Las sales de baño son un producto derivado de la sal marina o de la sal de roca. Aunque en los últimos años se han hecho especialmente populares en Occidente, el empleo de sales en el baño no es un invento reciente, sino que se han utilizado desde hace miles de años por distintas culturas, tanto por sus propiedades estéticas como por su beneficio para la salud.

Muchas personas creen que la sal de baño es similar a la sal común, pero se equivocan. El contenido mineral de ambas es distinto. A diferencia de la sal de mesa, las sales que se usan para fabricar este producto son ricas en magnesio, sodio, calcio o potasio; que mejoran el estado de la piel, refuerzan su barrera protectora y alivian ciertas afecciones cutáneas.

Lo más importante

  • Las sales de baño pueden tener distinta procedencia y distintos efectos dependiendo de su composición química y de los aromas que se les añadan.
  • No todas están compuestas de ingredientes naturales, sino que algunas están «enriquecidas» con perfumes sintéticos, siliconas y otros derivados del petróleo.
  • Antes de adquirir una sal de baño, debes tener claro qué tipo de piel tienes y qué efectos esperas conseguir. ¡No todas son iguales!

Ranking: Las mejores sales de baño del mercado

Puede que las sales de baño que hay disponibles en el mercado te parezcan similares. ¿Crees que lo único que cambia de unas a otras es el color y el aroma? No, te equivocas. Las distintas sales de baño que puedes adquirir tienen propiedades que se adecúan a distintas necesidades. A continuación, te recomendamos cinco opciones que varían notablemente entre sí.

Puesto nº1: Westlab Epsom salt

Nuestra primera recomendación son unas sales de baño de Epsom ―más adelante hablaremos de los tipos de sales que existen―. Esta opción contiene un alto porcentaje de magnesio, que ayuda a aliviar el dolor, la tensión y el cansancio muscular. Asimismo es ideal para aquellas personas que sufren artritis. El fabricante recomienda usarlas también después del ejercicio.

Se trata de unas sales totalmente naturales y sin aditivos de ningún tipo: de color blanquecino y sin aromas, lo cual las convierte en una opción perfecta para aquellas personas con problemas de alergias o piel sensible. Se presenta en envase de 1 kg con cierre de tipo zip, pero también está disponible en formatos de mayor tamaño.

Puesto nº2: Kneipp Sales de baño con árnica

Kneipp es uno de los fabricantes de sales de baño más reconocidos del mercado. Aunque este formato que presentamos está disponible en distintas variedades con distintas aplicaciones, nosotros hemos seleccionado las sales con extracto de árnica, que están especialmente indicadas para aliviar el dolor de músculos y articulaciones.

Pueden usarse también a modo de exfoliante para tonificar la piel y aumentar su elasticidad. No contiene componentes de origen animal, con lo que es apta para veganos. Está libre de aceites derivados de la parafina y de siliconas. Las sales Kneipp tienen un aroma sutil aunque muy agradable, y muchas de las personas que las han probado lo definen como «olor a spa».

Puesto nº3: Nortembio Sal negra del Himalaya

La sal negra del Himalaya de Nortembio es totalmente natural y presenta, según su fabricante, el nivel más alto de pureza. Ha sido extraída para Nortembio en la mina de Khewra, cercana a la cordillera del Himalaya. Se trata de una sal de calidad excepcional y con unas cualidades únicas, al llevar miles de años completamente aislada del exterior.

Se presenta en envase de 1,45 kg y grano grueso ―aunque también hay disponible una versión con grano más fino―. Estas sales de baño son ricas en minerales y en oligoelementos esenciales, que favorecen una buena salud y una sensación de bienestar tras el baño. Esta sal también es apta para su consumo y no contiene aroma ni aditivos de ningún tipo.

Puesto nº4: Nortembio Pack de 3 sales de Epsom

Hemos hecho una pequeña trampa, porque aquí no solo te recomendamos una, sino tres sales de baño. El pack de sales de Epsom de Nortembio incluye tres frascos con distintos aromas y propiedades: vainilla y canela, rosas y fresa y limón y coco. Las tres variedades están hidratadas con vitaminas C y E, de modo que tienen además propiedades antioxidantes.

La combinación del limón y el coco estimula los sentidos y combate el estrés, la mezcla de rosas y fresas palia el agotamiento tanto físico como emocional, y la vainilla con la canela favorecen un estado de total relajación. Pueden emplearse en baños de inmersión, sesiones de aromaterapia, tratamientos de belleza o como relajante para los pies.

Puesto nº5: Aromatika Sales de baño con lavanda

Las sales de baño con aceite esencial de lavanda de Aromatika son excelentes para ayudarte a dormir mejor, aliviar el estrés y relajarte tras una larga jornada de trabajo. Hemos seleccionado la opción con aceite de lavanda, pero en la misma gama hay otras opciones: eucalipto, rosa, hierba limón, ylang-ylang, brisa marina, sándalo y un largo etcétera.

El aroma proviene de aceites esenciales y no de perfumes sintéticos, con lo que es perfecta para personas de piel sensible o con alergias. Además, estas sales de baño tiñen ligeramente el agua, lo cual crea un clima aún más relajante si cabe para antes de ir a dormir. Además de aceite esencial de lavanda, también contienen iones de calcio, potasio y sodio.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las sales de baño

Las sales de baño son un producto muy habitual en casi cualquier cuarto de baño y a la vez son bastante desconocidas para el público. Como ya hemos mencionado, todavía hay muchas personas que creen que la sal de cocina y la sal de baño es el mismo producto, cuando no es así. Vamos a tratar de disipar varias de las dudas más habituales sobre este producto.

Una mujer disfrutando de un baño

Las sales ricas en minerales, en combinación con el agua caliente y otros aceites esenciales, contribuyen a aliviar los dolores musculares. (Fuente: Alena Ozerova: 53055876/ 123rf.com)

¿Qué son y para qué se usan las sales de baño?

Las sales de baño son sustancias inorgánicas solubles que se combinan con agua caliente ―normalmente en la bañera― para aprovechar sus efectos saludables y para relajarnos. A menudo se mezclan con otros componentes, como aceites esenciales, por ejemplo, para potenciar sus efectos o para sumar las propiedades de estos a las de la propia sal.

Aunque su nombre deriva de su parecido con la sal común, su composición química es distinta. Dependiendo de su procedencia, se dividen en dos tipos: marinas y de roca.

foco

La sal marina se crea al evaporarse el agua del mar por la incidencia del sol, mientras que la sal de roca se encuentra en yacimientos subterráneos.

¿Por qué deberías usarlas?

Las sales de baño de calidad contienen varios de los elementos que necesita el cuerpo, como pueden ser el magnesio, el socio, el hierro o el calcio. Las sales ricas en minerales, en combinación con el agua caliente y otros aceites esenciales, contribuyen a aliviar los dolores musculares y articulares relacionados con sobresfuerzos o incluso con la artritis.

El sodio se combina con el agua para preservar la hidratación de la capa externa de la piel y puede servir para tratar distintas afecciones cutáneas, como los eccemas o la psoriasis. Además, las propiedades aromáticas que tienen muchas sales de baño contribuyen a la relajación mental y pueden ser muy útiles para personas con insomnio.

Tipo de sal de baño Propiedades
Relajantes La combinación de los minerales, del agua caliente y de los aceites esenciales presentes en muchas sales de baño, proporciona una sensación de relajación y alivia el estrés.
Hidratantes El magnesio presente en las sales de baño tiene propiedades humectantes.
Buenas para la circulación El agua caliente abre los poros y favorece que penetren en la piel minerales como el zinc, el potasio y el calcio.
Desintoxicantes Los poros se abren y los minerales presentes en las sales de baño limpian tu piel de toxinas.
Alivian dolores Ciertos tipos de sales de baño alivian los dolores relacionados con la artritis.
Antimicrobianas La presencia de sodio y otros minerales en este producto actúa como un «conservante» natural en tu piel.

¿Cómo preparar una bañera o tina con sales de baño?

Preparar una bañera para darte un baño con sales o una tina para remojar los pies es un procedimiento bastante sencillo. Para empezar, en el caso de la bañera, tendrás que poner el tapón. Después, vierte las sales de baño. Lo mejor es que las pongas debajo de donde cae el chorro del agua para que se disuelvan mejor y suelen sus aroma, en caso de que sean perfumadas.

La cantidad de sales que debes usar depende un poco de tus gustos y del tipo de baño que vayas a realizar, pero unos 100 g es una cantidad media. La temperatura del agua tiene que ser la máxima que puedas soportar de forma confortable. Una vez que la bañera o la tina estén llenas, cierra el grifo o deja de verter agua, sumérgete y disfruta.

Varias sales de baño de diferentes tipos

La cantidad de sales que debes usar depende un poco de tus gustos y del tipo de baño que vayas a realizar. (Fuente: Alena Ozerova: 54740953/ 123rf.com)

¿Pueden las sales de baño tener algún otro uso?

De hecho, pueden tener muchos otros usos. Puede que si crees que las sales de baño «solo» sirven para echarlas en la bañera, te parezca un producto un poco inútil ―aunque solo sirviesen para eso, no serían inútiles en absoluto―, pero debes saber que tienen muchos usos distintos y todos ellos son beneficiosos tanto para tu salud como para tu aspecto.

  • Puedes usarlas como mascarilla para el rostro si las mezclas con una pequeña proporción de agua para crear una pasta.
  • Mezcladas a partes iguales con agua o con un aceite portador, como el de oliva, el de coco o el de almendras, pueden servir de exfoliante corporal.
  • Si disuelves sales de baño en agua caliente y después dejas enfriar la mezcla, habrás conseguido un tónico facial natural y antibacteriano, perfecto para pieles con acné.
  • Puedes incluso usarlas para mejorar tu higiene bucal si las mezclas con bicarbonato de sodio. Esta fórmula tiene un efecto blanqueador en los dientes y desinfectante.
  • También sirven como tratamiento de uñas y cutículas. No tienes más que disolverlas en un recipiente con agua caliente y sumergir las manos durante unos minutos.

¿Qué tipos de sales de baño existen?

Además de sales marinas y sales de roca, existen tres subtipos de sales de baño: las sales de Epsom, que proceden de la región de Reino Unido con este mismo nombre; las sales del Mar Negro, que vienen, en efecto, del Mar Negro, y las sales del Himalaya, que se extraen de zonas cercanas a la cordillera del Himalaya. Hay más tipos, pero estas son las más utilizadas.

Tipo de sal de baño Propiedades
Sales de Epsom Son incoloras, ricas en magnesio, alivia dolores musculares y articulares. Eliminan toxinas del cuerpo y exfolian la piel.
Sales del Mar Muerto Son incoloras, ricas en potasio y en calcio, previenen la retención de líquidos y mejoran la circulación. Ayudan a la oseoartritis y a la artritis psoriásica.
Sales del Himalaya Son de color rosa por su alto contenido en hierro. Mejoran la circulación sanguínea y reducen la inflamación de músculos.

¿Qué tipo de sal de baño debería usar?

Como ves, cada tipo de sal de baño tiene unas propiedades distintas ―aunque también hay varias que tienen en común―. Por eso, dependiendo de tus necesidades y de tus rutinas, deberás optar por un tipo u otro. En cualquier caso, te recomendamos que siempre elijas productos lo más naturales posible y sin ingredientes sintéticos como perfumes.

Las personas que deseen aliviar dolores musculares y articulares, deberían optar por las sales de Epsom. Las sales del Mar Muerto son especialmente recomendables para problemas cutáneos y para mejorar la textura de la piel, aunque esta esté sana. Las sales del Himalaya, por su parte, son las más recomendables para un baño relajante antes de ir a dormir.

¿Qué efecto tienen los distintos aromas de las sales de baño ?

No todas las sales de baño están aromatizadas, pero es muy habitual que sí que lo estén y que se usen en aromaterapia. Cada olor tiene un efecto en nuestro estado anímico, así que es recomendable que elijas en función de las sensaciones que quieras experimentar. Nuestro consejo es que optes por sales cuyos aromas procedan de ingredientes naturales.

Aroma Indicaciones
Lavanda o menta El olor a lavanda o a menta son recomendables para aliviar el estrés o conciliar el sueño.
Cítricos Los cítricos tienen la capacidad de energizarte, así que son especialmente recomendables para un chapuzón matutino.
Eucalipto El eucalipto funciona especialmente bien para aliviar la congestión, así que es estupendo cuando tienes un resfriado o sufres de alergia.
Hierba limón Las sales de baño con olor a hierba limón son las indicadas en caso de que sufras dolores de cabeza o tengas jet lag.

¿Cómo puedo usar las sales de baño si no tengo bañera en casa?

Cada vez es más común no tener una bañera en casa: vivimos en un mundo que gira a toda velocidad, no tenemos tiempo para nada y hay que reconocer que darse una ducha es mucho más rápido que tomar un baño. Pero no te preocupes, porque no es imprescindible tener una bañera para disfrutar de las propiedades de las sales de baño.

Puedes usarlas en la ducha a modo de exfoliante corporal si las mezclas con aceites portadores creando una pasta espesa. Con el vapor del agua caliente, las sales se disolverán y podrás disfrutar de sus propiedades y de sus vapores aromatizados. Por supuesto, también puedes remojar las manos o los pies para relajarlos después de una larga jornada.

Varias tipos de jabón y sales de baño

Si buscas unas sales de baño aromatizadas, debes buscar aquellas que tengan aceites esenciales. (Fuente: Diana Vyshniakova: 24825228/ 123rf.com)

¿Las sales de baño tienen alguna contraindicación?

Las sales de baño en sí mismas no tienen ninguna contraindicación. Lo que sí que puede ser perjudicial, especialmente si tienes la piel sensible o si tienes problemas de circulación, son los baños de inmersión demasiado frecuentes o demasiado prolongados, dado que pueden deshidratar la piel o hacer que termines sintiendo pesadez en las articulaciones.

No deberías bañarte con agua muy caliente ―con o sin sales de baño― más de una vez por semana, ¡además, hay que ahorrar agua! Y tampoco es recomendable que pases más de media hora sumergida en la bañera. Cuando salgas del baño, aplícate tu crema o aceite hidratante habituales y así reducirás el riesgo de sequedad en la piel.

Criterios de compra

Tomar un baño con sales de baño es una experiencia muy relajante que puede aliviar los dolores musculares y dejarte una sensación estupenda en la piel. Claro, que hay tantas opciones disponibles que decidirse por una no es tarea sencilla. Hay ciertos criterios que debes tener en cuenta cuando te decidas a adquirir unas sales de baño:

  • Composición
  • Aroma
  • Color
  • Tamaño de los cristales
  • Procedencia

Composición

Desde luego, el factor más importante a considerar cuando te decidas a comprar unas sales de baño es su composición. Te recomendamos que optes por productos con ingredientes totalmente naturales, dado que son menos peligrosos para tu piel y tienen menor potencial de desencadenar o de empeorar alergias. Además, suelen ser más efectivos.

En caso de que estés buscando unas sales de baño aromatizadas, nuestro consejo es que busques aquellas que tengan aceites esenciales entre sus ingredientes. En caso de que te llame la atención por su composición una sal de baño sin olor, recuerda que puedes añadirle tú el aroma que quieras si mezclas el producto con varias gotas de tus aceites esenciales preferidos.

Aroma

Ya hemos comentado brevemente que los distintos aromas que pueden tener las sales de baño tienen propiedades que varían entre sí. Hoy en día tienes la posibilidad de elegir entre una gama de perfumes muy amplia: herbales, florales o frutales son los más habituales. No tienes por qué dejarte llevar por un buen olor, sino que además puedes disfrutar de sus efectos.

Una buena opción si te gusta variar las sensaciones de tus baños es que adquieras unas sales de baño inodoras y las combines con distintos aceites esenciales. No dejes de consultar sus propiedades y combínalos para potenciar sus efectos anímicos, curativos y medicinales.

foco

Huye de perfumes sintéticos, dado que pueden favorecer la aparición de alergias en la piel.

Color

La sal de baño puede presentarse en distintos colores. Por un lado, el color puede depender de su composición química ―ya hemos mencionado anteriormente que la sal del Himalaya tiene un color rosado por su alto contenido en hierro―, pero, por otro lado, los colores también se pueden añadir por medio de colorantes naturales o sintéticos.

Las sales coloreadas tintan el agua del baño, lo cual puede potenciar los efectos de estas y además resulta estético. Te recomendamos que optes por sales que hayan sido coloreadas con ingredientes naturales, como hierbas o flores.

En caso de que quieras añadirles color a tus sales blanquecinas, puedes añadirles unas gotas de colorante alimenticio.

Tamaño de los cristales

Aunque normalmente cuando pensamos en sales de baño nos viene a la mente una sal de grano más bien grueso, esto no tiene por qué ser siempre así. Hoy en día encontramos en el mercado sales de baño con cristales pequeños, medianos, grandes o muy grandes. Dependiendo de para qué queramos usarlas nos vendrá mejor un tamaño u otro.

Por ejemplo, si queremos usar la sal de baño como exfoliante corporal mezclándola con un aceite, será mejor que elijamos una sal con cristales pequeños. Para un baño de inmersión en una bañera, están bien los cristales de tamaño grande. En cambio, para remojar los pies y las manos en una tina, será mejor que optemos por cristales medios para que se disuelvan mejor.

Procedencia

Ya hemos hablado de las procedencias más habituales de las sales de baño: de Epsom, del Mar Muerto y del Himalaya. Como sabes, cada una de ellas tiene una composición distinta, un índice de pureza que varía ―la del Himalaya, que es una sal de roca formada a muy alta presión, es la más pura― y propiedades diferentes, por tanto.

Cuando vayas a comprar unas sales de baño, asegúrate de que realmente proceda de donde dice proceder. Los fabricantes a veces manipulan sus etiquetas para hacernos creer que estamos comprando, por ejemplo, una sal de Epsom, cuando realmente es una sal común con propiedades similares de las de las sales de Epsom. Siempre debes leer las etiquetas con atención.

Resumen

Los seres humanos llevan mucho tiempo conociendo los efectos saludables de las sales de baño. Son un producto que está presente en prácticamente todos los cuartos de baño, pero debes saber que no todas son iguales. Las propiedades varían en función de su procedencia, de su composición química o de los aceites esenciales que se añaden a las fórmulas.

Esperamos haberte ayudado con esta guía de compra a entender un poco mejor el extenso mundo de las sales de baño. Como has podido leer, las posibilidades a la hora de adquirir un frasco de sales de baño son innumerables y es importante saber qué tipo de sal buscamos y qué efectos esperamos conseguir.

Y tú, ¿has probado ya este producto milenario? ¡Cuéntanos cuál es tu sal de baño preferida en los comentarios! Te animamos a que compartas nuestra guía en tus redes sociales si te ha gustado.

(Fuente de la imagen destacada: Alena Ozerova: 54740907/ 123rf.com)

 

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
52 Voto(s), Promedio: 4,92 de 5
Cargando…