Mindfulnes
Última actualización: 4 febrero, 2021
Auch verfügbar in:

El mindfulness es la práctica de “estar aquí y ahora”. Es tan simple, y a la vez tan complicado, como ser capaz de vivir en el presente y no en el pasado o el futuro.

Esta práctica, también llamada “Atención Plena”, tiene multitud de beneficios para la salud tanto para los adultos como para los niños. Si quieres conocer qué beneficios puede acarrear esta práctica, ¡estás en el sitio adecuado!




Lo más importante

  • El mindfulness, también llamado "Atención Plena"te ayudará a sentir el presente, a valorar el ahora y a vivir la vida con mayor perspectiva.
  • Seguro que te ha pasado de sentir que la cabeza te va a mil por hora. La práctica continuada de la atención plena te ayudará a parar esa sensación.
  • La práctica del mindfulness tiene muchos beneficios, como la autoaceptación, la mejora de la concentración o el control de tus emociones.

10 beneficios que te proporcionará la práctica del Mindfulness

Hombre sentado a la orilla de precipicio viendo al vacío

El mindfulness, también llamado "Atención Plena", te ayudará a sentir el presente, a valorar el ahora y a vivir la vida con mayor perspectiva. (Fuente: Hiett: wW0BUXTTUmU/ Unsplash.com)

La lista de beneficios que tiene la práctica de la atención plena podría ser infinita. Las preocupaciones y pensamientos negativos te llevarán siempre a consecuencias negativas si no sabes cómo lidiar con ello. Para esto mismo sirve el mindfulness, para acabar con esa lista inmensa de consecuencias que tú mismo te provocas. A continuación, mencionamos los 10 beneficios principales de esta práctica:

1. El mindfulness ayuda a controlar el estrés y la ansiedad

Sentir estrés o ansiedad hoy en día es algo casi cotidiano. Tanto el estrés como la ansiedad pueden tener efectos muy dañinos para tu salud, provocándote depresión, problemas cardiovasculares y muchos síntomas más. Por ello, actuar para acabar con ello es importante.

El mindfulness ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, ya que te lleva a un estado de calma y relajación en el que poder canalizar tus emociones. Además, esta práctica ayuda a reducir los niveles de cortisol (1) (la hormona liberada en momentos de estrés).

A largo plazo, el mindfulness te ayudará a tener una mayor conciencia de tus sentimientos y podrás reconocer los síntomas de ansiedad y estrés en sus primeras fases, combatiéndolos y provocando que no vuelvan a afectar en tu salud física y mental.

Closeup retrato de una mujer relajada respirando aire fresco en la playa

La ansiedad y el estrés pueden generar problemas graves de salud. (Fuente: Antonio Guillem 34326643/ 123rf.com)

2. El mindfulness mejora tu autoestima

Todo el mundo tiene algún problema de autoestima, en mayor o menor escala. Seguro que hay algo de tí mismo que no te gusta, que no aceptas o que te gustaría cambiar. Pero, “la autoestima es imposible sin la aceptación de sí mismo” (2), es decir, de absolutamente todos los aspectos que tú como persona posees.

Como ya dijimos antes, el mindfulness te ayuda a poder analizar tus pensamientos y emociones sin juzgarlas. Para aceptarte a ti mismo al completo, primero debes experimentar plenamente con tus pensamientos, sentimientos, emociones, e incluso sueños (2). Puede parecerte que las negativas o evasivas de lo que no te gusta de tí mismo te sirve como refugio. Sin embargo, sólo hace que tu nivel de aceptación disminuya y, con ello, tu autoestima.

Para trabajar el autoestima mediante la atención plena, debes centrarte en lo bueno y lo malo que tienes, dejar que los pensamientos al respecto fluyan y observarlos sin juzgarlos, sino como una parte de tí mismo, algo que te hace especial.

Debes conocerte para poder aceptarte, aceptarte para poder valorarte, valorarte para poder respetarte, y respetarte para poder superarte y perdonarte.

3. El mindfulness acaba con problemas de insomnio

En numerosas ocasiones, el insomnio se debe al estrés o la excesiva cantidad de preocupaciones y, con ello, los altos niveles de cortisol que genera tu cuerpo.

El mindfulness ayuda a que tu cuerpo entre en un estado de relajación y se libere de estas preocupaciones, disminuyendo además los niveles de cortisol (5). Por lo tanto, una práctica continuada del mindfulness puede acabar con el insomnio y las dificultades para conciliar el sueño.

Mujer acostada en la cama

El Mindfulness puede ayudarte con los problemas de insomnio. (Fuente: Alhumaydy: mSXMHkgRs8s/ unsplash.com)

4. El mindfulness protege el cerebro

Estudios demuestran que el típico “runrún” en la cabeza, con multitud de pensamientos caóticos y desordenados (no siempre necesariamente negativos), pueden afectar muy negativamente a tu salud mental (4).

Cuando se producen trastornos en la salud mental, está demostrado que los fármacos ayudan a controlar la sintomatología, y los psicoterapeutas ayudan a superar los problemas de base (4). Sin embargo, es necesaria una disciplina que mejore la relación de la persona en cuestión consigo misma. La meditación, que forma parte del proceso mindfulness, es una de estas disciplinas.

Además, se ha demostrado que la práctica de mindfulness puede generar modificaciones en el cerebro, tanto funcionales como estructurales (5). Esto se puede ver también en la disminución de niveles de cortisol. Es preciso destacar que estas modificaciones pueden afectar a funciones como la regulación emocional.

5. Aumenta la capacidad de concentración a través del mindfulness

Grupo de lectura

La práctica del mindfulness tiene muchos beneficios, como la autoaceptación, la mejora de la concentración o el control de tus emociones. (Fuente: Brown: omeaHbEFlN4-¡/ unsplash.com)

Como mencionamos anteriormente, el mindfulness te ayuda a centrar tus pensamientos y alejar las distracciones. Con la práctica, esto será posible realizarlo, no sólo durante el proceso de meditación, sino en el día a día, de manera cotidiana.

La atención plena te ayuda a tener el control de tus pensamientos y emociones, permitiendo que no te invadan y poder tener mayor claridad mental. Esto se traduce en que tus niveles de concentración en una tarea o situación concreta aumentarán con esta práctica.

6. El mindfulness desarrolla la inteligencia emocional

La inteligencia emocional se basa en el procesamiento de la información emocional, tanto propia como ajena. En este sentido, el mindfulness permite una nueva manera de relacionarse con las emociones que uno posee, lo que puede facilitar la comprensión y regulación de las emociones, desarrollando así la inteligencia emocional (6).

Dentro de la inteligencia emocional, debemos hablar de la comprensión emocional. La comprensión emocional aparece cuando eres capaz de analizar tu realidad con cierta perspectiva frente a lo que realmente está ocurriendo. Para ello, el mindfulness es una de las disciplinas que te ayudará a tomar conciencia emocional, pudiendo comprenderla y, por ende, desarrollarla.

Según un estudio de investigación (7), la práctica continuada de la atención plena tiene efectos muy beneficiosos en la mente de las personas, incluso en sus estructuras cerebrales, provocando un aumento claro de la inteligencia emocional.

7. Mejora las relaciones interpersonales a través del mindfulness

Grupo de amigos riendo

La práctica continuada de Mindfulness mejora las relaciones interpersonales
(Fuente: Preez: nF8xhLMmg0c/ unsplash.com)

Las relaciones interpersonales se refieren a las que se establecen con el resto de personas ajenas a uno mismo. Para poder analizar el impacto que puede tener el mindfulness en este sentido, debemos saber que la autoestima y la capacidad de inteligencia emocional son dos factores que afectan enormemente en este sentido.

Si eres una persona con baja autoestima o poca inteligencia emocional, las relaciones interpersonales pueden resultar difíciles de gestionar. Para gustar a los demás, primero hay que gustarse a uno mismo, y para entender a los demás, primero hay que entenderse a uno mismo.

Como ya hemos visto, el mindfulness te ayuda a comprenderte a tí mismo, tus emociones, y a valorarte en todo tu ser. De este modo, al ayudar a desarrollar estos dos conceptos, y debido a la importancia que éstos poseen en la capacidad de relacionarse con los demás, el mindfulness provocará una mejora en las relaciones interpersonales.

8. El mindfulness favorece tu nivel de creatividad

No hace falta explicar que la creatividad es algo que reside dentro de tí y, por tanto, para alcanzar tu punto más alto de creatividad, debe ser en tu interior donde debes buscar, y no en el exterior. Para poder buscar dentro de uno mismo, el mindfulness es la mejor y más universal manera de hacerlo (7).

Como ya hemos explicado antes, la atención plena tiene como consecuencia una mente más equilibrada, más clara, más serena, menos impulsiva y vulnerable a las emociones, más abierta, y por todo esto, más creativa.

El mindfulness o atención plena, ayuda a tu mente a despejarse y relajarse, propiciando el desarrollo de nuevas ideas.

Mindfulness

La práctica de la atención plena ayuda a abrir tu mente, mejorando tu creatividad. (Fuente: Exchange: kmz39UAtKZ0/ unsplash.com)

9. Mejora la memoria a través del mindfulness

Como ya explicamos anteriormente, el mindfulness aumenta la capacidad de concentración, por lo que podría resultar evidente pensar que, si la capacidad de concentración aumenta, la capacidad de memoria también.

Ya explicamos que la práctica del mindfulness puede provocar cambios en el cerebro. Pues, está demostrado que esta práctica aumenta (de tamaño) la zona del hipocampo y la corteza cerebral (8), que son justamente las zonas del cerebro encargadas de la memoria y la capacidad de aprendizaje.

10. Mejora las capacidades de trabajo en equipo y liderazgo con el mindfulness

Muchas de las habilidades que debe tener un buen líder pueden incrementarse con la práctica del mindfulness. Estas habilidades pueden ser la toma de decisiones, generación de nuevas ideas, empatía, capacidad de ver con perspectiva o la escucha activa y buena inteligencia emocional, las cuales hemos demostrado anteriormente que se intensifican con esta práctica.

Para el trabajo en equipo sucede lo mismo. La capacidad de mantener la calma, de poder ver con mayor perspectiva los problemas, de generar ideas nuevas o de relacionarse y comprender a los demás, son muy necesarias para poder trabajar correctamente en equipo. Y, como hemos visto, el mindfulness ayuda a su desarrollo.

Resumen

El mindfulness o atención plena, es una de las prácticas de meditación más completas que hay. La mente es muy poderosa y, en muchas ocasiones, puede generarnos problemas de salud importantes. Por ello, aprender a tener un control sobre tu mente (es decir, sobre tí mismo) es muy importante.

En un principio, la práctica de la atención plena, tiene efectos en el momento en que lo practicas, mejorando poco a poco tu capacidad de concentración, autoestima o autocontrol, entre otros. Sin embargo, si lo practicas de manera continuada, verás que comienzas a tener ese control de manera inconsciente.

Si te ha servido de ayuda para conocer un poquito más sobre el mindfulness y lanzarte a realizarlo, ¡compártelo y haz que otros puedan hacerlo también!

(Fuente de la imagen destacada: Migaj: Yui5vfKHuzs/ Unsplash.com)

Evaluaciones