Última actualización: 3 noviembre, 2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

A la hora de elegir los muebles de almacenaje adecuados para nuestro hogar, es necesario tener en cuenta ciertas características de estos productos. Si hablamos del cuarto de baño, una estantería de ducha es idónea para organizar esta estancia y mantenerla en orden.

Actualmente, en el mercado existen diferentes tipos de estanterías de ducha, por lo que, seleccionar el adecuado requiere de información sobre cuál será el más apropiado para nosotros.




Lo más importante

  • Si queremos tener organizado nuestro cuarto de baño, debemos tener un lugar apropiado para colocar los productos de higiene. Una estantería de ducha es el mueble ideal para realizar esta función.
  • Existen varios tipos de estantes de ducha, como estanterías de ducha rinconeras, telescópicas o simples bandejas que almacenan lo indispensable. Los materiales también pueden ser diferentes, entre ellos están los de aluminio y acero inoxidable, que son los que mayor resistencia poseen.
  • Además, para tomar la decisión de qué tipo de estantería de ducha es la más adecuada para nosotros, debemos analizar ciertas características que definen este producto. Características como las dimensiones, el material, el tipo de fijación y el diseño.

Las mejores estanterías de ducha del mercado: Nuestras recomendaciones

A la hora de comprar cualquier producto para nuestro hogar, muchas veces tenemos en cuenta los consejos o recomendaciones de amigos o conocidos; o simplemente hacemos una exploración exhaustiva en la red en búsqueda de reseñas que nos puedan ayudar a tomar la decisión de compra.

Pues bien, nosotros hacemos esa búsqueda por ti.

A continuación, te dejamos una lista de las mejores estanterías de ducha que existen en el mercado.

La mejor estantería rinconera de ducha

La estantería de ducha Hoomtaook, no requiere instalación con taladro ya que se adhiere a la pared, lisa o rugosa, a través de un pegamento que resiste hasta 10 kg. Sus medidas son 30,6 x 22,2 x 4,5 cm. El material en el que está fabricado es el aluminio y en tono mate. En cuanto a su peso, éste es de 390 g.

Los usuarios de este producto valoran la fácil instalación y la resistencia al peso y a la humedad. Además destacan la posibilidad de instalarlo con tornillos, que vienen incluidos en caso de que se prefiera una instalación fija.

La mejor estantería de ducha telescópica

El estante de ducha de la marca ‎Smartpeas, es de acero inoxidable. La altura se puede ajustar desde los 76 centímetros hasta 280 cm. De fácil instalación. Posee cuatro baldas que puedes ajustar de forma individual. Su peso es de ‎3.24 kg.

Ideal para familias numerosas o si tienes muchos productos de higiene que requiere una mejor organización. Los propietarios de este tipo de estantería valoran su fácil montaje y la capacidad que tiene para poder organizar los productos.

La mejor estantería de ducha de aluminio

Este estante de ducha de aluminio Evaduol, tiene unas dimensiones de 29 cm x 21 cm x 4,5 cm. La instalación puede ser a través de un pegamento muy resistente con una durabilidad de hasta 10 años, o por medio de una instalación con tornillos, eso será según tu decisión. Su peso es de 430 g.

Su facilidad de montaje es muy valorada por usuarios de este producto. Además, la gran capacidad de almacenaje es otro punto a favor. De gran calidad y estabilidad, es la solución perfecta para la organización de tu cuarto de baño.

La mejor estantería de ducha colgante

La estantería de ducha Ibergrif M34028 de acero inoxidable, tiene unas medidas de ‎45 x 32 x 15 cm. Su peso es de 910 g. De fácil instalación, es muy resistente a la corrosión y a prueba de humedad.

Los usuarios de este producto resaltan la calidad del material, así como la estabilidad gracias a las gomas antideslizantes de los ganchos, que vienen incluidas. Otro aspecto a destacar es la comodidad de poner o quitar según la necesidad del momento.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las estanterías de ducha

Cuando llega el momento de tomar la decisión de qué tipo de estantería de ducha comprar, nos viene a la cabeza multitud de interrogantes. A continuación, te intentamos aclarar las dudas más comunes sobre el producto.

Si queremos tener organizado nuestro cuarto de baño, debemos tener un lugar apropiado para colocar los productos de higiene. (Fuente: vladdeep: 135609131/ 123rf)

¿Qué tipos de estantería de ducha existen?

Como mencionamos anteriormente, en el mercado actual existen varios tipos de estanterías de ducha, cada una adecuada para cierto tipo de superficie, espacio o simplemente a gusto del usuario. Los más usados son los siguientes:

Tipo Característica
Bandeja o balda Este tipo de estantería de ducha es bastante sencillo. Puede estar fijo a la pared a través de tornillos o simplemente con una ventosa. En este último caso, se debe tener cuidado con el peso ya que al no estar fijo, corre el riesgo de desprenderse de la pared.
Estantería telescópica Son estanterías normalmente esquineras, compuestas por varias baldas o bandejas unidas a través de un tubo. Perfectas para familias numerosas.
Estante esquinero Como su tipo indica, son específicos para colocarlos en una esquina del baño. Según su tamaño puede necesitar fijación o no.

¿Qué factores externos se debe tener en cuenta al elegir una estantería de ducha?

Para poder elegir acertadamente el tipo de estantería de ducha que sea más conveniente para nosotros, debemos tener en cuenta:

  • Superficie donde se va a colocar el producto. Si es una superficie más bien rugosa, será conveniente una estantería que se fije a la pared con tornillos ya que la ventosa no se pegaría eficazmente.
  • Tamaño del cuarto de baño. Debe haber concordancia entre el espacio disponible y el tamaño de la estantería para
  • Calidad de la estantería, que dependerá también de nuestro presupuesto.
  • Si tenemos familia numerosa o más bien somos monofamiliar, según esto, elegiremos el tamaño.

¿Estantería de ducha fija o removible?

Esta cuestión dependerá del tipo de superficie que tengas, del peso que pretendas poner encima del estante o de la práctico que quieres que sea.

Es decir, si tienes pensado colocar material un poco más pesado o en mayor cantidad en el estante, es conveniente que fijes la estantería a la pared mediante tornillos y con taladro para que este mueble aguante el peso.

Por el contrario, si simplemente pondrás un par de productos de higiene sobre este mueble, con colocar una estantería que se adhiera a la pared sin necesidad de instalación, sería suficiente.

Existen varios tipos de estantes de ducha, como estanterías de ducha rinconeras, telescópicas o simples bandejas que almacenan lo indispensable. (Fuente: breakingthewalls: 155953739/ 123rf)

¿Cuáles son las alternativas a un estante de ducha?

Alternativamente a las estanterías de ducha, nos podemos encontrar con productos mucho más sencillos y prácticos, tales como:

  • Bandejas jaboneras: se ponen directamente sobre alguna superficie del baño, así lo tienes a mano donde quieras y no deja restos de jabón no deseados.
  • Cestas colgantes: este producto es bastante práctico ya que, mediante un gancho, se puede colgar en el grifo, por ejemplo, sin necesidad de ninguna instalación.
  • Bolsas de red: ideales para guardar juguetes de niños o esponjas.

Criterios de compra

A continuación, te dejamos los criterios de compra más importantes que debes tener en cuenta a la hora de elegir la estantería de ducha perfecta para ti.

Dimensiones

A la hora de comprar una estantería de ducha, es muy importante tener en cuenta sus dimensiones para que ésta encaje bien en el lugar específico donde quieres colocarlo en tu cuarto de baño.

En el mercado existen varias medidas. Las dimensiones más comunes son de 60 centímetros de ancho por 15 centímetros de fondo. La altura también dependerá del tamaño de tu baño y de los niveles que tenga dicho estante de ducha.

Los materiales también pueden ser diferentes, entre ellos están los de aluminio y acero inoxidable, que son los que mayor resistencia poseen. (Fuente: belchonock: 121796729/ 123rf)

Material

Podemos encontrar estanterías de ducha de diversos materiales:

Material Descripción
Aluminio Este tipo de materiales son bastante resistentes y de fácil limpieza.
Acero inoxidable Al igual que el anterior, el acero inoxidable destaca por su resistencia y durabilidad.
Vidrio o cristal Son más elegantes pero tienen una mayor fragilidad.
PVC Según la calidad, puede ser más resistente o menos.

Diseño

Para poder elegir el diseño, se debe tener en cuenta cómo es nuestro baño o en qué parte queremos colocar la estantería de ducha.

En el mercado, nos podemos encontrar con los siguientes tipos de diseños:

  • Esquineros o rinconeros: son estanterías que están especialmente diseñadas para ser colocadas en una esquina de la ducha, aprovechando así el espacio.
  • Rectos: este tipo de estantes de ducha son para ser colocados en una superficie recta, las baldas suelen tener una forma rectangular.

Normalmente las cestas de ducha tienen unos diseños estéticos bastante sencillos y prácticos, pero también podemos encontrarnos con modelos que tienen formas más originales.

Fijación

Las estanterías de ducha pueden estar fijadas a la pared mediante tornillos o simplemente estar sujetos mediante un material adhesivo que sea capaz de resistir el peso que tengamos pensado colocar.

La elección dependerá sobre todo de qué nos dé mayor seguridad a nosotros o lo práctico que sea.

Está claro que la fijación a la pared requerirá de una instalación que dará seguridad y estabilidad al estante de ducha, sin embargo, tener un estante que se pueda mover de sitio cuando uno lo desee también suena interesante. Todo es cuestión de comodidad y gusto del usuario.

Resumen

La estantería de ducha es un mueble indispensable en nuestro cuarto de baño. Si queremos tenerlo todo medianamente organizado, adquirir este producto será necesario. Gracias a la diversidad de tipos de estantería, podemos comprar el que más se adapte a nuestras necesidades en un determinado momento de nuestra vida.

El decantarnos por uno u otro tipo dependerá de varios factores, tales como el tamaño de nuestro baño, la cantidad de personas que usará el mismo, el tipo de material que sea de nuestra preferencia, la comodidad en cuanto al uso o simple gusto del propietario. Desde luego, es la solución perfecta para una parte fundamental de nuestro hogar.

(Fuente de la imagen destacada: serezniy: 104657264/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones