Por fin llega la época más esperada del año: el verano. Días de calor, playa, sol y vacaciones; la combinación perfecta. A todos nos gusta lucir una piel bronceada durante esta temporada. Sin embargo, la radiación solar no solo broncea nuestra piel, sino que también puede dañarla. Por ello, es fundamental protegernos frente a ella.

Por suerte, disponemos de una herramienta fácil, asequible y efectiva para conseguirlo: el protector solar. Dicho producto conforma una barrera protectora que recubre nuestra piel. Así, la defiende frente la radiación nociva, posibilitando un bronceado saludable. Para descubrir todo el potencial de los protectores solares, sigue leyendo.

Lo más importante

  • El nivel de protección de los filtros solares lo indica el Factor de Protección Solar (FPS). Los protectores solares contribuyen a la prevención del cáncer de piel y del fotoenvejecimiento.
  • Existen distintos tipos de protectores solares, en función de su mecanismo de acción, formato y propiedades específicas.
  • Se debe emplear protector solar a diario. Se recomienda hacerlo 30 minutos antes de la exposición solar y repetirlo cada 2 horas.

Ranking: Los mejores protectores solares del mercado

En este apartado encontrarás una recopilación los 5 mejores protectores solares disponibles en el mercado. Además, hemos incluido una explicación de cada uno de ellos para que los puedas comparar y analizar bien. Te resultará útil para decidir cuál es el protector solar más adecuado para ti o para los tuyos.

Puesto nº1: La Roche Posay

50 ml. Se trata de un protector solar en formato loción. Proporciona una cobertura amplia y rigurosa frente la radiación solar de tipo UVA y UVB. Su protección es alta, de amplio espectro con un FPS de 60. Además, destaca por ser un producto resistente al agua (water resistant), persistiendo hasta 80 minutos en medio acuático.

Su formulación incluye agentes antioxidantes que complementan la protección frente el sol. En cuanto a su textura, es una formulación ligera y suave, con acabado mate. Está indicada para pieles normales y mixtas, siendo un producto no graso y no comedogénico. Su absorción es rápida, no deja manchas y se extiende fácilmente.

Puesto nº2: Vichy

200 ml. Protector solar infantil en cómodo formato espray. Se trata de un filtro solar de amplio espectro formulado específicamente para proteger a los niños de la radiación solar. Ofrece una protección de amplio espectro frente a radiación UVA y UVB. Con ello, se protege la piel frente a las quemaduras solares y los daños que se derivan.

Su aplicación es fácil y cómoda, pudiéndose aplicar en cuerpo y cara. Destaca por su formulación hipoalergénica, destinada a las pieles más sensibles. Ha sido testada dermatológicamente y por especialistas en pediatría. Su composición está enriquecida con agua termal de Vichy, un compuesto con propiedades regeneradoras y calmantes.

Puesto nº3: Nivea

300 ml. Se trata de un protector solar en formato spray para niños. Ha sido formulado expresamente pensando en la delicada piel infantil. Por ello, confiere una protección de amplio espectro frente radiación UVA y UVB. Además, ofrece un FPS alto, de 50. Su formulación incorpora vitamina E y pantenol, hidratando la piel en profundidad.

Este protector solar es muy sencillo y cómodo de aplicar. Posee un formato en spray con un práctico aplicador, facilitando su uso. Su textura es ligera y no pegajosa, distribuyéndose con facilidad. También ofrece una alta resistencia al agua, siendo idóneo para niños. Proporciona un cuidado y protección integrales de la piel infantil.

Puesto nº4: ISDIN

50 ml. Protector solar en formato crema. Este revolucionario fotoprotector consta de una característica distintiva respecto al resto: proporciona color. Además de ofrecer protección frente a la radiación solar, contiene pigmento para un acabado espectacular y totalmente natural. Está destinado a la aplicación facial, en cuello y escote.

Confiere una protección alta, de FPS de 50, frente a la radiación UVA y UVB. Su textura es ligera, de base acuosa y de absorción prácticamente inmediata. Proporciona un aspecto homogéneo del cutis. Con ello, se consigue una piel protegida y de aspecto radiante. Puede emplearse sobre piel mojada o seca, además de ser resistente al sudor.

Puesto nº5: Bella Aurora

50 ml. Se trata de un protector solar en formato fluido. Ofrece una protección de amplio espectro frente radiación UVA, UVB e infrarrojos, con FPS de 50. Está especialmente indicado para pieles mixtas y grasas por su textura ligera y acuosa. Es un producto no comedogénico que proporciona un atractivo acabado mate y totalmente invisible.

Destaca por sus propiedades antimanchas. Gracias a su formulación rica en compuestos activos despigmentantes, atenúa las manchas existentes en la piel. Además, previene la aparición de nuevas manchas, siendo un tratamiento completo. Finalmente, incorpora ingredientes hidratantes y antioxidantes para un efecto total.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el protector solar

Es importante que, antes de adquirir un protector solar, conozcas los aspectos principales sobre este producto. A continuación, hemos incluido los aspectos más relevantes sobre los protectores solares para que puedas informarte en condiciones. Además, daremos respuesta a las preguntas más frecuentes entre usuarios.

Mujer con protector solar

Los protectores solares son productos que protegen nuestra piel frente los efectos nocivos de la radiación solar. (Fuente: Maridav: 13093410/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente el protector solar?

Los protectores solares, tal como su nombre indica, son productos destinados a proteger la piel frente la radiación solar. Se trata de agentes de aplicación tópica, en formato loción, crema, gel o espray. Ofrecen una protección variable en función del producto, no llegando nunca al 100%. Se deben aplicar antes de la exposición al sol.

El nivel de protección se mide a través del FPS o Factor de Protección Solar. El FPS valora la capacidad del protector de evitar el daño que produce la radiación UVB, responsable de las quemaduras. A mayor FPS, mayor protección.

foco

¿Sabías que un FPS de 20 indica que la piel tardará 20 veces más en sufrir quemaduras que sin protector?

¿Qué es la radiación solar y por qué es perjudicial?

La radiación solar puede llegar a comprometer gravemente nuestra salud. Debemos comprender que el sol emite dos tipos de radiación ultravioleta, los rayos UVA y UVB. Su acción sobre la piel es distinta. La radiación UVA penetra en profundidad en la piel, provocando arrugas, líneas de expresión y pérdida de elasticidad.

Los rayos UVB, en cambio, actúan a nivel superficial. Son los responsables de las quemaduras solares e incrementan el riesgo de sufrir cáncer de piel. Dichos efectos son agravados también por la radiación UVA. Por tanto, la exposición solar promueve, por un lado, el fotoenvejecimiento de la piel. Por otro, favorece la aparición de cáncer.

Gráfica del sol

Es muy importante proteger a nuestra piel de los rayos UV-B y UV-A.
(Fuente: Designua: 68257490/ 123rf.com)

¿Por qué se recomienda emplear protector solar?

Existen varias razones para emplear protector solar, dado el potencial efecto nocivo de las radiaciones solares para nuestra salud. Por un lado, los protectores solares previenen la aparición de quemaduras. Esto es importante, ya que son un factor de riesgo para el cáncer de piel. Además, son dolorosas y producen irritación cutánea.

Por otro lado, minimizan los efectos del fotoenvejecimiento. Con ello, se previene la aparición de arrugas y otros signos de la edad. También contribuyen a atenuar las manchas causadas por el sol y a prevenir su aparición. Finalmente, previenen el cáncer de piel por distintas vías. En definitiva, promueven el cuidado íntegro de la piel.

¿Cómo actúa el protector solar?

En términos generales, los protectores solares actúan atenuando los efectos de la radiación solar. Su mecanismo de acción difiere en función de si se trata de protectores físicos o químicos. Por un lado, los químicos son los más empleados por sus propiedades cosméticas. Se extienden fácilmente sin dejar manchas y son agradables.

Incorporan sustancias que absorben la radiación solar para que no resulte dañina. Por otro lado, encontramos los filtros físicos. Su acción es similar a la de un espejo. Reflejan la radiación solar que reciben, desviándola. Poseen un mayor espectro de protección. La siguiente tabla resume las características de ambos tipos de protectores.

Químicos Físicos
Composición PABA, salicilatos, ácido cinámico, alcanfor, bencimidazoles, benzofenonas, antranilatos y dibenzoilmetanos. Dióxido de titanio, óxido de cinc, carbonato cálcico, carbonato de magnesio, óxido de magnesio y cloruro de hierro
Mecanismo de acción Absorben la radiación solar y modifican su estructura molecular Reflejan y desvían la radiación solar
Protección UVA y UVB UVA, UVB, infrarrojos y luz visible
Características cosméticas Cómodos de aplicar, transparentes, no manchan, se extienden fácilmente. Riesgo de reacciones alérgicas Requieren una capa gruesa de producto. Pueden dejar manchas. Menor riesgo de reacciones alérgicas

¿Cuánto duran los efectos del protector solar?

La duración de un protector solar es variable en función de varios factores. Por un lado, dependerá del FPS. Como mayor sea el FPS, más tiempo de protección obtendremos. Por ejemplo, pongamos que tu piel se enrojece tras 20 minutos bajo el sol. Usando un filtro con FPS de 30, este tiempo se multiplicará por 30. Es decir, 600 minutos.

Por otro lado, los efectos del protector solar dependerán de tu tipo de piel. Hay pieles más susceptibles que otras a la radiación solar. También influye la hora del día, siendo la incidencia de la radiación máxima al mediodía. Además, la altura a la que nos encontremos, la estación del año y las actividades que hagamos van a influir.

Hombre aplicando protector solar

Los protectores solares son muy seguros y sus inconvenientes no suelen ser de carácter grave. (Fuente: Maridav: 17153725/ 123rf.com)

Otros factores que juegan un papel importante son la aplicación correcta del producto y la cantidad absorbida por la piel. En definitiva, podemos ver que la duración del protector solar es susceptible a variaciones diversas. Por ello, es importante conocer en qué situaciones necesitarás mayor protección. Las hemos resumido en la lista inferior.

Aumentar la protección solar (frecuencia de aplicación o SPF) si:

→ Fototipo de piel claro (pieles más sensibles al sol)
→ Niños pequeños
→ Horas de máxima incidencia (mediodía)
→ Estación de verano
→ Día soleado, sin nubes
→ Medio acuático
→ Patologías determinadas de la piel
→ Medicamentos fotosensibilizantes
→ Mayor altitud y menor latitud (más alejados del nivel del mar y más cerca del Ecuador)

¿Qué tipos de protectores solares existen?

Los protectores solares se pueden clasificar atendiendo a distintos criterios. Según su mecanismo de acción, distinguimos entre los filtros físicos y químicos, de los que hemos hablado anteriormente. Además, podemos añadir los filtros biológicos. Estos productos incorporan sustancias de origen natural con poder antioxidante.

Gracias a dicha propiedad, se previenen ciertas acciones nocivas de la radiación solar, aunque la protección no es completa. Por ello, se emplean para potenciar el efecto de otros fotoprotectores. Por otro lado, encontramos los protectores solares resistentes al agua. Pueden ser waterproof o water resistant, según sus propiedades.

  • Waterproof: Mantienen su capacidad protectora después de 80 minutos en el agua.
  • Water resistant: Mantienen su capacidad protectora después de 40 minutos en el agua.

Finalmente, existe una gama especial de protectores solares denominados biodegradables. Se trata de un tipo de filtros solares que carecen de sustancias potencialmente dañinas para el medio ambiente. Han sido diseñados para respetar los ecosistemas marinos y proporcionar así una protección respetuosa con el medio ambiente.

En cuanto a su formato, existen protectores solares en espray, en loción y en crema. El formato espray es fácil de aplicar y muy práctico. La loción, por su parte, es ligera, no engrasa, y es apta para todo tipo de pieles. La crema hidrata y es más grasa que los demás. La siguiente tabla resume los distintos tipos de protectores solares.

Criterio de clasificación Tipo de producto Características
Mecanismo de acción Físicos Reflejan la radiación solar, menos agradables a nivel cosmético y menor tasa de reacciones alérgicas
Mecanismo de acción Químicos Absorben la radiación solar, agradables cosméticamente (más reacciones alérgicas)
Mecanismo de acción Biológicos Efecto antioxidante y complementan los físicos y los químicos
Propiedades específicas Resistentes al agua: Waterproof y water resistant Protección resistente al efecto del agua.
Propiedades específicas Biodegradables Sin sustancias perjudiciales para el medio ambiente
Formato Spray Ligero, fácil y rápido de aplicar
Formato Loción Textura acuosa y no engrasa
Formato Crema Mayor hidratación y textura oleosa

¿Cuándo debo usar protector solar?

Los expertos en dermatología y cáncer de piel recomiendan usar protección solar a diario desde los 6 meses de edad. Dicha recomendación se basa en que el sol incide sobre nuestra piel con la más mínima exposición. Es decir, no es necesario ir a la playa a tomar el sol para que sus radiaciones actúen. Con salir a la calle es suficiente.

Se aconseja aplicar los protectores solares 30 minutos antes de la exposición al sol. De este modo, todos sus componentes se absorben de forma completa. Por otro lado, es recomendable repetir la aplicación del filtro solar cada 2 horas. Este período se puede acortar en caso de pieles sensibles al sol o siempre que se considere necesario.

Mujer joven al sol

Hay variedades de protectores solares que son respetuosas con el medio ambiente.
(Fuente: Om: 57764867/ 123rf.com)

¿Cómo se aplica el protector solar?

Para conseguir una protección óptima, es fundamental aplicar correctamente el protector solar. En base a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, debe aplicarse 30 minutos antes de la exposición solar. La piel tiene que estar seca y limpia. Se recomienda emplear una cantidad abundante, de 2 mg de producto por cm2 de piel.

El producto debe extenderse de manera uniforme por todo el cuerpo, extremando la precaución en las zonas más sensibles. Entre ellas, la cara, el escote, el cuello, las orejas, los hombros, las manos y el empeine del pie.

foco

La aplicación debe repetirse cada 2 horas y después de cada baño, aunque el filtro sea resistente al agua.

¿Qué desventajas tiene el protector solar?

Para empezar, usar protector solar es imprescindible. Sin embargo, es cierto que su empleo puede conllevar ciertos inconvenientes. Por ejemplo, determinados componentes de los fotoprotectores químicos pueden irritar nuestra piel. Los protectores físicos, por su parte, son pesados de aplicar y dejan una capa blanca en la piel.

También hay que tener en cuenta el impacto sobre el medio ambiente. Algunos ingredientes de los filtros solares resultan perjudiciales para los ecosistemas. Por otro lado, la protección de los filtros solares es variable y nunca llega al 100%. Por tanto, es posible padecer quemaduras u otros efectos nocivos con según qué filtro solar.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del protector solar?

Como hemos visto, los protectores solares son esenciales para un cuidado óptimo de nuestra piel. Sin embargo, como todo producto cosmético, pueden tener ciertos inconvenientes. Por ello, hemos diseñado una tabla que resume las ventajas y las desventajas más importantes de los protectores solares. Así, podrás analizarlos bien.

Ventajas
  • Previenen el fotoenvejecimiento de la piel
  • Atenúan y previenen las manchas
  • Previenen el cáncer de piel
  • Evitan las quemaduras
  • Fácil aplicación
Desventajas
  • Posible irritación cutánea
  • Protección variable

¿Cuáles son los mitos sobre los protectores solares?

En nuestro día a día, escuchamos múltiples opiniones y afirmaciones sobre los protectores solares. Sin embargo, no todas ellas son ciertas, y es importante ser conscientes de ello. Dada la relevancia de la fotoprotección, añadimos un apartado especial destinado a desmentir los principales mitos sobre los filtros solares.

  • “Si usamos filtros solares, no nos ponemos morenos”.

Esto es falso, tal como explica la química y divulgadora científica Deborah García Bello. El bronceado se obtiene por formación de melanina y por su oxidación. La melanina se forma gracias a una dosis moderada de radiación UVB. Si es excesiva, las células se destruyen y no producen melanina. En la oxidación, participan los rayos UVA.

Los protectores solares hacen que la radiación que alcance nuestra piel sea moderada. De este modo, se estimula la formación y la oxidación de la melanina de forma progresiva. Además, no se destruyen las células ni se dañan. Por ello, obtendremos un bronceado de forma más lenta pero también de mayor duración que sin protección.

  • “Si está nublado, no hace falta usar protección solar”.

También falso. Las nubes no impiden la penetración de la radiación solar, a pesar de que no percibamos el sol como tal. Se estima que el 40% de la radiación ultravioleta alcanza la tierra en situación de máxima nubosidad. Por ello, es fundamental que empleemos protección solar tanto en un día soleado como en un día nublado.

  • “Si tomamos el sol poco rato, no hace falta protección solar”.

Completamente falso. Desde el momento en que el sol incide sobre nuestra piel, puede provocar efectos perjudiciales. Aunque no nos quememos con una exposición breve al sol, nuestra piel recibe su radiación igualmente. Esto, a la larga, puede ser peligroso. De hecho, se aconseja usar protección solar a diario, no únicamente si se toma el sol.

Criterios de compra

A la hora de adquirir un protector solar, es importante que evalúes algunos aspectos. Seguidamente, hemos incluido los factores de mayor relevancia que debes considerar antes de comprar dicho producto. Así, podrás asegurarte de que tomas la decisión apropiada, eligiendo el protector que más se adapta a tus necesidades. Estos aspectos son:

  • Tipo de piel
  • Tipo de protector solar
  • Grado de protección solar
  • Edad
  • Composición

Tipo de piel

Las características de tu piel son un aspecto primordial para elegir un protector solar. Para empezar, debes fijarte en tu fototipo, que determina la susceptibilidad a la radiación solar. Depende del tono de piel, ojos, cabello y de la capacidad para broncearte. Por ejemplo, las personas pálidas y de ojos claros son de fototipo bajo.

Cuanto más bajo sea tu fototipo, mayor protección necesitarás. Es decir, deberás elegir un filtro con un FPS alto. Por otro lado, también es importante valorar si tu piel es seca, grasa o mixta. Para pieles grasas, es preferible usar protectores en loción o espray. En caso de pieles secas, el formato en crema es el más adecuado.

Pareja con gafas de sol

Los protectores solares son accesibles.
(Fuente: Subbotina: 39944242/ 123rf.com)

Tipo de protector solar

Como hemos visto, el mercado ofrece una gran variedad de protectores solares según su mecanismo de acción, formato y propiedades. Por tanto, es un aspecto que tendrás que valorar a la hora de escoger tu protector solar. En cuanto al mecanismo de acción, los filtros químicos son más prácticos y ofrecen una protección amplia.

Para pieles altamente sensibles al sol, será preferibles emplear filtros físicos, con mayor cobertura. Ambos se pueden complementar con biológicos. Si te pasas la mayor parte del tiempo en el agua, es aconsejable elegir un fotoprotector resistente al agua.

En caso de viajar a regiones con ecosistemas protegidos, elige un protector biodegradable.

Grado de protección solar

El grado de protección solar lo determina el FPS, como hemos comentado. Deberás elegir un mayor o menor nivel de protección en función de distintos factores. Para empezar, si tienes un fototipo claro, necesitarás protección alta. Se recomienda incrementar la protección en caso de actividades acuáticas y días soleados.

También es preferible emplear una protección alta en época de verano, especialmente en las horas centrales del día. La localización en la que te encuentres también determinará la protección necesaria. A mayor altitud, mayor efecto de la radiación solar. Cuanto más próximos al Ecuador, ocurre lo mismo. Por tanto, hará falta más protección.

Edad

La edad es, sin duda, un factor a tener en cuenta para elegir un protector solar. Para empezar, no se recomienda emplear protección solar en niños menores de 6 meses. En estas edades, es aconsejable evitar la exposición al sol. A partir de los 6 meses, los niños van a necesitar un nivel de protección más elevado que los adultos.

Esta alta protección se debe a la inmadurez cutánea y del sistema inmunitario de los niños. También es conveniente emplear protectores resistentes al agua para mantener sus efectos bajo el agua. En la edad adulta, la piel tiende a ser más resistente y a poseer más mecanismos de defensa. Así, adecuaremos la protección solar a nuestras necesidades.

Composición

Finalmente, la composición es vital para escoger un buen protector solar. Como hemos visto, ciertos filtros solares incorporan compuestos potencialmente irritantes para nosotros. Esto es especialmente importante en los protectores químicos. Otros, por su parte, pueden contener ingredientes nocivos para el medio ambiente.

Por este motivo, debemos dedicar parte de nuestro tiempo a revisar la composición del producto. Es importante asegurarnos de que no contenga compuestos alergénicos o nocivos para nosotros. También podemos valorar la naturaleza orgánica o no de sus ingredientes. En definitiva, elegiremos el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Resumen

Los protectores solares son una herramienta cómoda, asequible y eficaz para proteger nuestra piel frente la radiación solar. Los rayos del sol son los máximos responsables del cáncer de piel y del fotoenvejecimiento. Por suerte, los filtros solares atenúan sus efectos y nos permiten una exposición regulada y segura al sol.

¿Cansada de ponerte más roja que morena cada verano? ¿Deseas un bronceado sin riesgos? La solución está en tus manos: utiliza protector solar. Es indispensable para todos nosotros, dado el potencial peligro que suponen las radiaciones solares. Encontrarás el protector ideal para tu tipo de piel, tu edad y tus necesidades, ¡garantizado!

Y tú, ¿ya sabes qué protector solar va más contigo? Si te ha gustado nuestra guía sobre protectores solares, compártela en las redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Guillem: 28252438/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
37 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Cargando…
superguapas

Publicado por superguapas