Hay pocas cosas en la vida que nos produzcan más gusto que notar nuestra piel sana y suave. En esta tarea, el uso de exfoliantes se ha convertido en nuestro mejor aliado. La exfoliación es uno de los tratamientos cosméticos más antiguos, incluso Cleopatra se daba baños de leche fermentada para mimar su piel.

Por suerte, los exfoliantes han mejorado con el paso del tiempo y hoy en día contamos con las técnicas de exfoliación más eficientes para conseguir unos resultados perfectos. El objetivo principal de los exfoliantes es eliminar las células muertas que se acumulan en la capa superficial de la piel, regenerándola.

Lo más importante

  • Los exfoliantes son productos de cosmética diseñados para limpiar y eliminar las impurezas del rostro y el cuerpo. Con el paso del tiempo, se van acumulando células muertas en las capas superficiales de la piel, lo que produce que no la notemos del todo suave y fresca. Ahí es donde actúa la exfoliación.
  • La piel renueva sus células en un ciclo natural de 28 días, pero con el paso de los años este proceso de vuelve menos efectivo y más lento. La técnica de la exfoliación, también conocida como peeling, favorece la realización de este proceso, ayudando a regenerar la piel y a dejarla más suave y limpia.
  • Para unos resultados espectaculares sin dañar la piel, ten en cuenta factores como el tipo de cutis, la composición y la calidad del exfoliante, o su formato, así siempre elegirás el que más te conviene. ¿A qué esperas para disfrutar de una piel sana, suave y de aspecto más joven? ¡Pásate a la exfoliación!

Ranking: Los mejores exfoliantes del mercado

Cuando se trata de productos para el cuidado de nuestra piel, somos muy exigentes y no nos vale cualquiera. Queremos tener siempre los mejores. Para ayudarte con la elección de tu exfoliante, hemos seleccionado para ti los 5 mejores productos que se pueden encontrar a día de hoy en el mercado. ¡Toma nota!

Puesto n° 1: PraNaturals (con sal del mar Muerto y aceites)

Este exfoliante elaborado a partir de sales del mar Muerto es 100% orgánico, vegano y respetuoso con tu piel. Su composición, a base de minerales naturalmente revitalizadores, se funde con tu piel, exfoliándola y dejándola suave. Un exfoliante ideal para todo tipo de pieles, pero especialmente respetuoso con las sensibles.

Gracias a la sal marina, el resultado tras la exfoliación es una piel nutrida, hidratada y purificada. En su elaboración se añaden aceites de mango y kiwi, almendras dulces y aceite de trigo, creando una composición natural que elimina con suavidad las células muertas de tu piel. El exfoliante se derrite al contacto con la dermis.

Puesto n° 2: L’Oréal Paris (mascarilla facial exfoliante roja con arcillas puras)

En la elaboración de esta mascarilla exfoliante se mezclan 3 arcillas puras con extracto de alga roja, creando una mascarilla con textura cremosa que no reseca la piel. Además, en su composición también se incluye el carbón, un ingrediente que devuelve la luminosidad a las pieles apagadas. Es ideal también para pieles secas.

Con el uso regular de esta mascarilla 2 o 3 veces por semana, solo necesitarás 7 días para observar cómo se minimizan los poros y mejora el tono de la piel. Una vez aplicada, lo único que hay que hacer es dejarla secar durante 10 o 15 minutos y aclarar con abundante agua. Se recomienda evitar el contorno de ojos y labios.

Puesto n° 3: Nivea Gel exfoliante facial de uso diario (para pieles grasas)

Gel exfoliante elaborado con una fórmula antibacteriana enriquecida con extracto natural de magnolia y ácido láctico que limpia en profundidad los poros y previene las impurezas. La composición de este gel respeta el equilibrio natural de la hidratación de tu piel, por lo que se puede utilizar a diario.

Este gel exfoliante está recomendado para pieles grasas y con tendencia acneica, ya que ayuda a reducir el exceso de sebo y matifica la dermis, eliminando los brillos tan comunes en este tipo de pieles. Con microesferas exfoliantes que suavizan la piel, dejándola purificada y radiante desde la primera aplicación.

Puesto n° 4: Forest Heal exfoliante facial natural (pieles grasas y sensibles)

El exfoliante natural de Forest Heal está elaborado a partir de ingredientes naturales como el azúcar, la semilla de fresa o el café en polvo. De esta manera, es capaz de exfoliar nuestra piel, hidratarla y dejarla suave, respetando en todo momento su equilibrio natural. También incluye té verde, melocotón y extracto de ciruela.

Este exfoliante es ideal para pieles grasas por su efecto matificador, que reduce los poros y controla la producción de sebo en la piel. También ayuda a prevenir la aparición de manchas. Por último, se recomienda para pieles sensibles, ya que contiene aloe vera, un ingrediente esencial para calmar la piel.

Puesto n° 5: Stephanie Franck Beauty (guantes exfoliantes de Luffa, Cáñamo y Sisal)

Con este conjunto de esponjas conseguirás un tratamiento peeling de calidad y muy sencillo de utilizar. Las esponjas vegetales de luffa (planta tropical), cáñamo y sisal (es una fibra) se adhieren fácilmente a la mano para un movimiento cómodo por todo el cuerpo. La luffa elimina las impurezas de la piel cuidadosamente, también apta para el rostro.

El cáñamo elimina las pieles muertas de las capas superficiales de la piel de manera eficaz e instantánea. Por último, el sisal también es adecuado para realizar un masaje en seco antes de la exfoliación o para ayudar a eliminar los pelos encarnados antes de la depilación, liberándolos cuidadosamente.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los exfoliantes

No hay mejor arma en el mundo de la cosmética que el conocimiento. Así, cuanto más sepamos sobre los exfoliantes, mejor uso haremos de ello y mejores resultados conseguiremos. Hoy queremos dar respuesta a las preguntas más frecuentes sobre exfoliantes para que no te quede ninguna duda sin resolver.

Una mujer con exfoliante en el rostro

La aplicación de los exfoliantes puede variar según el tipo y la zona en la que lo estemos utilizando. (Fuente: Puhhha: 78817433/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tiene utilizar exfoliante?

Las células muertas que se van acumulando en las capas superficiales de nuestra piel pueden provocar que esta se vea más seca y que no respire con naturalidad. Por ello, el uso de exfoliantes de manera regular conlleva muchos beneficios, tanto a nivel estético como para tener una piel más sana y cuidada.

Entre los principales beneficios de los exfoliantes se encuentra la eliminación de las células muertas de la piel, la mejora de los resultados de otros productos de cuidado -ya que favorecen su absorción- o el incremento de elastina y colágeno en la piel, que previenen el envejecimiento. Además, reducen las manchas e igualan el pH.

Paz TorralbaDirectora de The Beauty Concept

«A partir de los 30-35 años el proceso de renovación celular se ralentiza y hay que ayudar a la piel a acelerarlo».

¿Qué tipos de exfoliantes hay?

Los exfoliantes se clasifican según su composición y su modo de uso, y podemos diferenciar dos tipos principales. Por un lado, los exfoliantes físicos o mecánicos, cuyo medio de exfoliación es la fricción. Por el otro, los exfoliantes químicos, formulados a partir de ácidos o enzimas y utilizados sin necesidad de frotar.

Dentro de cada uno de los dos grandes grupos existen exfoliantes en diferentes formatos. El tipo de exfoliante que elijamos dependerá del tipo de piel que tengamos. Además, existe un tercer grupo, menos conocido, que es el de los exfoliantes enzimáticos. Estos se incluyen en los exfoliantes químicos y se usan sobre todo en mascarillas.

Características Exfoliantes físicos o mecánicos Exfoliantes químicos
Función Eliminar las células muertas mediante la fricción de los gránulos sobre la piel. Eliminar las células muertas sin necesidad de fricción en la piel.
Formato Esponja, piedra pómez o mascarilla o crema. Tónico, crema, limpiador, sérum o mascarilla.
Composición Natural con granos de sal o azúcar, bambú, fibras vegetales o copos de avena. Sintética con nylon o polietileno. Hidroxiácidos: glicólico (a partir de caña de azúcar), cítrico, láctico, tartárico y málico.
Tipo de piel recomendada Pieles grasas. Pieles sensibles.

¿Los exfoliantes se utilizan solo en el rostro?

Hay muchas personas que piensan que los tratamientos de exfoliación sirven únicamente para la piel del rostro, pero esto no es así. En la actualidad, podemos encontrar multitud de exfoliantes diferentes y específicos para cada zona del cuerpo. Esta variedad mejora los resultados, ya que utilizamos en cada zona el que corresponde.

Además de los exfoliantes faciales y corporales generales, existen exfoliantes diseñados para brazos, piernas, pies, labios y cuero cabelludo. La importancia de utilizar un exfoliante en cada zona del cuerpo radica en que cada uno tiene una fórmula con «potencia» diferente adaptada a la sensibilidad de la piel.

Varios exfoliantes naturales

Los tratamientos con exfoliantes, aunque son beneficiosos para la piel, pueden resultar agresivos si no se utilizan con precaución. (Fuente: Serezniy: 25735897/ 123rf.com)

¿Cómo debo aplicar el exfoliante?

La aplicación de los exfoliantes puede variar según el tipo y la zona en la que lo estemos utilizando. Por ello, es importante que prestes atención a las indicaciones de cada envase para asegurarte de utilizarlo correctamente. Sin embargo, hay algunos pasos fundamentales que son comunes a todos los exfoliantes.

  • Antes de utilizar el exfoliante, debemos preparar la piel. Es recomendable limpiar con agua y jabón la zona que vamos a exfoliar para eliminar las impurezas superficiales.
  • Es importante que apliques el exfoliante con la piel húmeda, ya que la humedad crea una barrera protectora que reducirá el daño en la piel.
  • El exfoliante debe ir aplicándose en pequeñas cantidades. Extiendelo en movimientos circulares con las manos o con ayuda de esponjas o cepillos específicos.
  • Aclara el exfoliante con abundante agua fría para cerrar los poros tras la exfoliación y obtener unos mejores resultados.
  • Aplica crema hidratante en la zona exfoliada para hidratarla tras el tratamiento y evitar que se debilite.

¿Con qué frecuencia puedo utilizar exfoliantes?

La frecuencia con la que se debe utilizar un exfoliante depende fundamentalmente del tipo de piel que tengamos. La exfoliación, a pesar de tener grandes beneficios, puede resultar un tratamiento algo abrasivo para la piel, por lo que no conviene abusar demasiado si no queremos debilitar excesivamente la dermis.

Para pieles normales o secas, se recomienda utilizar el exfoliante una vez a la semana. Si tenemos la piel grasa, el número puede subir a dos veces a la semana, no más. Sin embargo, para pieles sensibles, no es recomendable realizar un tratamiento de exfoliación más de una vez al mes, ya que puede resultar contraproducente.

Una chica usando exfoliante

El criterio de compra más importante cuando queremos adquirir un producto cosmético es el tipo de piel. (Fuente: Elizaveta Galitckaia: 95317703/ 123rf.com)

¿Qué es un peeling, un scrub y un gommage?

Estas tres palabras, que a veces suenan tan raras, son muy recurrentes cuando hablamos de exfoliantes. Los tres términos hacen referencia a técnicas de exfoliación, pero con ligeras diferencias. Utilizamos peeling para referirnos a los tratamientos con exfoliantes químicos realizados en los centros estéticos.

Scrub («fregar» en inglés) es la denominación que reciben los exfoliantes corporales, cuyos gránulos son más grandes. Por último, los gommage son exfoliantes que contienen micropartículas suspendidas y combinan la exfoliación mecánica y la química. Los solemos encontrar en formato mascarilla o en gel.

¿Qué precauciones debo tomar al usar exfoliantes?

Los tratamientos con exfoliantes, aunque son beneficiosos para la piel, pueden resultar agresivos si no se utilizan con precaución. Es muy importante utilizar siempre un exfoliante adecuado para nuestro tipo de piel. Para ello, se recomienda probar el exfoliante en una pequeña zona de piel para asegurar que no produce reacción.

Además, es importante utilizar cada exfoliante en la zona específica para la que está diseñado. Si utilizamos, por ejemplo, exfoliante corporal en el rostro, podemos causar daños en la piel.

foco

Por último, se recomienda evitar aplicar el exfoliante sobre heridas, cicatrices o eccemas para evitar la irritación.

¿Cuáles son los errores más comunes en el uso de exfoliantes?

Hay veces que utilizar los productos exfoliantes correctamente no es tarea fácil. Sin embargo, es fundamental para conseguir los mejores resultados. Uno de los errores más frecuentes que cometemos es no humedecer previamente la zona sobre la que se aplica. Parece una tontería, pero es esencial para no dañar la piel.

Otro de los errores comunes en el uso de exfoliantes es olvidar la hidratación. Aplicar crema hidratante después de la exfoliación es fundamental para proteger la piel tras el tratamiento y evitar que quede reseca. No servirá de nada exfoliar sin descanso si luego no hidratamos para volver a fortalecer la piel.

Criterios de compra

No hay nada peor que la indecisión a la hora de comprar productos cosméticos. Pero eliminar ese titubeo es tan sencillo como conocer los principales aspectos en los que nos debemos fijar a la hora de comprar un exfoliante. El que los cumpla, ¡al carrito! Hemos seleccionado los 5 criterios de compra más importantes para que te guíes.

  • Tipo de piel
  • Zona del cuerpo
  • Composición
  • Formato
  • Calidad

Tipo de piel

El criterio de compra más importante cuando queremos adquirir un producto cosmético es el tipo de piel. En el caso de los exfoliantes, este criterio cobra todavía más importancia, ya que pueden resultar un tratamiento agresivo para la piel si no lo utilizamos correctamente. Si conoces tu piel, eliges bien.

Fíjate detenidamente en las indicaciones que aparezcan en el envase del exfoliante y asegúrate de que es adecuado para tu tipo de piel. Como hemos mencionado antes, lo ideal para las pieles sensibles son los exfoliantes químicos, mientras que para las pieles grasas funcionará mejor uno de tipo físico.

Exfoliantes naturales

La técnica de la exfoliación, también conocida como peeling ayudan a regenerar la piel y a dejarla más suave y limpia. (Fuente: Barbalini: 65815564/ 123rf.com)

Zona del cuerpo

Una de las preguntas más frecuentes relacionadas con el uso de exfoliantes es si los podemos utilizar únicamente en la cara o si son aptos para el resto del cuerpo. Hemos comprobado que existen exfoliantes faciales, corporales, para pies, e incluso para labios. Por ello, este es otro criterio de compra fundamental.

Debemos asegurarnos de que utilizamos el exfoliante adecuado en cada zona del cuerpo, para así evitar posibles reacciones y no dañar la piel más de lo necesario. Si sigues todas las indicaciones de utilización de los especialistas, no deberías tener ningún problema y obtendrás los resultados deseados.

Composición

Una de las cosas que más nos preocupan cuando compramos productos para la piel es su composición. Muchas veces, los exfoliantes tienen entre sus ingredientes algunos con nombres extraños que nos cuesta reconocer y que nos da miedo utilizar. Los exfoliantes químicos suelen llevar AHA (alfa hidroxiácidos).

Este químico es soluble en agua, por lo que no penetra profundamente en los poros de la piel. Por tanto, son ideales para pieles secas. Otro de los ingredientes comunes son los BHA (beta hidroxiácidos), que tienen características antibacterianas y antiinflamatorias, y son ideales para las pieles sensibles.

Siempre es importante tener en cuenta la composición del exfoliante que vamos a utilizar. Y cuantos más ingredientes naturales encontremos en ella, mejor. Sobre todo para los exfoliantes faciales, ya que está piel es más sensible. Normalmente, los exfoliantes corporales utilizan fórmulas más potentes.

Formato

La gran variedad de exfoliantes que podemos encontrar en el mercado nos ofrece un enorme abanico de posibilidades. También en cuanto al formato. Hemos visto que existen exfoliantes en crema, en gel, en mascarilla, en esponja, en piedra pómez, en tónico y un largo etcétera. Con tantos tipos es difícil elegir.

Para saber cuál es el formato que más nos conviene, debemos fijarnos en dos aspectos: comodidad y gusto. Realizarnos un tratamiento exfoliante es un momento de relax y siempre disfrutaremos más si nuestro exfoliante nos resulta cómodo de utilizar. Además, es importante que el exfoliante nos guste, en cuanto a textura, olor y resultados.

Calidad

Como ocurre con todos los productos que utilizamos sobre la piel, es imprescindible tener en cuenta la calidad. Cuanto mayor sea la calidad del exfoliante, menor será el riesgo de provocar daños en la piel o de que se produzcan reacciones. Debemos siempre buscar productos de calidad que cuiden la piel.

Sabemos que reconocer la calidad de un producto cosmético no resulta fácil en muchas ocasiones. Lo más sencillo es que te guíes por las opiniones de los especialistas en la materia. También se recomienda utilizar productos de marcas que ya hayamos utilizado antes, ya que puede ser una garantía de que no dañarán nuestra piel.

Resumen

Exfoliar nuestra piel para eliminar las células muertas de las capas superficiales es fundamental si queremos lucir una piel suave y de aspecto sano. El uso regular de exfoliantes aporta numerosos beneficios entre los que se encuentran la reducción del envejecimiento, la eliminación de manchas o la regulación del pH.

Dependiendo de nuestro tipo de piel y de la zona del cuerpo que queramos exfoliar, tendremos que escoger un tipo de exfoliante diferente. Hay muchos entre los que elegir, por lo que será fundamental informarnos sobre cada uno para que la elección sea la correcta. Cuidar tu piel nunca había sido tan sencillo.

Si te ha gustado nuestra guía sobre exfoliantes, compártela en redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Puhhha: 84130191/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
41 Voto(s), Promedio: 4,02 de 5
Cargando…