El verano ya está aquí y con él han llegado las prisas para ponernos al día con esas tareas que siempre vamos postergando durante los meses más frescos. ¿Cuánto hace que no te tomas un break para hacerte la pedicura? ¿Estás postergando el momento de lucir unas buenas sandalias por la vergüenza de enseñar tus pies descuidados? ¡No eres la única!

Cuando no se tratan, las durezas en los pies pueden provocar mucha inseguridad en quienes las sufren. Sería una auténtica pena que tuvieras que renunciar a algún plan este verano solamente por no mostrar los pies, ¿no crees? Pero, respira tranquila, porque todavía estás a tiempo de ponerle solución al problema, ¿conoces las limas eléctricas?

Lo más importante

  • Las durezas en los pies no solo son una cuestión estética, sino también de salud, dado que, si no se tratan, pueden provocar ampollas, dolores, apoyo incorrecto de los pies al caminar o incluso deformidades en los dedos.
  • Una lima eléctrica para pies te ayudará a acabar con las callosidades y a suavizar la piel de tus pies para que estén sanos y para que además puedas lucir sandalias sin complejos.
  • En el tratamiento de las durezas de los pies lo más importante es la constancia. Hacerse la pedicura un día no sirve de nada si nos olvidamos de ella durante el resto del año.

Ranking: Las mejores limas eléctricas para pies del mercado

En el mercado hay multitud de modelos de limas eléctricas para pies y comprar una puede complicarse si no sabemos exactamente qué es lo que esperamos de ella: los distintos modelos ofrecen prestaciones que varían entre sí, como mayor o menor ergonomía, distinta resistencia al agua o diferentes modos de alimentación. A continuación, te presentamos los mejores modelos del mercado.

Puesto nº 1: Dr. Scholl – Wet & Dry

Nuestra primera apuesta es la lima Wet & Dry de Dr. Scholl, que es una de las pocas que es verdaderamente resistente al agua. La ventaja de esto es que, cuando vas con prisas, puedes usarla directamente en la ducha. Además, tiene dos velocidades, con lo cual puede adaptarse tanto a distintos tipos de piel como a distintos grados de dureza en los pies.

Otra ventaja es que es funciona sin pilas gracias a su batería recargable. Algo que hace que gane en ligereza. Su diseño ergonómico tampoco nos deja indiferentes: además de bonita es muy cómoda de utilizar. El único «pero» es que no dispone de distintos cabezales, sino que únicamente puede regularse la intensidad de sus velocidades.

Puesto nº 2: MYCARBON – BCM-1138

La propuesta de MYCARBON también tiene batería recargable y además puede utilizarse mientras está conectada a la corriente, así que no es necesario esperar a que se cargue. Su potente motor, al igual que el de la lima de Dr. Scholl, ofrece dos velocidades de lijado para adaptarse a sí a las distintas necesidades de nuestros pies.

Un punto muy positivo de esta lima es que cuenta con un sistema de seguridad que frena automáticamente la rotación del cabezal cuando detecta que se está ejerciendo demasiada presión, con lo que evita el riesgo de lesiones. Además, incluye tres cabezales con distinto poder de abrasión: el más suave es ideal para pieles muy sensibles.

Puesto nº 3: Remington – CR4000

La lima eléctrica para pies de Remington incluye dos rodillos: uno de grano grueso y otro extragrueso con los que se adapta bastante bien tanto a distintos tipos de piel como a distintas zonas de los pies. Tiene un diseño ergonómico en tonos verdes que resulta muy cómodo de usar, así como un tamaño manejable. Incluye también un cepillo para limpiar el aparato.

Una cuestión que debemos tener en cuenta es que esta opción funciona con dos pilas AA que vienen incluidas. Cuando se agotan, nos basta con comprar otras en cualquier tienda. Por otro lado, esta lima no está diseñada para usarse bajo la ducha y solo puede utilizarse en seco. Y es que, desafortunadamente, el modelo no ha sido confeccionado para ser resistente al agua.

Puesto nº 4: Pedisilk

Pedisilk es una de las marcas más reputadas en cuestión de limas para pies. Este modelo tiene tecnología nanomineral, dos velocidades y batería recargable con hasta una hora de autonomía. Su diseño es diferente al de las anteriores de las que hemos hablado, más redondeado, pero también resulta ergonómico y cómodo de usar. Además, es muy fácil de limpiar.

Aunque con el aparato únicamente viene incluido un rodillo de rugosidad media, es posible adquirir recambios, así como cabezales de grano más grueso para durezas especialmente resistentes. Los materiales son de buena calidad. La única pega que podemos ponerle es que la autonomía de la batería nos parece un poco escasa, aunque para la mayoría será suficiente.

Puesto nº 5: O’vinna

La lima de O’vinna es apta para su uso tanto en húmedo como en seco dado que es altamente resistente al agua. No es sumergible, así que no te recomendamos usarla bajo el chorro de agua, pero sí en la ducha con el grifo cerrado. Incluye cuatro rodillos con dos durezas distintas. No es recargable, sino que funciona con dos pilas AA que no están incluidas en la caja.

Su motor tiene mucha potencia y su cabezal puede girar 360 grados para ajustarse a cualquier ángulo y llegar incluso a las durezas menos accesibles. Es un producto ligero y con diseño ergonómico. Otro detalle que nos ha gustado es que incluye una funda. Una pega que le ponemos es que no es recargable y su resistencia al agua podría ser mejor.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las limas eléctricas para pies

Las limas eléctricas para pies no son unas recién llegadas al mercado, pero lo cierto es que su uso no está del todo popularizado por el momento. Dadas las numerosas ventajas que tienen ―y que, además, son bastante económicas―, suponemos que en buena parte de los casos se deberá al desconocimiento. A continuación vamos a responder a varias de las dudas más habituales.

Fondo rosa

Recuerda humedecer la zona que limarás.
(Fuente: Aleksandar Tomic: 81306743/ 123rf.com)

¿Por qué necesitas una lima eléctrica?

Vamos a partir de la suposición de que nunca te has planteado usar una lima eléctrica para pies, pero también vamos a asumir que, si estás leyendo este artículo, debe de ser porque al menos tienes un cierto interés o curiosidad, ¿no? Para empezar, una lima eléctrica te vendrá muy bien para eliminar las células muertas de la piel de tus pies de forma homogénea.

Estarás pensando que para eso también funcionan las limas tradicionales. Es verdad, pero es que además las limas eléctricas son muy cómodas. Están diseñadas de forma que puedes usarlas desde la tranquilidad de tu casa sin que se te canse la mano de frotar. Además, ofrecen un resultado muy profesional. Y, contrariamente a lo que muchas personas piensan, ¡son económicas!

¿Es mejor una lima eléctrica o una lima tradicional para pies?

No vamos a decirte que las limas manuales sean malas, porque no lo son. Llevan mucho tiempo usándose con buenos resultados. Ahora bien, el futuro ya está aquí y puede que haya llegado el momento de probar una lima eléctrica. El uso de una y otra no está reñido, así que puedes combinarlas, pero es importante que conozcas las ventajas y desventajas de cada una.

Lima Pros Contras
Tradicional Son muy baratas.

Es más sencillo controlarlas.

Son muy efectivas contra callosidades especialmente persistentes.

Cada una está diseñada en concreto para una zona del cuerpo, como los pies.

Hay que manejarlas con cuidado para no lastimarse.

Usarlas requiere un cierto esfuerzo físico.

Eléctrica Son muy fáciles de usar.

Son delicadas con la piel y compatibles con pieles sensibles.

Se pueden usar en cualquier parte del cuerpo.

Su uso produce un polvo que puede ser un poco sucio.

Los rodillos de repuesto, a veces, no son fáciles de encontrar.

¿Cómo se usa una lima eléctrica para pies?

Puede que usar una lima eléctrica no sea tan sencillo y cómodo como acercarse a un salón de belleza y pedir una pedicura completa, pero sí que podemos decirte que es mucho más barato y también bastante sencillo. Cuando se usan con una cierta regularidad ―de lo que hablaremos más adelante― te ayudan a cuidar tus pies y a mantenerlos suaves.

Antes de estrenar tu lima, lee detenidamente las instrucciones de uso. Normalmente tienen un funcionamiento muy intuitivo, pero no todas tienen el mismo número de velocidades, de rodillos y la misma resistencia al agua. Una vez que hayas comprendido cómo funciona el aparato, habrá llegado el momento de ponerse manos a la obra:

  • Humedece la zona que quieres limar o mantenla un rato en remojo. Preferiblemente con agua caliente, para ablandar la piel.
  • Empieza a pasar el aparato sin ejercer demasiada presión.
  • Una sola pasada no basta para obtener buenos resultados, así que tendrás que pasarla repetidas veces por la zona que quieres tratar.
  • Ten paciencia, porque posiblemente no vayas a poder acabar con todas las durezas en un solo día. Con constancia obtendrás resultados.
  • Limpia los pies con agua para eliminar el «polvillo» resultante y sécalos bien.

¿Es necesario aplicarse crema hidratante después de usar la lima?

Después de usar una lima para pies es habitual que la zona tratada se quede reseca y deshidratada. Es normal y no tienes de qué preocuparte, pero sí que es importante que te apliques una crema hidratante. Hay marcas que ofrecen productos especiales que se venden en conjunto con su lima eléctrica y que han sido especialmente diseñados para este propósito.

En cualquier caso, no necesitas ningún producto en particular. Lo que mejor funciona para restablecer los pies después de una sesión de pedicura es una crema hidratante especialmente untuosa, un aceite o manteca natural o una crema que cuente con un porcentaje de urea entre sus ingredientes ―dado que la urea tiene un efecto peeling cuando se usa regularmente―.

Flores

Utiliza la lima en las zonas donde la piel este dura y áspera.
(Fuente: Alena Ozerova: 54741224/ 123rf.com)

¿Con qué frecuencia debe usarse este tipo de lima?

La cuestión de la frecuencia es siempre muy relativa, porque depende de muchos factores. Para empezar, depende del estado en el que se encuentren tus pies. Unos pies con durezas que no han sido tratadas desde hace tiempo requerirán una mayor frecuencia hasta que estas vayan desapareciendo. También depende, por supuesto, de la sensibilidad de tu piel.

Normalmente, cuando empiezas a usarla, sería recomendable que te limases los pies dos o tres veces por semana.

Una vez que las callosidades se hayan suavizado y que solamente te haga falta mantenerlos en buen estado, puedes espaciar las sesiones hasta hacerlas una vez por semana o incluso una vez cada quince días. En caso de irritación, espacia más el tratamiento.

¿Es doloroso usar una lima eléctrica?

No, para nada. Las limas tradicionales de metal o de piedra pómez sí que pueden resultar demasiado abrasivas en pieles sensibles, pero las limas electrónicas han sido diseñadas para ser especialmente suaves con la piel sin dejar de lado la exfoliación profunda. Además, normalmente tienen distintos rodillos o velocidades para ajustarse a las necesidades de cada piel.

Ahora bien, tampoco sería raro que te provoquen irritación si las usas con demasiada frecuencia o en sesiones muy prolongadas. Deberás darle un descanso a tu lima en caso de que sufras heridas, ampollas, quemaduras solares o cualquier otra lesión en los pies. Por supuesto, si sientes dolor al usar el aparato, te recomendamos que dejes de usarlo sin dudar.

foco

¿Sabías que la planta de los pies tiene muchas más terminaciones nerviosas sensoriales en comparación a otras partes del cuerpo?

¿Las limas eléctricas son eficaces contra las durezas persistentes en los pies?

Aunque su efecto puede ser más lento que el de las limas tradicionales, las limas eléctricas sí que son efectivas para combatir las callosidades más rebeldes. Sabemos que con el verano vienen las prisas por tener los pies impecables, pero insistir con la lima en una sola sesión no te va a dar mejores resultados y posiblemente termines con los pies irritados y doloridos.

Lo mejor que puedes hacer es usarla de forma constante. Al empezar el tratamiento, hazte la manicura dos o tres veces por semana y combina el limado con el uso de una crema muy hidratante, como puede ser una loción a base de urea. Con paciencia y dedicación, en apenas unas semanas tendrás los pies suaves y listos para lucir esas sandalias que te esperan en el armario.

¿Es complicado limpiar una lima eléctrica?

Con este tipo de aparatos es fundamental no descuidar la higiene. Ten en cuenta que los pies, aunque estén sanos, están repletos de bacterias y que en los rodillos de la lima es normal que queden pequeños pedazos de piel muerta ―sentimos evocarte esta imagen―. Como podrás imaginar, guardar la lima sin haberla limpiado antes no es una buena idea.

En todos los modelos de limas es posible desmontar los rodillos, así que no dudes en sacarlos y en ponerlos debajo del grifo para eliminar todos los residuos. Hay algunas limas que son totalmente resistentes al agua y que pueden limpiarse sin necesidad de extraer el cabezal. Después, deja que las piezas se sequen en un lugar bien ventilado antes de guardarlas.

Pies de chica joven

Las limas eléctricas son muy fáciles de usar.
(Fuente: Kaspars Grinvalds: 38859022/ 123rf.com)

¿Las limas eléctricas para pies tienen alguna contraindicación?

Siempre y cuando se utilicen bien, las limas eléctricas no tienen contraindicaciones. Recuerda que solo debes utilizarlas en zonas que estén endurecidas y no en aéreas de los pies con la piel suave, pues podrías irritarla. Las personas con piel sensible, asimismo, deben ser especialmente cuidadosas al usar uno de estos aparatos.

En cualquier caso, las opciones disponibles en el mercado son innumerables, así que no tienes más que buscar el producto perfecto para ti. Hay opciones con velocidades muy bajas y rodillos suaves que, aunque tardan más en eliminar las durezas de los pies, también resultan muy delicadas con toda la piel circundante.

¿Las personas diabéticas pueden usar limas eléctricas en los pies?

En caso de que padezcas diabetes, la persona indicada para responder a esta pregunta debería ser tu médico. Según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, «las capas gruesas de piel conocidas como callos […] pueden aparecer en los pies […]. Si tiene daño en los nervios, estas capas pueden convertirse en úlceras».

Puede que, en vez de usar una lima eléctrica para tus durezas ―que casi siempre son el primer paso antes de desarrollar una úlcera en casos de pie diabético―, debas recibir tratamiento de forma regular por parte de un podólogo. Aunque siempre debas escuchar el consejo de tu médico, normalmente las piedras pómez suaves son más adecuadas para personas con este problema.

foco

¿Sabías que caminar es de los mejores ejercicios para tus pies? Ayuda a mejorar la circulación y a mejorar tu salud en general.

Criterios de compra

Entendemos que, a la hora de adquirir una lima eléctrica para pies, puede que todas te parezcan más o menos similares. Casi todas tienen un diseño parecido y presumen de ofrecer los mismos resultados. No te dejes llevar por la publicidad engañosa: es importante que tengas claros ciertos criterios que debes tener en cuenta para elegir un aparato que se adapte a ti.

  • Potencia
  • Rodillos
  • Diseño
  • Batería o pilas
  • Resistencia al agua

Potencia

Podríamos decir que la potencia de la lima es uno de los factores más determinantes cuando te decidas a comprar un aparato de este tipo. Cuanto más potente sea, menos tiempo necesitarás usarla en tus pies para dejarlos a punto. La potencia se mide en revoluciones por minuto y puede variar bastante de unos modelos a otros, así que tenla en cuenta.

Lo que te recomendamos es que adquieras una lima eléctrica que te ofrezca la opción de variar la velocidad de rotación de los rodillos. En el mercado hay productos con una, dos o incluso tres velocidades. Los modos más potentes son perfectos cuando inicias el tratamiento ―siempre y cuando no tengas una piel muy sensible― y los más suaves, para mantenimiento.

chica en casa

Las limas eléctricas para pies son muy delicadas con la piel.
(Fuente: Sergejs Rahunoks: 77852010/ 123rf.com)

Rodillos

Los rodillos abrasivos son la parte más importante de una lima para pies. Estos deben tener un grado de abrasión capaz de eliminar las callosidades de los pies sin lastimar la piel. Muchos modelos de limas eléctricas incluyen varios rodillos con distintas rugosidades para así adaptarse tanto a los distintos tipos de piel como a la gravedad de las durezas.

Una recomendación importante es que optes por una lima para la cual puedas adquirir rodillos de repuesto de forma independiente sin tener que adquirir un nuevo aparato.

Recuerda que los cabezales se van desgastando con el uso y, pasado un tiempo, tendrás que cambiarlos. Además, hay rodillos universales que resultan muy económicos.

Diseño

La ergonomía de la lima eléctrica para pies es un punto fundamental. Créenos, si la lima resulta incómoda de usar, el momento de la pedicura, que debería ser un tiempo de relajación para ti, puede convertirse en una tortura. Un buen diseño te permitirá alcanzar todos los rincones de tus pies sin ejercer demasiada presión y sin tener que forzar la postura.

Te recomendamos que elijas un aparato con mango ergonómico fácil de agarrar y antideslizante. Además, puedes considerar la opción de adquirir un modelo con cabezal flexible que te permita acceder sin problemas a la zona de los dedos, por ejemplo. Una lima de manejo complicado e incómodo se quedará olvidada en el cajón casi con total seguridad.

foco

¿Sabías que la mayoría de personas tiene un pie ligeramente más grande que el otro?

Batería o pilas

Actualmente se comercializan limas eléctricas que funcionan con pilas y otras que funcionan con batería recargable. Nosotros te recomendamos esta segunda opción, pero la verdad es que ambas posibilidades tienen ventajas y desventajas. Está en ti decidir qué tipo de alimentación se adapta mejor a tus necesidades y hábitos.

Lima con pilas desechables Lima con batería recargable
No necesitas esperar a que esté cargada.

Puedes encontrar pilas en cualquier tienda.

No dependes de disponer de un enchufe para usar tu máquina descargada, lo cual es especialmente práctico cuando estás de viaje.

Normalmente son modelos más económicos.

A la larga pueden resultar más económicas porque no tienes que comprar pilas.

A menudo son más potentes que las limas a pilas.

Tendrás que lidiar con el cable y llevarlo contigo cuando pienses irte de viaje y llevarte la lima.

Por lo general son más ligeras.

Resistencia al agua

En este artículo te hemos propuesto opciones completamente resistentes al agua ―aptas para usar bajo la ducha―, otras que son resistentes a las salpicaduras y otras cuyo mecanismo directamente no soporta el contacto con agua. Aunque te pueda parecer un criterio poco importante, puede ser fundamental dependiendo del uso que pretendas darle a tu lima.

La vida moderna reduce el tiempo libre que tenemos en el día a día, así que cada vez son más personas las que aprovechan el momento de la ducha para hacerse la pedicura y limarse las durezas. En caso de que pienses que este puede ser tu caso, te recomendamos que elijas una lima que pueda utilizarse bajo la ducha. Matarás dos pájaros de un tiro y ahorrarás mucho tiempo.

Resumen

Todos nos acordamos del cuidado de los pies cuando llega el calor, y a veces es demasiado tarde para ponernos al día a tiempo. Una lima eléctrica para pies, entre otras cosas, puede quitarte esa pereza que tienes durante todo el año y animarte a cuidar tus pies incluso en los días más fríos de invierno. ¡Nunca es un mal momento para mimarte un poco!

Esperamos que este artículo te haya servido para darte ese «empujoncito» que necesitabas para empezar a dedicar a tus pies la atención que merecen. No solo es una cuestión de estética, sino también de salud, dado que las durezas o hiperqueratosis, cuando crecen demasiado, pueden provocar dolores o incluso afectar negativamente a la pisada.

Y tú, ¿están tus pies ya a punto para este verano? Cuéntanos tus rutinas de cuidado en los comentarios. ¡Y no dudes en compartir el contenido en tus redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: Aleksandar Tomic: 81306742/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
46 Voto(s), Promedio: 4,11 de 5
Cargando…