Última actualización: 23 julio, 2020

Nuestro método

11Productos analizados

21Horas invertidas

7Artículos evaluados

67Opiniones de usuarios

Hay veces que la vida nos sorprende y no envía a un hijo, sino a dos. Entonces, es el momento de pensar en preparar el ajuar del bebé multiplicado por dos. Uno de los artículos indispensables son las sillas gemelares, que hacen la misma función que las tradicionales, pero están pensadas para acoger no a uno, sino a dos bebés.

Está claro que sus dimensiones serán un poco más grandes que una silla de paseo convencional, pero esto no significa que sean necesariamente un armatoste. En este artículo, vamos a profundizar en el universo de las sillas gemelares. Te hablaremos de sus características y te daremos tips para que su elección sea la acertada.

Lo más importante

  • Una silla gemelar no es sinónimo de más pesada o menos manejable que una tradicional. Hay muchos modelos ligeros y estrechos.
  • La facilidad de plegado de la silla gemelar es uno de los aspectos a tener en cuenta. Es aconsejable que puedas realizar esta acción con una sola mano.
  • Existen diversos tipos de sillas gemelares, cada uno con sus ventajas e inconvenientes: en línea, en paralelo o con asientos enfrentados, entre otros. Valora tus necesidades.

Las mejores sillas gemelares del mercado: nuestras favoritas

Tener gemelos puede dar vértigo en un principio, pero todo se normaliza al saber exactamente los artículos infantiles que vas a necesitar. El primero en el que tienes que pensar es en la silla gemelar, donde los hermanitos irán muy cómodos durante la hora del paseo. A continuación, te contamos cuáles son algunas de las mejores sillas gemelares.

La mejor silla gemelar de Chicco

De color negro, aunque también disponible en rojo y gris, esta silla gemelar permite que los niños estén sentados en paralelo. Destaca por ser ultraligera y muy compacta. Plegada, tiene unas dimensiones de 78 x 72 x 30 cm y el cinturón de seguridad es de 5 puntos.

Además, incluye todos los accesorios, como el impermeable integral, la barrera delantera o un amplio cestillo. Los usuarios la califican con 4,7 de 5 estrellas. ¡No te la pierdas!

La mejor silla gemelar evolutiva

Este cochecito gemelar es la solución para quienes busquen un modelo evolutivo capaz de encajar en los espacios más estrechos. Tiene una anchura de solo 75 cm. Dispone de respaldos, reposapiés y techos solares ajustables por separado.

Las ruedas delanteras son giratorias con sistema de bloqueo. Es apto para recién nacidos, simplemente echando mano del capazo Hauck 2 en 1 (no incluido). Ofrece un plegado y transporte sencillos, y la silla soporta hasta 30 kg de peso.

La mejor silla gemelar de alta gama

Los usuarios la califican de excelente y cuenta con más del 60 % de puntuaciones de 5 estrellas, ¡ahí es nada! Esta silla gemelar de Hauck no es apta para todos los bolsillos, pero no te arrepentirás tras su adquisición.

Cuenta con adaptadores DUETT 2, que permiten adaptarla para viajes. El chasis viene en aluminio ligero con ruedas giratorias y sistema antibloqueo. Es unisex, con arnés de 5 puntos y sus dimensiones son 115 x 66 x 105 cm.

La silla gemelar más segura

La seguridad es la cualidad fundamental de esta silla gemelar al estar homologada según la norma EN 1888. Mide 118 x 54 x 102 cm, dispone de dos asientos dotados de arnés de cinco puntos de anclaje. Cuenta con reposapiés ajustables, manillar extraíble, una cesta de compra y un práctico portabotellas.

Las ruedas delanteras de este cochecito son giratorias 360º. Lleva puntos reflectantes para que circular en la oscuridad también sea totalmente seguro para el bebé.

La silla gemelar más barata

Si tu presupuesto es ajustado, esta silla gemelar te vendrá de perlas porque cuenta con un precio muy económico. Es un cochecito gemelar resistente, con estructura de acero, y cuenta con un respaldo ajustable en 3 posiciones, además de una capota plegable y una cesta incluida por si vas de compras.

Sus dimensiones son 93 x 68 x 103 cm, las ruedas son giratorias y está fabricado en poliéster. Soporta un máximo de 30 kg y es funcional y práctica.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las sillas gemelares

Son muchos casos en los que las sillas gemelares resultan extremadamente útiles. Quizás las necesites porque vas a tener gemelos o mellizos, o quizás porque el bebé de la casa parece que va a tener un hermanito próximamente. Sea cual sea la situación, hay diversos aspectos que tienes que saber sobre las sillas gemelares. Te desvelamos algunos.

Padres con una silla gemelar

Las sillas gemelares son ideales para padres con mellizos o gemelos. (Fuente: Famveldman: 30779996/ 123rf.com)

¿Qué es un cochecito gemelar exactamente?

Por su diseño, los cochecitos o sillas gemelares permiten llevar a dos bebés al mismo tiempo. De ahí su nombre, pues son artículos especialmente indicados para los niños gemelos o mellizos. Se trata de la solución ideal cuando los peques son de la misma edad o apenas se llevan unos meses. La buena noticia es que la variedad de estos carritos está servida.

En el mercado, encontramos diferentes modelos para adaptarse a las necesidades de todas las familias. Existen sillitas en paralelo, en línea, con asientos uno encima de otro o enfrentados, entre otras opciones. Como es lógico, estas sillas son más largas que las dirigidas a un solo bebé, pero también hay modelos estrechos para quienes tengan problemas de espacio.

foco

¿Sabías que… los pediatras recomiendan que los bebés no vayan sentados hasta los 6 meses de edad?

¿A partir de qué edad pueden utilizarse las sillas gemelares?

Las sillas gemelares, por lo general, son aptas para bebés a partir de los 6 meses. Al contar la mayoría de ellas con asientos acolchados y reclinables (hasta ponerse 100% en horizontal en algunos casos), son artilugios en los que los bebés irán muy cómodos durante el paseo. En cuanto a la carga soportada, dependerá del modelo, pero pueden resistir hasta 30 kg.

En ocasiones, las sillas gemelares pueden ser apropiadas para recién nacidos. Eso sí, será preciso acoplar un capazo en ellas para que el bebé se encuentre en óptimas condiciones. Si te interesa esta opción, asegúrate de que el modelo escogido admite esta posibilidad. Este tipo de sillas suelen ser adecuadas para niños de hasta 3 o 4 años de edad.

Mellizos bebés

Los materiales de fabricación y revestimiento de las sillas gemelares deben reunir ciertos requisitos. (Fuente: Melnyk : 41024410/ 123rf.com)

¿Existe alguna regulación para las sillas gemelares?

Una de las primeras condiciones que debe reunir una silla gemelar es incluir el marcado CE. Este indica que el producto en cuestión cumple con los requisitos legales y técnicos en materia de seguridad de la Comunidad Europea. En un plano más específico, examina que cumpla con la normativa UNE-EN 1272:2018, relativa a los artículos de puericultura.

Esta norma contempla los requisitos de seguridad de los transportes de ruedas para niños de hasta 15 kg. De acuerdo con ella, para que una silla gemelar sea considerada segura debe incluir un cinturón de cinco puntos de anclaje. Es de carácter obligatorio que al menos dos ruedas incorporen frenos. Por último, comprueba que el niño no toque el suelo con sus pies.

Mujer con hijos de paseo

Las sillas gemelares son ideales para personas con hijos de edades similares. (Fuente: Famveldman: 30780010/ 123rf.com)

¿Cómo se pliegan las sillas gemelares?

Una de las dudas más frecuentes en el ámbito de las sillas gemelares es acerca de su plegado. Se trata de una acción que habrá que realizar más a menudo de lo que piensas, por lo que es conveniente que sea un proceso sencillo. El plegado dependerá del modelo, pero la mayoría de los modelos no precisan de nada más que una mano.

Uno de los plegados más comunes es el tipo paraguas. En este caso, las sillitas suelen disponer de un botón o un pedal que, accionándolo, hace que se plieguen apenas sin esfuerzo. Otros modelos se pliegan tipo libro. Para ello, será suficiente con presionar un pedal estratégicamente situado para que se plieguen en perfecta simetría.

Criterios de compra

En aras de seleccionar la mejor silla gemelar, tendrás que tener en cuenta diversas consideraciones. Recuerda que son artículos que serán indispensables en los primeros años de vida de los peques, de ahí que tengas que escogerlos con sabiduría. He aquí los cinco criterios de compra para identificar el modelo acertado.

Tipologías

Podemos identificar cuatro tipos de sillas gemelares. Los modelos en línea (también llamados tándem) son aquellos en los que un asiento está delante del otro. La ventaja de este modelo es que pueden ser tan estrechos, y por tanto caber bien por las puertas o el ascensor, como las sillas de un solo niño. Como inconveniente, su longitud es mayor.

Las sillas en paralelo representan otra tipología común. En estas, los niños están sentados uno al lado del otro. Los peques tienen el mismo campo de visión, pero, como contra, son modelos más difíciles de maniobrar. Otra posibilidad de silla es aquella en la que un asiento está ligeramente por encima del otro.

Por lo general, este modelo goza de un capazo en la parte superior (indicada para un bebé) y una sillita en la inferior (para el hermanito mayor). Por último, cabe hacer referencia a aquellas sillas gemelares cuyos asientos están enfrentados. Esto significa que los peques irán mirándose las caras durante el paseo.

Producto Tipos de sillas gemelares Ventajas Inconvenientes
En línea Fácil manejo y más estrechas Más largas y suelen ser más pesadas
En paralelo Asientos reclinables y mayor campo de visión Mucho más anchas
Asientos enfrentados Favorece la interacción Uno de los niños viaja de espaldas
Un asiento sobre otro Ideales para niños de edades cercanas y con asientos 100% reclinables Poca visibilidad del asiento inferior

Tamaño

Tener en cuenta las medidas de la silla es fundamental. Aunque suene evidente, es indispensable asegurarse de que el carrito cabrá por la puerta del hogar o por el ascensor del edificio. Esto es especialmente importante en el caso de que selecciones una silla gemelar en paralelo. No en vano, este modelo podría llegar a ser más ancho que tu propia puerta.

Si tienes coche, no te olvides de medir el maletero, pues es más que probable que tengas que transportar la silla en él en alguna ocasión. Incluso sería interesante que midieses el espacio donde vas a almacenarla cuando no la estés usando.

Peso

Es vital tener en cuenta el peso de la silla gemelar, sobre todo valorando la fortaleza de la persona que va a manejarla de manera habitual. Al peso de este artículo habrá que añadir el de los peques. No olvides que uno de estos cochecitos podría soportar hasta 30 kg de carga (15 kg por cada niño), a lo que habría que sumar el peso de la silla vacía.

De ahí que haya que apostar por la ligereza, de modo que el paseo no se torne en un enorme esfuerzo por parte de la madre o el padre. El peso es una característica que se sentirá no solo al empujar la sillita, sino también a la hora de transportarla de un sitio a otro. Cuanto más liviana y más fácil sea el plegado, mucho mejor.

Materiales de fabricación

Los materiales de fabricación y revestimiento de las sillas gemelares deben reunir ciertos requisitos. En cuanto al área de los asientos, es esencial apostar por materiales de calidad que no irriten la piel de los peques, que sean impermeables y transpirables. Asimismo, busca siempre materiales desenfundables y, por tanto, lavables.

Por supuesto, la sillita deberá ser cómoda para el niño. Esto significa que es recomendable apostar por asientos acolchados, de manera que el paseo del peque sea lo más confortable posible. El poliéster es, en esta línea, uno de los tejidos más comunes.

foco

Para la estructura, escoge materiales resistentes y ligeros como el aluminio.

Manejabilidad

Por último, una silla general debe ser manejable. En este asunto intervienen elementos como las ruedas o el manillar. Unas ruedas de gran tamaño, giratorias 360º y deportivas permitirán que cualquier terreno sea como un camino de rosas. Quizás tienen el inconveniente de que, para el peso total del carrito, todo suma.

En cuanto al manillar, hay quien prefiere uno de tipo corrido (de una sola pieza) o tipo partido (de dos). En cualquier caso, es fundamental que este sea regulable en altura, lo que hará que la silla gane un punto extra en manejabilidad. Recuerda que los problemas de espalda por no tener una silla de paseo en condiciones son muy frecuentes entre los padres.

Resumen

Las sillas gemelares han nacido para que transportar a dos peques resulte mucho más sencillo. De ahí que lo ideal sea decantarse por un modelo que, por ende, facilite las cosas y no que las dificulte. Tendrás que valorar bien si su manejo resulta cómodo, si es pesado o liviano o si sus funcionalidades extra son realmente útiles.

Como sabrás, son artículos que, en la mayoría de los casos, acompañarán al peque en su crecimiento durante los primeros años. Por este motivo, es imprescindible que dediques un poco de tiempo a su elección. De tu decisión dependerá no solo el confort de los pequeños hermanos, sino también el tuyo durante el paseo.

¿Te ha gustado este artículo? Te animamos a dejarnos un comentario y a compartirlo en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Famveldman: 30779464/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Me licencié en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y trabajo de redactora freelance desde el año 2012. En este tiempo, he intentado combinar mis dos pasiones: escribir y viajar. Clientes como Kaufberater te lo hacen todo mucho más fácil. Detrás hay un equipo de profesionales que se esfuerzan en que siempre mejores y, por supuesto, cuando eso ocurre, te lo saben reconocer.