido en toda una experta de las cremas para pies.

Criterios de compra

En esta última sección de nuestra guía, nos gustaría aconsejarte sobre ciertos aspectos que es fundamental que tengas en cuenta a la hora de elegir la crema para pies que vas a utilizar. Si los sigues uno a uno, darás sin esfuerzo con la crema más adecuada para ti. ¡Vamos allá!

Tipo y necesidades

En primer lugar, debemos tener muy claro el tipo de crema para pies que queremos y las necesidades de esta zona que pretendemos satisfacer con ella. Como hemos visto antes, no utilizaremos la misma crema si nuestro problema se concentra en los talones que si lo que nos ocurre es que solemos tener dolor en los pies.

Por todo ello, lo primero que tienes que hacer es identificar tus necesidades y dirigirte a las cremas que estén diseñadas con ese fin. Es sencillo, ya que la mayoría de marcas publicitan de manera explícita este aspecto. ¿Ya? Bien, entonces ya habrás descartado unas cuantas.

Pies con flores alrededor

La hidratación no te la da solamente la crema, también es importante que bebas agua de manera regular para mantenerte hidratada. (Fuente: Lightfieldstudios: 117868548/ 123rf.com)

Fórmula

El segundo paso no es tan sencillo: de todas las cremas que han quedado en el paso anterior, es decir, aquellas que pueden satisfacer nuestras necesidades, se trata de comprobar la fórmula. También hemos hablado sobre los principales ingredientes y los más efectivos cuando se trata de cremas para pies.

Así que, no hay problema. Únicamente ve observando una a una las diferentes fórmulas y separa aquellas que más te convenzan, ya sea por la variedad de sus ingredientes o por la saturación de uno de ellos que consideres importante. Tranquila, los dos siguientes pasos se pasan volando.

Textura

Con los dos descartes anteriores, por suerte, cada vez van quedando menos cremas para pies entre las que elegir, lo que facilita la tarea. En este caso y en el siguiente, hablaremos sobre gustos. De las diferentes cremas que todavía estés barajando, elige aquella que tenga la textura que más agradable te parezca.

Si estás comprando online, no te preocupes, la mayoría de las descripciones hablan sobre la textura de la crema y, con mucha suerte, habrá alguna foto del producto abierto y podrás verlo por tí misma. Recuerda que la textura ideal es aquella que deja sensación de hidratación, pero que no tarda años en absorber ni es muy grasa.

Mujer con bata

Limpia tus pies para eliminar cualquier suciedad que se pueda interponer entre la piel y la crema. (Fuente: Samborskyi: 90964578/ 123rf.com)

Aroma

Con el aroma estaríamos en las mismas. Si ya es difícil que en alguna tienda te dejen abrir el bote para oler la crema, de lo de comprar por Internet ya ni hablamos. Sin embargo, lo que sí puedes hacer es lo siguiente: de las cremas que vayan quedando, elige aquellas que no contengan perfumes artificiales.

Este tipo de perfumes, además de terminar siendo desagradables cuando tenemos mucho tiempo el pie en un zapato cerrado, son los principales causantes de las reacciones alérgicas de las cremas. Así, es mejor que te decantes por aquellas que tengan aromas naturales y sean hipoalergénicas.

Calidad

Por último, si es que todavía te queda más de una crema entre las que elegir, deberemos tener en cuenta la calidad. En el caso de las cremas para pies, con calidad nos referimos un conjunto de aspectos o características que consiguen que un producto funcione y dé los resultados que se esperan de él.

Lo más sencillo para acertar suele ser acudir a las marcas más conocidas (cuyos resultados quedan avalados por sus años de experiencia) o prestar atención a las opiniones de usuarias anteriores que garanticen con su propia vivencia que dicha crema para pies cumple su función.

Resumen

Todavía son muchas las mujeres que, cuando termina el verano y dejan de utilizar zapatos abiertos, olvidan sus pies hasta el verano siguiente. Eso sí, después pretenden lucir unos pies sanos y cuidados como por arte de magia. Pues bien, la magia no existe, pero las cremas para pies sí. Y, aunque no son milagrosas, aportan múltiples beneficios.

Pero, claro, debemos utilizarlas a diario y seguir una rutina de belleza que permita que la salud de nuestros pies sea la adecuada para que luzcan bonitos. Así de sencillo: elige la crema que más te convenga, utilízala día a día y observa por tí misma los resultados. Estamos seguras de que te vas a sorprender. ¿A qué esperas para probar?

Si te ha gustado nuestra guía sobre crema para pies, compártela en redes sociales y déjanos un comentario contándonos tu experiencia. ¡Nos encantará saber de ti!

(Fuente de la imagen destacada: Lightfieldstudios: 87847126/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.