Nuestros pies tienen la ardua labor de soportar el peso del cuerpo todo el día, así que es muy habitual que tras una larga jornada de trabajo. o tras una buena caminata, lleguemos a casa con los pies cansados y a veces doloridos. Un aparato de hidromasaje es el modo perfecto para aliviar unos pies que piden a gritos un poco de atención, cuidados y tranquilidad.

Según estudios publicados por Swarthmore College, de Pensilvania, «los pies tienen más nervios por centímetro cuadrado que ninguna otra parte del cuerpo, así que son un potente portal hacia el sistema nervioso en su conjunto». Tanto por una cuestión de salud como de descanso, mimar los pies es un gesto que debería ser fundamental en nuestro día a día.

Lo más importante

  • Los aparatos de hidromasaje para pies tienen propiedades calmantes, tanto para el estado de ánimo como para el dolor vinculado a distintas dolencias.
  • Cualquiera puede utilizar una bañera de hidromasaje para pies: no tienen ninguna contraindicación.
  • Antes de comprar un sistema de hidromasaje debes tener en cuenta su diseño, sus sistemas de seguridad y los modos de masaje que ofrece.

Ranking: Los mejores hidromasajes para pies del mercado

Hoy en día hay multitud de marcas que comercializan bañeras de hidromasaje para pies. Con un primer vistazo, todas parecen similares, ¡incluso tienen colores y formas muy parecidos! Pero cada una ofrece unas prestaciones distintas y es conveniente echar un vistazo a las funciones de cada una antes de comprar la primera que veamos.

Puesto nº 1: HoMedics FS-250-EU

El primer masajeador que vamos a proponerte es el modelo FS-250-EU de HoMedics, que es una de las marcas fabricantes de hidromasajes para pies más reconocidas. Este producto incluye distintos accesorios de pedicura, como piedras pómez intercambiables ―una grande para exfoliar y una lisa para pulir la piel―. El calentador integrado mantiene el agua entre 40 °C y 45 °C.

Además, dispone de cuatro tiras en la parte inferior que aumentan la producción de burbujas. Entre sus funciones adicionales se encuentran varios imanes que realizan magnetoterapia en los pies para estimular su energía celular. Es un aparato de potencia media, 90 vatios (W). Sus dimensiones lo convierten en una bañera que puede resultar aparatosa para algunas personas.

Puesto nº 2: Beurer FB-25

Esta opción de Beurer es especialmente potente, con 130 W de potencia. Ofrece tres niveles de funcionamiento: vibración, burbujas y masaje con agua caliente. Con sus 16 imanes, realiza una terapia de campo magnético que revitaliza las células de los pies. Además, tiene protección contra las salpicaduras, de modo que no tendrás que limpiar después de usarlo.

Además de poder usarlo con agua ―en caliente y en frío―, también es posible utilizar este aparato para masajear los pies en seco. Entre las desventajas que señalan algunos de sus compradores está su volumen, aunque las dimensiones de este aparato no superan las medidas estándares para un equipo de este tipo.

Puesto nº 3: Beurer FB-50

Este modelo de Beurer es algo más completo ―y más caro― que la anterior opción. La potencia del masajeador FB-50 es sencillamente asombrosa: 400 W, ¡y está muy bien aprovechada! Cuenta con cinco niveles de potencia, así como seis imanes y cuatro luces infrarrojas para que puedas disfrutar de magnetoterapia y luminoterapia en tus pies.

Entre sus accesorios adicionales encontramos cepillos para pies, un accesorio extra de masaje y una lima para las callosidades de los pies. Dispone asimismo de una pantalla LED que te ofrece mayor información sobre el programa de masaje, así como mayor control. Aunque es un aparato voluminoso, no le se puede pedir menos a un producto tan completo.

Puesto nº 4: Arealer

Aunque Arealer no es una marca tan conocida, nos hemos decidido a incluir su bañera de hidromasaje por las buenas críticas que ha ido acumulando en Amazon. Se trata de un producto muy potente que te permite ajustar la temperatura del agua entre 35 °C y 48 °C, así como mantenerla constante. También tiene una relajante función de burbujas.

El masaje puede realizarse en tres velocidades para adaptarse así al nivel de estimulación que necesitas. El tiempo de masaje predeterminado es 15 minutos. Como siempre, algunos de sus usuarios destacan su gran tamaño, pero no puede decirse que este producto sea más voluminoso que sus competidores. Se trata de un equipo que ha recibido distintas certificaciones.

Puesto nº 5: Daga HM-2200

El hidromasaje para pies de Daga es algo menos potente que sus competidores, pero sabe aprovechar al máximo sus 80 W de potencia. Cuenta con una función de vibración, con baño de burbujas para los pies, con una tapa antisalpicaduras, así como con cuatro rodillos de masaje por presión y un asa para poder transportarlo fácilmente donde necesites.

Además, el masajeador podal de esta marca cuenta con una función de infrarrojos para aportar calor directo en las plantas de los pies. El aspecto negativo de este modelo es que los rodillos no se mueven de forma automática, sino que deben ser accionados por tracción de los pies. El diseño de este hidromasaje es bastante compacto.

Guía de compra: Lo que debes saber sobre hidromasajes para pies

Puede que las bañeras de hidromasaje para pies se te antojen como un producto casi de lujo, pero esto no es así, sino que resultan muy económicas. Creemos que hay bastante desconocimiento en torno a este producto, así que en este apartado vamos a tratar de responder algunas de las dudas más habituales sobre masajeadores para pies.

Mujer con sus uñas pintadas

El hidromasaje es una técnica milenaria que se ejerce sobre el cuerpo.
(Fuente: Dmytro Titov: 39880763/ 123rf.com)

¿Qué es el hidromasaje?

El hidromasaje es una técnica milenaria que se ejerce sobre el cuerpo ―en este caso, los pies― mediante la mezcla de agua y aire que, al combinarse, producen burbujas. El hidromasaje se ha usado tradicionalmente en la medicina natural por sus cualidades terapéuticas y calmantes, de las que hablaremos más adelante.

Aunque en épocas recientes comenzó usándose de forma exclusiva en centros de talasoterapia, poco a poco ha ido llegando a los hogares a través de bañeras, duchas o las bañeras portátiles especiales para pies, de las que hablamos en este artículo. Para este tipo de masaje se usa agua fría, tibia y caliente, con distintas propiedades cada una de estas opciones.

¿Qué beneficios tiene el hidromasaje para pies?

Normalmente, el hidromasaje para pies se usa después de un largo día de trabajo o de un sobreesfuerzo físico, pero este tipo de equipos, además, son capaces de estimular ciertos puntos que están vinculados con otros órganos de nuestro cuerpo y tienen distintos beneficios, tanto para el estado de ánimo como para la salud en general.

  • Relajación: Prácticamente desde el momento en que sumerjas los pies en la bañera de hidromasaje sentirás bienestar y relajación, que se extenderá desde los dedos de los pies por todo el cuerpo. Por eso, son ideales para usarlas justo antes de ir a dormir.
  • Reducción de ansiedad: Un buen hidromasaje puede pies puede relajar los músculos y aliviar la tensión que acumulamos en los pies de forma involuntaria. La Asociación Europea de Podología sugiere, además, que tanto el estrés como la ansiedad nos provocan cambios posturales que terminan afectando a nuestros pies.
  • Disminución del dolor: Tanto los masajes como el efecto del agua a distintas temperaturas pueden reducir el dolor podal provocado por un sobreesfuerzo o por pasar demasiadas horas de pie.
  • Pies más bonitos: Dado que mejora la circulación de la sangre, los pies lucirán radiantes y con un tono más uniforme. Además, muchos modelos incluyen accesorios para pulir durezas o para tratar las uñas, de modo que son un complemento perfecto en tus sesiones de pedicura.
  • Comodidad: No hay duda de que es mucho más cómodo cuidarse los pies sin tener que moverte de casa que desplazarte hasta un centro estético. Puedes llevarlos cómodamente del baño al salón o viceversa y utilizarlos mientras ves tu programa preferido en la televisión.
Una chica usando el hidromasaje

Las bañeras de hidromasaje para pies pueden usarse siempre que lo desees. (Fuente: Belchonock: 96163632/ 123rf.com)

¿Qué propiedades médicas tiene un hidromasaje para pies?

Además de ser muy relajantes y de ofrecer numerosos beneficios para el estado de ánimo y para el alivio del dolor provocado por esfuerzos, los médicos recomiendan el uso de sistemas de hidromasaje para pies para aliviar los síntomas de distintas enfermedades. Es cierto que no tienen la capacidad de curar, pero sí que pueden hacer más llevaderas ciertas dolencias.

Problema de salud Explicación
Problemas circulatorios y neuropatías Cuando pasamos horas sentados frente a un escritorio, es normal que la circulación en piernas y pies se vea afectada. La vibración de los masajes contrarresta los síntomas relacionados con problemas circulatorios y nerviosos.
Artritis y gota Los aparatos de hidromasaje que calientan el agua pueden aliviar enormemente los dolores asociados con la artritis y la gota.
Juanetes Los juanetes son una deformación del pie que puede resultar muy dolorosa. Los masajes pueden reducir el dolor y aliviar la tensión.
Fascitis plantar Cuando se inflaman los tejidos de la planta del pie, aparece la fascitis plantar, que resulta muy dolorosa. Un masaje en la planta de los pies puede aliviar notablemente el dolor.
Migrañas y dolores de cabeza Según la reflexología, la planta del pie está directamente conectada con el resto de órganos del cuerpo humano. Al masajear en ciertas zonas del pie, podríamos aliviar el dolor de cabeza o la migraña.
Menstruación Según los mismos principios, un buen masaje en los pies podría ayudar a atenuar los calambres menstruales.
Dolor de espalda El dolor de espalda muchas veces está relacionado con una mala pisada, así que un hidromasaje para pies podría ayudarnos a mejorar la postura podal para así calmar el dolor de espalda.

¿Qué tipos de masajeadores para pies existen?

Aunque en este artículo vamos a hablar fundamentalmente de los aparatos de hidromasaje, debes saber que hay otros tipos de productos que se utilizan para dar distintos tipos de masaje en los pies. Cada uno de ellos puede usarse por sí solo o combinarse con otros métodos para así potenciar sus efectos positivos.

  • Un masajeador sencillo es un dispositivo manual que puede estar fabricado con rodillos, bolas u otros elementos que ejerzan distintos tipos de presión en los pies. Son de funcionamiento en seco.
  • También existen los masajeadores de madera, que son básicamente masajeadores sencillos hechos a base de madera. El tacto cálido de la madera resulta terapéutico y además no requieren electricidad para funcionar.
  • No podemos olvidarnos de los hidromasajes, protagonistas de nuestro artículo, que emplean chorros de agua y burbujas para masajear los pies y aliviar la tensión.
  • Los masajeadores térmicos suelen funcionar a base de infrarrojos y funcionan en seco. Son muy efectivos para aliviar dolores y tensiones en la planta de los pies.
  • Por último, los masajeadores Shiatsu emplean un tipo de masaje tradicional de Oriente que se realiza mediante bolas. Están basados en la reflexología, de la que ya hablamos anteriormente, y tienen la capacidad de actuar sobre cualquier órgano del cuerpo.

¿Cómo se usa una bañera de hidromasaje para pies?

El uso de este tipo de dispositivos normalmente es sencillo e intuitivo, aunque es fundamental leer detenidamente las instrucciones del producto antes de utilizarlo por primera vez. Normalmente, incluyen una rueda con la que se puede regular la intensidad del burbujeo, la rotación de los rodillos y la temperatura del agua.

Eso sí, te recomendamos que siempre lo uses sobre una superficie plana y que pongas, a poder ser, una toalla o un trapo por debajo para absorber las posibles salpicaduras. Nunca sobrepases el límite máximo de llenado de agua ―que suele estar marcado en el borde―, dado que, de lo contrario, podrías dañar el mecanismo del masajeador.

Pie en agua de rosas

Nuestra recomendación es usar el hidromasaje por la noche antes de ir a dormir.
(Fuente: Subbotina: 33220308/ 123rf.com)

¿Con que frecuencia debe usarse el hidromasaje?

Las bañeras de hidromasaje para pies pueden usarse siempre que lo desees. Puedes utilizarlas cada día cuando necesites tener un momento de relajación o de forma esporádica. Dados los beneficios mentales que tiene la relación mediante hidromasaje, lo recomendado es utilizarlos al menos una vez a la semana.

En cuanto al momento del día más idóneo para su uso, también depende de ti: no hay nada escrito. Hay personas que prefieren usarlos por la mañana al despertarse o por la tarde al llegar del trabajo. Nuestra recomendación es que pruebes a utilizarlo por la noche antes de ir a dormir, ya que sus efectos relajantes inducen al sueño.

¿Cómo pueden potenciarse los efectos del masajeador?

Aunque usar un aparato de hidromasaje para pies ya es por sí solo muy relajante, también hay ciertas sustancias que puedes añadirle al agua para hacer del momento una experiencia aún más placentera. Combinar el masaje en los pies con agua caliente, burbujas y aromaterapia, por ejemplo, suena bastante bien, ¿no te parece?

Nosotros vamos a recomendarte que añadas sales de baño al agua del hidromasaje para aprovechar así también las propiedades de estas. Además, puedes optar por echar unas gotas de aceite esencial para aromatizar ―el de lavanda es perfecto para dormir bien, por ejemplo― o unas hierbas aromáticas, como puede ser menta o tomillo.

Una mujer mostrando sus pies

En condiciones de normalidad, las bañeras de hidromasaje no tienen ninguna contraindicación, siempre y cuando se usen bien. (Fuente: Serezniy: 18325291/ 123rf.com)

¿Los hidromasajes para pies tienen alguna contraindicación?

En condiciones de normalidad, las bañeras de hidromasaje no tienen ninguna contraindicación, siempre y cuando se usen bien. Todas ellas han sido diseñadas para aliviar los dolores musculares de los pies y para inducir a la relajación, cosas ambas que son buenas para el cuerpo y la mente y que no pueden hacerle daño a nadie.

No obstante, en caso de que sufras determinados problemas médicos, como puede ser la diabetes, sería conveniente que antes de usarlas lo consultes con tu médico. Además, te recomendamos que leas detenidamente el manual y las recomendaciones del propio fabricante para saber si un dispositivo es adecuado para ti.

¿Cómo se limpia una bañera de hidromasaje para pies?

Este tipo de aparatos son muy fáciles de limpiar y normalmente bastará con que seques la superficie con un trapo seco después de usarlo ―sobre todo si vives en una zona con mucha humedad ambiental―. Los modelos más completos, además, permiten sacar el forro interior para poder lavarlo por separado tras cada uno.

Mantener limpio el masajeador prolongará su vida útil, así que no dejes de pasarle un trapo seco por encima cuando creas que ha podido llenarse de polvo tras una temporada sin usarlo. Es muy importante que lo seques bien después de usarlo, especialmente en los rincones menos accesibles para evitar la aparición de hongos y moho.

¿Qué puedo hacer para evitar el dolor de pies?

Usar un hidromasaje para pies nunca va a ser contraproducente, pero aún más importante que aliviar los síntomas es prevenirlos. Unos pies doloridos pueden suponer un problema de salud importante, y, al tratarse de una parte del cuerpo tan importante, cuidarlos y mimarlos es fundamental para mantener la salud del organismo al completo.

  • Utiliza, en la medida de lo posible, un calzado cómodo que te sujete bien el pie y favorezca una postura natural.
  • Cuida la higiene y lávalos a diario con jabón suave.
  • Controla las callosidades y mantenlas a raya, dado que, si crecen demasiado, pueden llegar a provocar malformaciones y problemas en la pisada.
  • Haz ejercicio con los dedos de los pies intentado agarrar, por ejemplo, una pequeña pelota o incluso un pedazo de tela enrollado. Esto mejorará la circulación tanto de los pies como de las piernas.

Criterios de compra

Como ya hemos mencionado antes, somos conscientes de que, con un primer vistazo, casi todos los hidromasajes para pies se parecen: colores suaves, rodillos, ruedas o una cavidad para introducir los pies. Es verdad, su aspecto es similar, pero para elegir bien el modelo perfecto para ti, debes guiarte por ciertos criterios que no siempre se aprecian a simple vista:

  • Dimensiones y diseño
  • Seguridad
  • Control del producto
  • Sistema de masaje
  • Funciones adicionales

Dimensiones y diseño

Como has podido leer en apartados anteriores, las dimensiones del producto son una de las quejas más frecuentes entre sus usuarios. No vamos a engañarte: un hidromasaje para pies es un dispositivo de dimensiones relativamente grandes. Cuando vayas a comprarlo, asegúrate de elegir un modelo que sea compacto, fácil de trasladar y de almacenar.

También es importante conocer el tamaño de las cavidades para introducir los pies. Que sea grande por fuera no es una garantía de que también vaya a serlo por dentro. En caso de que tú u otras personas de tu familia que vayan a usarlo tengáis una talla grande de pie, asegúrate de que la bañera tenga la capacidad necesaria para acomodarlos.

Seguridad

Al comprar un aparato que mezcla electricidad y agua, es muy importante comprobar antes que esté equipado con todos los sistemas de seguridad posibles, que hoy en día no son pocos. Presta atención a las indicaciones de seguridad señaladas en el manual de instrucciones y utilízalo siempre siguiendo las recomendaciones de uso del fabricante.

Nuestro consejo es que optes por un sistema de hidromasaje con apagado automático y con base antideslizante para evitar accidentes. Además, también puedes buscar modelos que estén protegidos frente al sobrecalentamiento y que indiquen de forma clara cuál es el nivel máximo de agua que soporta la bañera para pies.

Control del producto

También es muy importante que adquieras un producto que ofrezca numerosas funciones, pero que a la vez sea sencillo de controlar. En los modelos más sencillos del mercado, basta con entender que la rueda puede girarse para activar un par de funciones, pero en los modelos más complejos, con mayor número de prestaciones, la cosa puede complicarse.

Hoy en día hay modelos que incluyen una pantalla LED en la que puede leerse el modo de uso seleccionado y resulta de gran ayuda para tener presente la temperatura del agua, por ejemplo. Intenta comprar un masajeador cuyas instrucciones de uso estén bien traducidas a nuestro idioma para así evitar posibles malos usos derivados de malentendidos.

Sistema de masaje

Este es uno de los criterios más importantes a la hora de adquirir un masajeador para pies. Los modelos más sencillos se valen únicamente del efecto del agua y de las rugosidades del suelo de la bañera de hidromasaje. Hay otros que también incluyen rodillos cuyo movimiento no es automático, sino que para que giren hay que accionarlos con los pies.

En caso de que puedas permitírtelo, nuestro consejo es que elijas un producto más completo, con rodillos activos que se muevan de forma automática y que generen un masaje agradable sin ningún esfuerzo por tu parte. Las bañeras con infrarrojos que aplican calor directamente sobre la planta del pie son también muy recomendables.

Funciones adicionales

Los sistemas de hidromasaje para pies más completos ofrecen accesorios adicionales que «ponen la guinda» a la experiencia. Por ejemplo, hay muchos modelos que cuentan con piedras pómez o rodillos abrasivos para suavizar la piel del pie y pulir las callosidades. También hay modelos con apliques de masaje extra para zonas específicas del pie.

Por supuesto, un regulador de temperatura es una función adicional a la que no queremos renunciar, dado que nos evitar tener que preocuparnos cuando baje la temperatura del agua. No podemos pasar por alto tampoco las bañeras que brindan funciones de aromaterapia o que cuentan con programas especiales para el uso de sales de baño.

Resumen

Los pies realizan un trabajo tan duro cada día que bien se merecen un trato especial. Una buena forma de dárselo es mediante una bañera de hidromasaje. Como has podido leer, hay muchos tipos distintos que se adaptan a las necesidades de cada persona. Además, son muy recomendables para aliviar la ansiedad y los dolores relacionados con distintas enfermedades.

Esperamos que nuestro artículo te haya resultado práctico. Estamos seguros de que tus pies están deseando probar uno de estos sistemas de masaje, así que, teniendo en cuenta los criterios que te hemos presentado en el apartado anterior, ¿por qué no te decides a adquirir un spa para pies? ¡Ellos te lo van a agradecer con creces!

Te han entrado ganas de usar un aparato de hidromasaje, ¿a que sí? Cuéntanos tus impresiones en los comentarios y no dejes de compartir nuestra guía en caso de que te haya resultado útil.

(Fuente de la imagen destacada: Michaelnivelet: 25455737/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
29 Voto(s), Promedio: 4,52 de 5
Cargando…