Actualmente, el maquillaje consiste en un hecho cotidiano, siendo un paso más en nuestra rutina de belleza. Sin embargo, no siempre ha sido como lo conocemos ahora. Su historia se remonta a millones de años atrás. A lo largo del tiempo, la cosmética ha ido evolucionando con nuevos productos y aplicaciones hasta llegar a nuestros días.

A día de hoy, el maquillaje se ha convertido en todo un arte. No solo permite adornar nuestra piel, sino que puede llegar a transformar increíblemente nuestros rasgos. En este sentido, el iluminador es uno de los productos estrella, también conocido como highlighter. Si quieres informarte sobre el poder de este producto, presta atención.

Lo más importante

  • El iluminador tiene como finalidad aportar luz y brillo a nuestro rostro.
  • A diferencia del corrector, el iluminador no disimula nuestros rasgos, sino que los realza y potencia. Con ello, permite moldear nuestro rostro de un modo impresionante.
  • Existen distintos tipos de iluminadores según su formato y el acabado deseado.

Ranking: Los mejores iluminadores del mercado

En este apartado hemos preparado una recopilación de los 5 mejores iluminadores disponibles en el mercado. Además, se han las características principales de cada uno de ellos. De este modo, podrás comparar fácilmente sus pros y sus contras. Te resultará útil para decidir qué iluminador es el más adecuado para ti.

Puesto nº 1: Mary Lou Manizer

30 g. Se trata de un iluminador en polvo de brillo nacarado. Es un producto muy versátil, dado que puede emplearse como iluminador y sombra. Proporciona el destello de brillo que tu piel necesita para conseguir un aspecto radiante. Aporta una iluminación natural y discreta, resultando idóneo para el uso diario junto con tu maquillaje.

Posee una tonalidad elegante y sutil de color champán que se adaptará fácilmente a tu tono de piel. Con este iluminador, el rostro adquiere un aspecto suave, fresco y rejuvenecido. Además, posee un práctico formato de pequeño tamaño y con espejo incluido. Así, podrás llevar tu highlighter siempre contigo y retocarlo cuando quieras.

Puesto nº 2: MAC (característica)

10 g. Iluminador en polvo de brillo nacarado. Su formulación incorpora pequeños pigmentos perlados que confieren un brillo notorio pero a la vez sutil. Además, está enriquecido con minerales y vitamina E. Con ello, se consigue un acabado sofisticado y de lo más natural. Se recomienda emplearlo una vez aplicada la base de maquillaje.

Este iluminador resulta idóneo para destacar nuestros rasgos y moldear el aspecto de nuestro cutis. Está disponible en una amplia gama de colores que de adaptan a todo tipo de piel. Es un cosmético muy seguro, dado que ha sido dermatológicamente y oftalmológicamente testado. Además, no es comedogénico, por lo que no aumenta el acné.

Puesto nº 3: Maybelline New York

9 g. Se trata de un iluminador cremoso en un práctico formato en barra. Su composición incluye microperlas que conferirán a tu rostro la luz y el brillo que necesita. Resulta muy útil para definir y realzar los rasgos de un modo fácil y rápido. Está disponible en una gama de 3 coloraciones que se adaptarán a cada tono de piel.

Este iluminador se caracteriza por una textura suave y aterciopelada, apta para todo tipo de pieles. Proporciona una iluminación intensa para un acabado excepcional. Se aconseja aplicarlo encima de la base de maquillaje. Un truco para unos resultados óptimos consiste en dibujar una C desde el arco de la ceja hasta el pómulo.

Puesto nº 4: Dior

2,5 ml. Se trata de un iluminador líquido en un exclusivo y cómodo formato en rotulador. Además del envase, destaca por su innovadora formulación. Ha sido elaborado con pigmentos que captan y reflectan la luz, enriquecido con microesferas de ácido hialurónico. Con ello, se combaten arrugas y otros signos del envejecimiento.

Posee una textura ligera y fresca, que se fusiona con la piel. Su formato en rotulador permite una aplicación fina y precisa, para unos resultados rigurosos. También resulta muy útil para regular la dosis exacta necesaria para lograr los efectos deseados. Aporta luz y brillo al rostro, permitiendo esculpir y moldear nuestros rasgos.

Puesto nº 5: L’Oréal Paris

35 ml. Se trata de un iluminador líquido. Está especialmente indicado para pieles grasas, ya que está constituido por un gel acuoso no comedogénico. Su agradable textura se adapta perfectamente a tu piel, proporcionando una sensación de ligereza y frescor. Además, contiene pigmentos híbridos que aportan brillo y luminosidad.

Con este iluminador, podrás marcar y potenciar al máximo tus rasgos con un acabado de lo más natural. Se puede aplicar solo o en combinación con la base de maquillaje. En este caso, puede aplicarse tanto antes como después. Además, su cómodo formato permite llevarlo contigo siempre que lo necesites. Definitivamente, muy recomendable.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los iluminadores

Es de vital importancia que, antes de adquirir un iluminador, conozcas los aspectos principales sobre este producto. A continuación, hemos incluido los aspectos más relevantes sobre los iluminadores para que dispongas de toda la información necesaria. Además, daremos respuesta a las preguntas más frecuentes entre usuarios.

Mujer aplicándose iluminador

Los iluminadores le dan el acabado final a tu look.
(Fuente: Drobot: 49340133/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente el iluminador?

Probablemente hayas oído hablar del iluminador o highlighter como producto cosmético top últimamente. Pero, ¿realmente sabemos qué es el iluminador? Tal como su nombre bien indica, el iluminador es un cosmético destinado a proporcionar luz y brillo al rostro. Contiene partículas que reflejan la luz, por lo que iluminan nuestro cutis.

Normalmente, se aplica en la piel de la cara para realzar ciertas zonas y perfilar nuestros rasgos. Por ejemplo, los pómulos, nariz y barbilla. Sin embargo, también se puede emplear en otras partes del cuerpo.

foco

Se puede usar en combinación con otros productos de maquillaje y constituye un complemento muy útil para mejorar nuestro look.

¿Para qué sirve el iluminador?

El iluminador proporciona luz a las zonas del rostro que más lo necesitan. Dicha propiedad permite realzar y potenciar nuestros rasgos para obtener los resultados estéticos deseados. Se podría decir que el iluminador es la varita mágica del maquillaje. Aporta el destello de brillo que nuestro cutis necesita con un simple toque.

El iluminador consigue crear ilusiones ópticas que moldean verdaderamente nuestros rasgos. Por ejemplo, modifica los ángulos y dimensiones de la nariz, pómulos o barbilla. El resultado es un look sofisticado, pero a la vez fresco y natural. Es el complemento ideal para acabar de completar un buen maquillaje con el mejor acabado posible.

Iluminador en polvo

Para los iluminadores en polvo se recomienda usar una brocha.
(Fuente: Johnson: 34323453/ 123rf.com)

¿Cuándo debo usar iluminador?

No existen unas pautas estrictas que definan exactamente el uso de iluminador. Este producto destaca por su versatilidad, por lo que puede emplearse cuando se desee. Por ejemplo, se puede utilizar perfectamente como complemento del maquillaje diario. Unos toques de iluminador conferirán vitalidad y forma al rostro, mejorando su aspecto.

Por otro lado, también puede ser muy útil para un maquillaje de noche. El iluminador se puede aplicar de forma natural o más llamativa. En eventos nocturnos o celebraciones destacadas, un toque más estridente de iluminador resultará más que favorecedor.

foco

Recuerda que puedes usar iluminador para mejorar tu maquillaje siempre que lo necesites.

¿Qué contiene un iluminador?

Ahora ya sabemos que los iluminadores aportan brillo y luz a nuestro rostro. Pero, ¿cómo lo hacen? El secreto del iluminador se basa en su composición. Su formulación incluye componentes que reflejan la luz, como las mircropartículas minerales. De este modo, nuestra piel tendrá un destello extra de brillo en las zonas con iluminador.

Además, los iluminadores pueden contener componentes adicionales que potencien su acción. Es el caso de sustancias que activan la microcirculación sanguínea, siendo esta la responsable del tono de nuestra piel. También pueden incorporar sustancias exfoliantes o despigmentantes. Así, nuestra piel adquiere un aspecto suave y radiante.

Mujer con iluminador

Los iluminadores aportan brillo, luz y vitalidad a nuestro rostro.
(Fuente: Gekman: 43468969/ 123rf.com)

¿Qué diferencia un iluminador de un corrector?

Una duda muy frecuente entre los usuarios es la diferencia entre un iluminador y un corrector. Ambos son productos similares, dado que se emplean como complemento del maquillaje para mejorar ciertos detalles. Sin embargo, no son lo mismo, ya que se utilizan para conseguir efectos totalmente distintos, como veremos a continuación.

La principal diferencia está en su finalidad primordial. El corrector, por un lado, sirve para disimular imperfecciones como manchas, granos u ojeras. Las cubre y hace que pasen desapercibidas. En cambio, el papel del iluminador es totalmente opuesto. Sirve para realzar y potenciar ciertos rasgos, haciendo que destaquen en nuestro rostro.

Iluminador

Encontramos ciertas zonas clave para aplicar iluminador y obtener un acabado perfecto.
(Fuente: Prykhodko: 83667967/ 123rf.com)

Utilizar uno u otro va a depender de los resultados que deseemos obtener. En ciertas zonas, de hecho, son instrumentos complementarios. Es el caso del contorno de ojos, por ejemplo. El corrector cubrirá las ojeras para eliminar los signos de cansancio. Por otro lado, el iluminador se aplicará para dar más volumen y profundidad a la zona.

¿Qué tipos de iluminadores existen?

Actualmente, en el mercado podemos encontrar una gran variedad de iluminadores para todos los gustos. En líneas generales, de pueden clasificar en función de su textura y del acabado que proporcionan. Asimismo, cada tipo de iluminador estará indicado para una clase de piel determinada y para obtener unos resultados concretos.

En cuanto a su textura, existen iluminadores en polvo, líquidos y en crema. En referencia al acabado, hay iluminadores que confieren más o menos brillo. En este sentido, distinguimos entre iluminadores con partículas de purpurina, con brillo nacarado e iluminadores sin brillo. A continuación, resumiremos lo más importante de cada tipo.

Tipos de iluminadores Características Recomendaciones
Textura En polvo Polvos compactos que proporcionan brillo

Muy fácil de usar y aplicar

Se aplican encima de la base o sin base

Combinables con otros iluminadores

Especialmente indicados en pieles grasas
Líquidos Gran versatilidad

Textura ligera fácil de aplicar

Efecto hidratante

Se pueden emplear debajo, encima o mezclados con la base

Ideal para pieles secas
En crema Textura cremosa compacta

Generalmente, encima de la base

Varios formatos

Todo tipo de pieles
Acabado Con purpurina Efecto intenso y llamativo

Brillo estridente

Eventos nocturnos (fiestas, ocasiones especiales)
Brillo nacarado Brillo natural

Resultados elegantes y más sutiles

Intensidad variable

Útiles para el día a día u ocasiones especiales
Sin brillo Acabado mate

Permiten crear dimensiones al rostro

Indicados para el día a día

¿Dónde debo aplicar iluminador?

Los expertos del mundo del maquillaje definen ciertas zonas de nuestro rostro donde el iluminador juega un papel esencial. Se trata de regiones específicas que, al ser realzadas e iluminadas, conferirán un aspecto elegante y sofisticado al rostro. Por un lado, se aconseja aplicar iluminador debajo de los ojos o en el pliegue nasolabial.

En estas áreas se suelen crear sombras antiestéticas que corregimos con un toque de iluminador. Por otro lado, lo más habitual es aplicarlo en pómulo, cejas y lagrimal. En estos puntos, un destello de luz resulta muy favorecedor, ya que perfila nuestros rasgos. Finalmente, podemos iluminar la zona alrededor de los labios para realzarlos.

L`ORÉAL ParisMarca reconocida de maquillaje

“Con el iluminador tus pómulos parecen más elevados; la nariz, más estrecha y tus labios, más voluminosos.”

¿Cómo se aplica un iluminador?

En líneas generales, el iluminador suele aplicarse después de la base de maquillaje. Esto se debe a la baja cobertura que presenta. Debemos recordar que su finalidad es complementar el maquillaje con un toque de luz. Los expertos también aconsejan evitar un exceso de iluminador en la zona T, dado que es más grasa por naturaleza.

La forma de aplicar el iluminador dependerá de su formato. Por ejemplo, para los iluminadores en polvo se recomienda usar una brocha o similar. En caso de ser en crema, pueden utilizarse dando pequeños toquecitos con la yema de los dedos. Los iluminadores líquidos pueden aplicarse con esponjas o brochas, mezclados o no con la base.

Mujer con iluminador

Hay distintos tipos según nuestro tipo de piel y el acabado deseado.
(Fuente: Yakobchuk: 48653466/ 123rf.com)

¿Qué efectos adversos puede tener el uso de iluminador?

Como hemos ido viendo, el iluminador actúa como accesorio para mejorar determinados detalles de nuestro maquillaje. Se aplica en zonas muy bien delimitadas, en pequeñas cantidades y normalmente encima de una base de maquillaje. Por ello, no se han descrito efectos adversos asociados propiamente al uso de iluminador.

Sin embargo, como ocurre en el resto de cosméticos, existe la posibilidad de desarrollar reacciones de alergia o hipersensibilidad. Los iluminadores pueden contener ciertos productos nocivos para personas con alergias o patologías cutáneas. También pueden resultar irritantes en caso de contacto con los ojos. Hay que usarlos con cuidado.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los iluminadores?

A modo de resumen, los iluminadores se han convertido en una herramienta indispensable para cualquier maquillaje. Permiten iluminar el rostro, destacar ciertos rasgos y mejorar nuestra imagen. A continuación, añadimos una tabla comparativa con las principales ventajas y desventajas del uso de iluminador.

Ventajas
  • Proporciona luz y brillo al rostro
  • Perfila y potencia nuestros rasgos
  • Combate los signos del cansancio
  • Fácil de aplicar y gran versatilidad
Desventajas
  • Posibles reacciones alérgicas y de hipersensibilidad

Criterios de compra

A la hora de adquirir un iluminador, es importante que evalúes ciertos factores. Seguidamente, hemos incluido los aspectos de mayor relevancia que debes considerar antes de comprar este producto. Así, podrás asegurarte de que tomas la decisión apropiada, eligiendo el iluminador que mejor se adapta a tus necesidades.

  • Formato
  • Acabado
  • Finalidad
  • Tipo de piel
  • Composición

Formato

En apartados anteriores hemos visto que existen distintos tipos de iluminador atendiendo a su formato. Se trata de un aspecto a tener en cuenta a la hora de adquirir un iluminador. La elección de un formato u otro va a depender de varios aspectos. Por ejemplo, según los resultados que desees obtener o el tipo de piel que tengas.

Los iluminadores en polvos son los más comercializados. Su aplicación es muy fácil y sus resultados intensos. Son los más recomendables para pieles grasas. Si, por el contrario, tienes la piel seca y buscas unos resultados más naturales, te interesarán los iluminadores líquidos. Valoras estos puntos te ayudará a tomar una decisión.

Acabado

El iluminador es un producto que destaca por su versatilidad. Por tanto, puedes emplearlo para conseguir resultados de lo más variados. En este sentido, puede que te interesen más iluminadores estridentes y llamativos, o bien todo lo contrario. Deberás preguntarte qué acabado deseas para elegir el mejor iluminador para ti.

A modo de ejemplo, los iluminadores con purpurina proporcionan un brillo deslumbrante y acaparador. Si deseas un look más neutro y sofisticado, deberás decantarte por iluminadores sin brillo o con brillo nacarado. Las opciones son múltiples, por lo que encontrarás el iluminador perfecto sea cual sea el acabado que andes buscando.

Finalidad

Antes de comprar un iluminador u otro, debes preguntarte para qué lo necesitas. En función ello, será más aconsejable elegir un producto u otro. Este aspecto está íntimamente relacionado tanto con el formato del iluminador como su acabado. Por ejemplo, es posible que busques un iluminador para tener un aspecto más fresco en tu día a día.

En este caso, lo más recomendable son iluminadores con brillo nacarado o sin brillo. En cuanto al formato, preferirás los líquidos o en crema, más discretos. En cambio, para celebraciones o fiestas nocturnas donde quieras destacar, la cosa cambia. Los iluminadores en polvo y con purpurina serán tus mejores aliados en dichas situaciones.

View this post on Instagram

You light up my light 🎶 🌟 #theBalm

A post shared by theBalm Cosmetics (@thebalm) on

Tipo de piel

Cada persona tiene una piel única con unas características determinadas. Estos rasgos son los que determinarán las necesidades de nuestra piel. Por ejemplo, no utilizaremos los mismos productos para pieles grasas que para pieles con gran sequedad. Los iluminadores no son una excepción, por lo que habrá que adaptarlos a cada tipo de piel.

En este sentido, si tu piel es más bien grasa, es preferible que utilices iluminadores en polvo. En caso de pieles secas, los mejores iluminadores son los líquidos. Confieren cierto grado de hidratación que beneficiará a tu piel.

foco

Los iluminadores en crema son muy versátiles, por lo que podrán ser empleados para todo tipo de pieles.

Composición

La composición es un aspecto esencial a tener en cuenta ante la compra de cualquier cosmético. Su importancia recae en la posibilidad de desarrollar reacciones no deseadas derivadas del uso de productos cosméticos. Ciertas personas padecen alergias o enfermedades de la piel que pueden agravarse con según qué productos.

Por tanto, antes de comprar un iluminador, es importante dedicar unos minutos a revisar su composición. Hay que garantizar que no contengan ningún compuesto o elemento que pueda resultar nocivo para nosotros. Ante cualquier duda, es preferible consultar con un especialista para evitar efectos y reacciones no deseadas.

Resumen

Ahora ya comprendemos en qué consiste la magia del iluminador y el porqué de su éxito. Los iluminadores aportan brillo, luz y vitalidad a nuestro rostro. Pero no solo eso, sino que permiten crear verdaderas ilusiones ópticas con nuestros rasgos. Con un simple toque de iluminador, podremos destacar zonas clave para un look impresionante.

Por si fuese poco, los iluminadores son cosméticos “todoterreno”, dado que se adaptan a todo tipo de piel y situación. Tengas la piel grasa o seca, unos rasgos concretos o busques el acabado que busques, habrá un iluminador para ti. Además, podrás elegir entre el formato que más te convenga según tus preferencias. ¡Todo son ventajas!

Y tú, ¿estás lista para darte un toque de varita mágica con el iluminador perfecto? Si te ha gustado nuestro artículo sobre iluminadores, compártelo en las redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Yakobchuk: 100117417/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
49 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…
Avatar

Publicado por superguapas